Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
105Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
REFORMAS BORBÓNICAS -- COLMEX -- Historia minima de méxico -- CAP 03

REFORMAS BORBÓNICAS -- COLMEX -- Historia minima de méxico -- CAP 03

Ratings: (0)|Views: 38,104|Likes:
Published by GRABADATA

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: GRABADATA on Oct 22, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

09/23/2013

pdf

text

original

 
L
AS REFORMAS BORBÓNICAS
L
UIS
J
ÁUREGUI
D
ESDE LOS PRIMEROS AÑOS DEL SIGLO XVIII
la corona españo-la emprendió cambios en la manera de administrar sus vastasposesiones americanas. En la primera mitad del siglo las refor-masfueronmásbientímidas,despuésseaplicaroninnovacionesde gran vigor que comúnmente se conocen como “reformasborbónicas”. Tímidas y audaces, todas respondieron al deseode la dinastía borbónica en España de retomar los hilos delpoder en América –particularmente en Nueva España, la pose-sión más rica– iniciando así un proceso de modernización queduraría prácticamente todo el siglo.La modernización borbónica tuvo sus bases en una forma depensamiento y sistema de valores que se conoce como
Ilustra-ción
. Las características principales del movimiento ilustradoson la confianza en la razón humana, el descrédito de las tradi-ciones, la oposición a la ignorancia, la defensa del conocimientocientífico y tecnológico como medio para transformar el mun-do, y la búsqueda, mediante la razón y no tanto la religión, deuna solución a los problemas sociales. En pocas palabras, laIlustración siguió un ideal reformista. Su aplicación fue unproceso de modernización adoptado en el siglo
XVIII
por prác-
 Plaza Mayor de la ciudad de México (detalle)
,
anónimo, óleo sobre tela, siglo
XVIII
.Museo Nacional de Historia, Conaculta-
INAH
.
 
L
AS REFORMAS BORBÓNICAS
199
ticamente todos los monarcas europeos, de ahí la forma de go-bierno conocida como “despotismo ilustrado”.Debido a que chocaba con una sociedad apegada a valorestradicionales, la Ilustración en España llegó por conducto dela aristocracia, funcionarios y eclesiásticos; uno de éstos fueBenito Jerónimo Feijoo, quien con una prosa amena y directacuestionó –siempre dentro de los límites de la fe católica– ideascomunes que consideraba erróneas. Los escritos del padre Fei-joo fueron muy populares, leídos y comentados por laicos yeclesiásticos. Por otro lado, el ejercicio del poder por parte dela dinastía de los borbones fue un claro ejemplo de despotis-mo ilustrado. Los ministros de Carlos III (1759-1788) y de suhijo Carlos IV (1788-1808) influyeron en el ánimo reformistade ambos monarcas; además, difundieron las ideas ilustradasmediante las llamadas Sociedades Económicas de Amigos delPaís y la naciente prensa periódica.En América las nuevas ideas se aplicaron dentro del moldede una forma de gobierno ilustrada con un monarca absolutocuya autoridad no se cuestionaba. Por este motivo en el trans-curso de los años se aplicaron cambios modernizadores sobrelas formas de gobierno virreinal; los más destacados ocurrieronentre 1760 y 1808 y se conocen como las “reformas borbóni-cas”. Éstas fueron una estrategia del gobierno imperial paralograr el desarrollo de los intereses materiales y el aumento dela riqueza de la monarquía mediante cambios importantes enaspectos fiscales, militares y comerciales, así como el fomento adiversas actividades productivas. En el ámbito de las reformastambién se diluyeron privilegios, se mejoró en algo la condicióndel indio y se extendió la cultura. En este último caso la coro-na tuvo mucho que ver, pues envió desde Europa a personajesilustrados para desarrollar las ciencias, las artes y la industria.Perotambiénlosamericanostuvieronqueverenlaadopcióndenuevas ideas, toda vez que, de manera disimulada, lograron ac-ceder a ideas ilustradas emancipadoras y hasta revolucionarias.
Carlos III 
, anónimo, óleo sobre tela, siglo
XVIII
. Museo Nacional de Historia,Conaculta-
INAH
.
 
