Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
12Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Actitudes Hacia El Uso Del Espanol Sedano

Actitudes Hacia El Uso Del Espanol Sedano

Ratings: (0)|Views: 1,898 |Likes:
Published by silbon28

More info:

Categories:Business/Law, Finance
Published by: silbon28 on Oct 21, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/27/2013

pdf

text

original

 
ACTITUDES HACIA EL USO DEL ESPAÑOLMercedes Sedano (Publicado en
 Akademos
, vol. 2, nº 2, 2000, pp. 119-132)
http://150.185.88.116/Humanitas2/publicaciones/AKADEMOS/pdf/Vol2-N2/pag119.pdf 
RESUMENEl artículo se basa en algunos materiales publicados en Venezuela paraabordar tres posibles actitudes ante el uso del español por parte de loshispanoablantes: i) una actitud correctista, gida, apegada a lo que seconsidera el modelo propuesto por la Real Academia Española; ii) una actitud permisiva, adoptada por dos grupos muy diferentes entre sí: los“despreocupados”, que desconocen o niegan los mecanismos del idioma, y los“rebeldes”, que conocen y dominan dichos mecanismos, pero quereaccionan contra lo que consideran rigidez y purismo de los gramáticos; iii)una actitud equilibrada, que acepta las desviaciones comunicativamentefuncionales y socialmente aceptadas, y que rechaza aquellas que van en contrade la claridad del mensaje o de los usos socialmente aceptados.1. INTRODUCCIÓN
*
En el presente artículo me baso en algunos materiales publicados en Venezuela para reflexionar sobre las posibles actitudes ante el uso del español. Estasactitudes, por prototípicas, parecerían darse no solo en Venezuela sinotambn, aunque en distintas proporciones, en los otros países de hablahispana.En el habla hispana aunque sean semejanzas entre sí, presentan tambiénconsiderables divergencias. El uso de estas variedades está condicionado por tres factores fundamentales: la zona geográfica, el nivel socioeconómico de loshablantes, y el estilo empleado.Dentro de cada comunidad lingüística existe una variedad llamada
estándar 
,que es la empleada por los hablantes cultos en las situaciones formales osemiformales. Esta variedad, por su riqueza estructural y léxica, permiteinagotables combinaciones a través de las cuales pueden expresarse los máscomplejos y sutiles mensajes. Al mismo tiempo, se trata de una variedad quegoza de alto prestigio social dentro de la comunidad correspondiente.
*
 
Mi agradecimiento más sincero para los evaluadores de este artículo, que me ayudaron amejorarlo con sus atinadas observaciones. Está de más decir que los errores que aquí puedahaber son de mi entera responsabilidad.
 
Por encima de las distintas variedades nacionales o regionales, el modelo quenormalmente se considera destinado a regular la conducta lingüística de loshispanohablantes es el propuesto por la Real Academia Española (RAE).El modelo RAE, a pesar de lo problemático que puede resultar, suele ser elque, con pequeñas variantes, se imparte a los educandos. Basta revisar algunasobras utilizadas como guías del español en Venezuela –la situación no debeser muy diferentes en los otros países– para observar en qué medida lo que enellas se considera “correcto” o “incorrecto” se ajusta más a las normas de laRAE que a la manera de hablar típica del país.Conviene señalar que todas las variedades del español, e incluso los modelos propuestos por las gramáticas, evolucionan con el tiempo a causa denecesidades y presiones de muy diversa naturaleza. En tal sentido, secomportan como cualquier otro hábito social. Y, como ocurre con todos loshábitos sociales, cada cambio genera actitudes muy variadas. Entre todas lasactitudes posibles, es cil distinguir tres que podríamos considerar  prototípicas: i) una actitud represiva, correctista, que condena la variación y elcambio, cualquiera que estos sean; ii) una actitud permisiva a ultranza, que losacepta sin restricciones; y iii) una actitud equilibrada, valorativa, que rechazao acepta en función de sólidos argumentos. Analicemos en detalle estas tresactitudes.2. ACTITUD “CORRECTISTA”Esta actitud se basa en la creencia de que solo hay una variedad aceptable: laque sigue de cerca el modelo gramatical y léxico propuesto por la RAE.Adoptan esa actitud –es triste reconocerlo– algunos gramáticos y maestros, ytambién, ciertas personas que se consideran “muy leídas” pero que, en elfondo, parecen leer mucho y asimilar poco. Los correctistas se apoyan en elconocimiento –real o imaginario– del modelo RAE para despreciar los usosque divergen de dicho modelo. Al adoptar esa actitud, persiguen un dobleobjetivo: tener acceso a un nivel socio-cultural superior, y desvalorizar a las personas que emplean variedades de habla consideradas poco prestigiosas.
1
Locurioso es que, a pesar de todos sus esfuerzos, los correctistas no logran ser aceptados por nadie. Por un lado, usan un lenguaje tan abundante en formas
1
 
Como saben muy bien los psicólogos, la desvalorización de las cualidades ajenas es una formacomún, aunque muy mezquina, de enaltecimiento propio.
 
obsolescentes y en hipercorrecciones que las personas verdaderamente cultasno dudan en calificarlos de artificiales. Por otro lado, su lenguaje está tanalejado del que emplea el hablante común que este, o se burla de ellos o diceadmirarlos pero “de lejitos”, para usar una expresión muy venezolana. Encualquier caso, el resultado final es siempre el aislamiento social de estos“maestros del idioma”.Lo que podríamos considerar característico de los correctistas es suinseguridad social, su rigidez lingüística y su apego al modelo que ellosconsideran dotado de mayor prestigio. En el fondo, son personas que noreflexionan ni sobre las posibilidades expresivas ni comunicativas del idioma,ni sobre el valor funcional de las distintas variedades y de los frecuentescambios. Lo único que saben –muchas veces intuitivamente– es que la lenguatiene un valor social; por eso tratan de emplear –no siempre con éxito– elmodelo RAE, para ponerse a salvo de una evaluación social negativa.En contra de la actitud correctista se puede argumentar que la lengua cambia yse diversifica inevitablemente con el transcurrir del tiempo. Notemos, además, que la Real Academia es mucho menos purista y represivaque los que en ella se apoyan. En la primera página del
 Esbozo de una nueva gramática de la lengua española
, se lee la siguiente advertencia: “Por sucarácter, pues de simple proyecto, el presente Esbozo carece de toda calideznormativa”. Dado que el proyecto de gramática representado por el
 Esbozo
noha sido reemplazado aún por ninguna gramática de la Academia, debemossuponer que desde hace casi treinta años la RAE ha renunciado explícitamentea la imposición de modelos. Parecería entonces que nuestra máxima autoridaden lo que al español se refiere orienta, describe, da marcos de referencia, perono impone. Esa posición, más cercana a los usos reales que a los modelosliterarios del pasado, se hace evidente en la
Gramática descriptiva de lalengua española
, obra colectiva dirigida por Bosque y Demonte y que fue publicada en 1999. Dicha gramática, cuya función no es imponer normas sinodescribir en profundidad los usos del español actual, no es obra de la RAE. Sinembargo, el hecho de que se haya incluido en la colección “Lebrija y Bello”auspiciada por ese organismo da una idea de la “apertura” de la RAE, aperturaque seguramente se verá reflejada en la futura gramática de la Academia.2. ACTITUD PERMISIVA

Activity (12)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Ani Villarroel liked this
Ani Villarroel liked this
Ani Villarroel liked this
Etxea Berri liked this
Ingrid Santeliz liked this
Yuki Kurusugawa liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->