Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
EN DIAS DE INVIERNO BOLIVIANO

EN DIAS DE INVIERNO BOLIVIANO

Ratings:

4.6

(5)
|Views: 3,558 |Likes:

More info:

Published by: Roberto Flores Salgado on Feb 22, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/27/2012

pdf

text

original

 
 EN DÍAS DE  INVIERNO BOLIVIANO
MAZURCA
1
 
A doña Sabina Viza Condori viuda de Flores, mi abuela; a mis padres y al tío Modesto, fallecido mientras escribía estanovela.
2
 
PARTE UNOLa abuela mascaba su coca devotamente cuando bajaba desde aquel pueblo perdido entrelas montañas. Ella hablaba de aquél como si fuese el paraíso edénico y, con su voz bronca,seguro de pichar su coca y fumar cigarrillos bolivianos que compraba a uno que otro jovenque pasaba de ilegal por la frontera, convencía a medio mundo de que ese pobladosilencioso, de calles secas y oníricas de tanto polvo, era el mejor sitio para vivir.Se quejaba un poco al bajar a la ciudad.-El piso es muy duro aquí – decía, en tanto ajustaba sus chalas confeccionadas con forrosde neumáticos.Prefería vivir en la bodega de nuestra casa, para no sentir el ruido de los aparatos modernos, para sentir la sombra helada del altiplano, para dejar a su perro Chiri en el dormitorio, darleen el plato y conversar con él en aymara. Y abría su saco lleno de hojas de coca, laslimpiaba con las manos y se las echaba a la boca. Pese a sus pocos dientes ya se habíaacostumbrado a molerlas de algún modo con las encías. Era feliz pichando coca y más felizaún al escupirla en su bacinica celeste y repetir el rito cada media hora. La hoja de cocaciertamente es amarga, pero los indios se han acostumbrado a su sabor, como se hanacostumbrado a beber cocoroco y pintatani sin arrugarse, o como están habituados aembetunar cada uno de sus platos con ají putamadre y locoto.La abuela pedía de vez en cuando le prepararan guatea pero, tan noble como era ella, antesmandaba a su hijo a traerle un llamo desde arriba. Ahí llegaba en camioneta el tío
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->