Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Terrorismo de Estado Durante El Gobierno Uribe

Terrorismo de Estado Durante El Gobierno Uribe

Ratings: (0)|Views: 9|Likes:
Published by Ivan Noriega

More info:

Published by: Ivan Noriega on Mar 08, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/24/2015

pdf

text

original

 
Página
1
 de
37
 
EL TERRORISMO DE ESTADO DURANTE EL GOBIERNO DE ALVARO URIBE VELEZ
(1)
 
(2002-2010)
 ALEJANDRO URIBE BEDOYA
 El autor es un escritor e historiador que fue expulsado de varias instituciones de Colombia por sus conocimientos sobre el fascismo. Fue expulsado de la FLACSO sede México por profesores franquistas españoles y argentinos que le impidieron graduarse como maestro en Ciencias Sociales; fue vetado en la
Universidad Tecnológica de Pereira y expulsado de varios colegios entre ellos el Colegio “Manuel Elkin  Patarroyo” de donde lo licenciaron
 por crear un cine-club antifascista, del Colegio Aquilino Bedoya por defender las comunidades indígenas y del Colegio Agustín Nieto Caballero por crear un sindicato de educadores por contrato. Ha sido adoptado como refugiado político por el Estado de Ginebra,Suiza, y allí continúa sus estudios sobre la sociedad colombiana.
 La figura del ex-Presidente Álvaro Uribe Vélez puede ser asociada a la de los dirigentes más recalcitrantes de las extremas derechas. No obstante a los escándalos que rodean a todos los altos burócratas de su gobierno (que yo llamo "
 
Uribegate", por su  parecido al escándalo del Watergate del presidente Nixon en 1974 en Estados Unidos) vinculados con sicarios paramilitares, él mismo se proclama como
de centro
 y para ahuyentar las huellas de los encarcelamientos de sus auxiliares ha creado en el 2013 un nuevo partido político que ha denominado « Puro Centro Democrático ». El ex-presidente ha sido un declarado anticomunista, no solo por doctrina, sino por el hecho mismo que su padre, un importante multimillonario, fue secuestrado y asesinado  por las FARC, situación sentimental que reforzó en su súper-yo la idea de luchar hasta el fin por vengar la muerte de su padre con dineros públicos oficiales, es decir, con la idea de imponer un proyecto de guerra total de exterminio de la guerrilla y otorgarle toda la libertad a las fuerzas armadas para desarrollar la guerra sin control que terminó no solo en una estrecha relación de los Generales colombianos con los grupos de exterminación privada, sino en el escandalo ya mencionado de los
 falsos positivos
. Su mandato concordó con el gobierno del ex-presidente George Bush, un fanático de la guerra que le otorgó mucha importancia a la idea de perseguir y exterminar los insurgentes, sin abrir ninguna  posibilidad a una solución política, como se ha hecho en varios países del mundo, lo que conllevó a la donación de armamento pesado, especialmente aviones hechos con tecnología de punta, el envío de asesores militares y el aumento considerable de los fondos en dólares  para financiar lo que la administración de Uribe Vélez denominó el « Plan Colombia » y que tuvo como trasfondo la vinculación de los guerrilleros a los cultivos del narcotráfico y  por ende la destrucción masiva de cultivos de plantas de coca y amapola como estrategia  para destruir los recursos económicos de la guerrilla, lo que generó no solo una tragedia ambiental, sino también el aumento del número de desplazados y expropiados ya que los  paramilitares aprovecharon el hecho para incursionar en el campo y robarse las tierras de los labriegos.
1
 Ver los anexos
“  
 Algunos casos de masacres
” 
 (pág. 18) e
Integrantes de la Alianza Uribista involucrados en  parapolítica y otros delitos
” 
 
(Pág. 19).
 
Página
2
 de
37
 
1.
 
LA OBSESION POR LA GUERRA: EL GASTO MILITAR
Para tener una idea del culto a la guerra que rindió el ex-presidente Uribe durante su mandato, tengamos en cuenta que Colombia se transformó con él en el segundo país latinoamericano que más invierte recursos estatales en compra de armamentos. Según los informes del representante colombiano a la reunión de Unasur en mayo del 2012 en Ecuador, Colombia gastó en defensa entre 2006 y 2010, segundo periodo de mandato de Uribe, alrededor de 21.439 millones de dólares. La cantidad de dinero gastada en la guerra durante sus ocho años de gobierno fue exorbitante como lo muestra el siguiente cuadro:
CUADRO 1. GASTOS EN DEFENSA Y SEGURIDAD
Miles de millones de pesos
2002
 