miento del sistema defensivo, particularmente en el Caribe yel norte de Nueva España, así como con la centralización delpoder en manos de los funcionarios del rey. Estas dos tareas re-querían fuertes cantidades de recursos fiscales, para lo cualtambién se emprendió una reforma de fondo en la adminis-tración de la real hacienda novohispana.A diferencia de la mayoría de los virreyes de los siglos an-teriores, los que gobernaron Nueva España durante el reinadode Carlos III fueron hombres extraordinarios: ninguno era no-ble de nacimiento y todos llegaron a tan alta posición por méritopropio; más importante aún, a todos los impulsaba el afán derenovación del imperio en general y de Nueva España en par-ticular. Como si esto no fuera suficiente, la corona españolaordenó a mediados de la década de 1770 una inspección gene-ral de todas las cajas reales de Nueva España: la célebre visitade José de Gálvez (1765-1771). A partir de que este persona-je es nombrado ministro de Indias en 1776, en Nueva Españase empiezan a aplicar con fuerza las medidas correctivas quedurante su visita había detectado como necesarias. Es en esteperiodo que se emprende la formación de cuerpos de defensavirreinales y se establece la Comandancia General de las Pro-vincias Internas (1776). También en aquellos años se intentadisminuir el poder del virrey y comienza la reforma en la ad-ministración provincial con el establecimiento de los inten-dentes y subdelegados (1786).A pesar del ímpetu inicial que recibe este programa mo-dernizador, con la muerte de Gálvez en 1786 –y con la llegadaal trono de Carlos IV, quien debió enfrentar circunstancias in-ternacionalesmásadversasquesupadre–seobservauncambioenelreformismoborbónicoenelquedichoimpulsosevedistor-sionado respecto a su intención inicial. Por el lado económico,este cambio también se explica por el relativo freno que mues-tra el desempeño de la economía novohispana comparado conlas dos décadas anteriores, por el hecho de que la real hacienda,habiendo extraído en exceso recursos fiscales de la poblaciónnovohispana, comienza a recurrir, en mayor proporción que
201
L
AS REFORMAS BORBÓNICAS
Lamayorculturayprosperidadhicieronmásclaroaloscriollosque el dominio español estaba plagado de abusos y defectos.Así, el periodo de las reformas borbónicas en Nueva España nosólo fue importante por el crecimiento económico logrado ypor la apertura al mundo atlántico; también fue un periodo decrisis de una sociedad que se percató de que era distinta.U
NA VISIÓN DE CONJUNTO
En Nueva España el reformismo de los borbones se inició contres visitas (inspecciones a personas y oficinas) que ordenaraelrey Felipe V (1700-1746) y que reflejaban la clara concienciade la corona de que la situación administrativa del virreinatoera deplorable.Gracias a que la economía mostraba undesem-peño vigoroso, se llevaron a cabo entonces cambios de corteadministrativo que le permitieran a la corona contar con recur-sos para realizar otros de mayor envergadura. Estos primeroscambios consistieron en la llamada “centralización de los in-gresos reales”, esto es, la transferencia del cobro de impuestosde manos de particulares a las de los funcionarios del rey.La ocupación de La Habana por la armada inglesa en 1762marcó la necesidad de emprender una segunda etapa de refor-mas, más enérgica que la anterior; a ello contribuyó en granmedida el que unos años antes hubiera llegado al trono CarlosIII de Borbón. Ciertamente, el nuevo monarca contaba conampliaexperienciaenlasartesdegobierno;sinembargofueronlas circunstancias las que lo obligaron a emprender la reorga-nización político-administrativa de los virreinatos, que en buenaparte continuaba anclada en ordenamientos de fines del siglo
XVI
. Las circunstancias fueron de índole internacional y princi-palmente de características bélicas. Por lo mismo, las reformasque acometiera Carlos III tuvieron que ver con el fortaleci-
200
N
UEVA HISTORIA MÍNIMA DE
M
ÉXICO ILUSTRADA
Páginas siguientes:
Carlos IV y su familia
, Francisco de Goya, óleo sobre tela, 1800.Museo del Prado, Madrid.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->