Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Unamuno y Nicodemo

Unamuno y Nicodemo

Ratings: (0)|Views: 61|Likes:
Semblanza de Miguel de Unamuno a través de dos de sus textos: Nicodemo el fariseo y Cómo se hace una novela.
Semblanza de Miguel de Unamuno a través de dos de sus textos: Nicodemo el fariseo y Cómo se hace una novela.

More info:

Published by: gustavo mejia fonnegra on Mar 15, 2014
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/15/2014

pdf

text

original

 
 U.P.B. ESCUELA DE TEOLOGÍA, FILOSOFÍA Y HUMANIDADES Doctorado en Filosofía Trabajo Final: Antropología Filosófica. Unamuno y Nicodemo Profesor: Dr. Luis Fernando Fernández Presentado por: Gustavo Mejía Fonnegra Junio 16 de 2010 Medellín, Colombia.
 
 * "... No te maravilles que te diga: Tenéis que nacer otra vez. EI viento sopla de donde quiere y oyes su sonido, mas ni sabes de donde viene ni a dónde lleva. Así es todo aquel nacido del espíritu". *Evangelio según San Juan: Juan 3,
§ 7, 8.
 
 
Miguel de Unamuno en el ensayo
Nicodemo el fariseo
, fruto de una conferencia dada en Madrid en 1899, narra "...la historia de Nicodemo, el discípulo vergonzante, que va de noche y a hurto a ver a Jesús y cuando éste muere le entierra, como quieren enterrarle tantos intelectuales enamorados de su soberana belleza, enterrarle en análisis y estudios y convertirle en tema artístico y literario". (pag.19) Paradójicamente, en el ensayo Unamuno, basándose en el Evangelio de Juan, se apropia de las palabras de Jesús y amplía hasta el extremo los reproches a Nicodemo, haciendo gala de una erudición que siempre lo caracterizó. No es difícil ver acá la ambivalencia misma del espíritu de Unamuno, que en su médula siempre exhibió el conflicto entre fe y razón, y en su vida misma tomó las figuras del profesor y el poeta, el filósofo y el místico, el intelectual y el hombre sencillo. El enigma del destino humano es un motivo presente en toda la reflexión de Unamuno, marcado por el signo de la muerte, pues rebasa los límites mismos de nuestra existencia: "No hay en realidad más que un gran problema, y es éste: cuál es el fin del universo entero? Tal es el enigma de la esfinge; el que de un modo o de otro no le resuelve, es devorado". (pag.16) Este abismo fue la gran pasión de Unamuno, qué hay más allá de la puerta sin puerta, de las murallas de nuestra vida? ¿Y qué es la vida misma? El problema está de éste lado y al mismo tiempo del otro. De éste lado porque el trabajo del hombre en esta tierra es afirmación de la inmanencia, estética del panteísmo: "... siembro mi grano mirando siempre al porvenir, que es el único reino de libertad, y dejo a la tierra que lo fecunde, y al aire, al agua y al sol que lo fomenten". (pág.17) Espiritu de Ia
Poiesis
, expandiendo hasta las fronteras de la vida el trabajo de la creación literaria. "Porque no consiste tanto la fe, señores, en creer lo que no vimos cuanto en crear lo que no vemos. Solo la fe crea". (pag.16) Pero también es un problema que esta mas allá de nuestra existencia, del otro lado porque "el que siente en serio y tiene hambre de eternidad, éste va a la luz para que sus obras no aparezcan suyas, sino hechas en Dios, en quien vive y es". Pero, ¿Del otro? En ese sutil entramado de paradojas, Unamuno pareciera plantear una trascendencia al interior de la inmanencia: "...has de buscar la eternidad viva sustentando el movimiento actual en las entrañas mismas del presente, cual sustancia de éste, como raíz de la permanencia de Io fugitivo, en Dios, para quien ayer y mañana son siempre hoy". (Pag.22
23) En el poema
La unión con Dios
, el Yo hace el papel de velo de ésta realidad: Querría Dios, querer lo que no quiero; fundirme en ti, perdiendo mi persona, este terrible yo por el que muero y que mi mundo en derredor encona. Como decía Kierkegaard, citado por Michel Henry: "cuando el yo se hunde, a través de su propia

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->