% PIB
 
2010
% PIB 
 
Ministerio de Defensa
6016
 
2,94
 
12.077
 
2,60
 
Policía Nacional
2867
 
1,40
 
7.770
 
1,67
 
Ministerio del Interior y de Justicia
 
481
 
0,24
 
969
 
0,21
 
DAS
47
 
0,02
 
116
 
0,02
 
Fiscalía
211
 
0,1
 
431
 
0,09
 
Defensoría del Pueblo
 
14
 
0,01
 
70
 
0,02
 
Procuraduría General de la Nación
 
52
 
0,03
 
102
 
0,02
 
Otros sectores del nivel central
 
14
 
0,01
 
130
 
0,03
 
Departamentos
8
 
0,00
 
15
 
0,00
 
Municipios
24
 
0,01
 
35
 
0,01
 
Plan Colombia
1016
 
0,50
 
1.100
 
0,24
 
Otros gobiernos extranjeros
 
253
 
0,12
 
250
 
0,05
 
Total
11.003
 
5,38
 
23.065
 
4,97
 
Porcentaje del Presupuesto
 
15,33
 
15,11
 
Fuente: Cálculos con base en información del Ministerio de Hacienda y Crédito Público Tomado de: OTERO PRADA, Diego. Conflictos, drogas y Paz. http://www.cronicon.net/paginas/edicanter/ediciones47/nota10.htm 
Como puede apreciarse, en doce años el gasto militar se duplicó en todos los sectores como parte de su política de « Seguridad Democrática », una copia del Estatuto de Seguridad del ex-presidente Turbay Ayala con la que se buscó esencialmente la derrota de las FARC y el combate de la delincuencia, inmiscuyendo a los miembros de la sociedad civil como informantes y soldados ; una red de un millón de informantes y en sus inicios  bandas paramilitares que él denominó « Convivir » y que fueron esenciales en el fortalecimiento de las AUC.
 
Página
3
 de
37
 
1, LA CRITICA DE LA PAZ
Incondicional aliado americano, Álvaro Uribe Vélez aprovechó la herida dejada por los atentados del 11 de septiembre del 2001 para lanzarse a la Presidencia para las elecciones del 2002, obteniendo el triunfo, con los votos de los paramilitares y sus políticos y también mediante una crítica frontal y radical de la política de dialogo abierta por el  presidente Pastrana en 1999, llamada los « Diálogos del Caguán », que entró en crisis en enero del 2002, luego de una campaña de desprestigio dirigida por el propio Uribe a través de los medios de comunicación cuando era candidato y que contó con el apoyo de los sectores franquistas criollos más radicales. La promesa de una guerra frontal a la guerrilla se apoyó en esencia en las posibilidades de apoyo total que abrió George Bush después de los atentados del 11 de septiembre y que inicio una etapa de « lucha internacional contra el terrorismo » en la que se impuso la idea de exterminar y perseguir a todos los enemigos de América fueran o no musulmanes radicales y con ello de considerar la persecución contra la guerrilla de Colombia como parte de esa estrategia. El discurso uribista se fundamentó en esencia en la instrumentalización del nacionalismo y en la firme idea de revivir la guerra fría de épocas pasadas con la intención de luchar contra el comunismo y ganar la guerra interna, motivado por la experiencia de Alberto Fujimori, el presidente peruano que logró exterminar el movimiento guerrillero « Sendero luminoso ». Fue en esencia un retorno a las viejas maneras de los antiguos  partidarios del franquismo colombiano de enfrentar los movimientos armados de oposición  política. La estrategia consistió en esencia en atacar frontalmente los guerrilleros buscando su exterminación, en establecer un diálogo de paz con los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia, para recuperar la credibilidad del Estado perdida por las denuncias de vínculos estrechos entre funcionarios estatales, políticos y paramilitares con la Casa Castaño y en desarrollar y profundizar el « Plan Colombia », con la intención de aislar los guerrilleros de la comunidad y rescatar los bastiones de la sociedad civil inconformes con el Estado. Amigo personal de la comunidad franquista española entre ellos del actual  presidente Mariano Rajoy (un radical opositor de la
 Ley de Memoria Histórica Española
 que obligó a desenterrar los desaparecidos por el franquismo en el pasado), Uribe Vélez implementó un método de gobierno parecido al del ex-presidente Julio Cesar Turbay Ayala que incluyó una vigilancia estricta, al estilo del espionaje fascista, contra sus críticos y opositores llamada popularmente « chuzadas » en la que utilizó sus servicios secretos, especialmente el DAS (Departamento Administrativo de Seguridad) para perseguir y acosar a quienes se atreviesen a contradecirlo. El abrazo de un lenguaje cristiano que evocaba la idea de la defensa de la cristiandad en su cruzada contra el comunismo, es el otro elemento que le dio legitimidad para conquistar en dos ocasiones la voluntad del electorado colombiano de ascendencia católica que se excita fácilmente cuando aparece un mesías que les promete exterminar los enemigos de « la libertad y el orden », consignas  propias de la comunidad católica fascista. El ex-presidente Uribe logró gobernar por dos  periodos consecutivos manipulando el nacionalismo y la religión y provocando una verdadera tragedia interna en relación a los derechos humanos y ocho años de nerviosismo con sus vecinos limítrofes a los cuales se enfrentó porque eran de izquierda y con los cuales

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->