Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
26Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Arya Marga - Friedrich von Licht

Arya Marga - Friedrich von Licht

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 383|Likes:
Published by Friedrich von Licht

More info:

Published by: Friedrich von Licht on Oct 24, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/20/2014

pdf

text

original

 
 ARYA MARGA
EL CAMINO ARIO – LA SENDA DEL NOBLE
 
2
El asceta tomó asiento entre las raíces de aquel árbol de flores amarillas. Cruzando laspiernas mantuvo la espalda erguida, hombros y cuello relajados, en perfecta quietud.Entonces, asumiendo un compromiso consigo mismo, se dijo:
-
No me moveré hasta que sea capaz de percibir la realidad tal como es. No melevantaré de este lugar hasta que mi mente clara, luminosa y despierta, penetreen la Verdad.Y expresado este pensamiento quedó quieto, sereno, manteniendo una decidida yrelajada inmovilidad.Pronto mil sensaciones invadieron su cuerpo, mil pensamientos inundaron su mente. Alprincipio solo fueron incómodos obstáculos que lo distraían, sin embargo, con eltranscurso del tiempo, las molestias se transformaron en feroces y torturadoresenemigos que le exigían dar fin a su férrea determinación. El asceta no dudó. Ya conocíatales experiencias, era un viejo combatiente en tales lides y sabía, por experienciapropia, que la tormenta solo empezaba.Ante las mordidas que el dolor inflingía a su cuerpo, serenaba su espíritu y relajaba susmiembros, no ofreciendo tensión ni resistencia a las fieras sensaciones. Sabía que eranpasajeras, en eterno movimiento, ahora desagradables, luego placenteras, pero siemprecambiantes.
-
Todo fluye – pensó -. Todo discurre, como las aguas de un río: el cuerpo, elpensamiento, todo el universo.Por eso no se aferraba a nada. Por eso había aprendido a vivir en medio del cambio sinsufrimiento, libre del apego a los objetos, a las sensaciones, a las emociones ypensamientos. Libre de opiniones y de toda creencia religiosa.La comprensión profunda, de la impermanencia de todo lo existente, lo había dotado deuna serena ecuanimidad frente el cambio y ante la insatisfacción que éste genera.
 
3
Atento y ecuánime, entonces, observó sus pensamientos. Eran como un enjambre deavispas furiosas, alborotadas por la inmovilidad corporal y las sensaciones dolorosas.El asceta no se dejó alterar, no perdió su centro. Como la estrella polar que permaneceimperturbable e incólume, señalando con su resplandor el corazón del cielo nocturno,así la mente del asceta se mantuvo inalterable, clara, lúcida y despierta.Como guerrero espiritual ya estaba acostumbrado a aquellas argucias del EnemigoInterno. Sabía que si se dejaba arrastrar por aquel torbellino de pensamientos, por aquelinterminable monólogo interior, se distraería y terminaría lejos de su propósito: conocerla realidad tal cual es.Como quien parado frente al mar observa su vasta superficie, sin prestar atención a lasolas que lo recorren, así el asceta observaba con atención su mente, sin dejarse llevarpor el oleaje de sus ideas y pensamientos.Si sentía que estaba a punto de naufragar, por la tempestuosidad de aquel océanomental, entonces recurría a una vieja estrategia: utilizando su atención como ancla, lafijaba en la solidez de su realidad corporal.Sabía que de todo su ser era justamente el cuerpo, por su materialidad, quien se veíaobligado a vivir la realidad del instante presente segundo a segundo, momento amomento. Ello lo convertía en herramienta preciosa para evitar la distracción y el divagarmental.Recordó el consejo de los sabios:
Sin el cuerpo no podemos alcanzar la Verdad,con el cuerpo no podemos penetrar en ella.
Sonrió para sus adentros. Era asombroso como todo
el Camino 
estaba descrito enaquellas escuetas palabras.Su voluntad finalmente se impuso, pero de manera suave y natural, sin represiones, sinviolencias, solo manteniendo su mente ecuánime y alerta.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->