Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
1Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Fallos.

Fallos.

Ratings: (0)|Views: 172|Likes:
Published by Carlosperezf

More info:

Published by: Carlosperezf on Oct 27, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
See More
See less

12/10/2009

 
 
Fallos
 No es extraño que después de las primeras semanas de entusiasmo y estímulo, elnuevo convertido se encuentre a sí mismo atravesando un período de pruebas ydudas. Durante este tiempo, algunos pecados que pensabas haberte quitado deencima de una vez y para siempre, reaparecen en tu vida. Te sientes confundidoy aturdido, y el fracaso parece estar sellado sobre tu nueva vida cristiana. ¿Eseso el fin? ¿Te amará Dios todavía y se fiará de ti?La respuesta es: No es el fin, y Dios nunca deja de amarte. Afronta el hechode que has caído. El pecado en el cristiano es un fallo: un fallo en lo que serefiere a amar, honrar, servir y obedecer a Dios. Dios no desecha a los que fallan. Un fallo estorbará tu santificación por un tiempo, pero no afectará tu justificación. Todavía eres salvo. Aún eres hijode Dios (véase el capítulo 30). Las Escrituras están llenas de ejemplos decristianos que fallaron lastimosamente, pero a los que Dios continuó utilizando poderosamente.Toma, por ejemplo, a Juan Marcos. Aquí tenemos a un hombre que fallólastimosamente. Lee Hechos 12:25-13:13. Abandonó a Pablo y Bernabé enPerge, y Hechos 15:36-41 deja bien claro que desertó de ellos. Los problemas y pruebas de extender el Evangelio fueron demasiado para él, y huyó. A causa deesto, Pablo rehusó llevar consigo a Marcos en el siguiente viaje misionero.Marcos había fallado. Pero aun así, años más tarde Pablo se refiere a Marcoscomo su compañero en el Evangelio (Colosenses 4:10,11), y aun hoy nosotrosnos beneficiamos del trabajo de Marcos para Dios al leer el segundo libro del Nuevo Testamento. Aquí tenemos un fallo para bien. Cobra ánimo con esto.Tenemos a un Dios amante y perdonador que no nos desecha por nuestros fallostan rápidamente como nosotros podemos hacerlo mutuamente. ¿No falló Pedro(Marcos 14:68)? Aun así, mira en el libro de los Hechos y observa cuán poderosamente fue utilizado por el Señor posteriormente.Los fallos no deben desecharse como carentes de importancia. Son terribles.Afligen a Dios y causan problemas a otros cristianos (Hechos 15:39). Pero nosignifican el final de nuestra utilidad en el servicio de Dios. Debemos tener especial cuidado en no permitir que los fallos pasados se conviertan en unacarga pesada que estorbe nuestro crecimiento presente y futuro (Filipenses3:13,14).Aprendiendo de los fallos¿Has fallado en algún aspecto de tu vida cristiana? Si es así, debes aprender deese fallo. Averigua dónde erraste, y determina no volver a hacer lo mismo otravez. El diablo trata de utilizar los fallos para descorazonarte, pero por la graciade Dios puedes utilizarlos como un trampolín para la victoria. Deja que tusfallos te enseñen tu necesidad de una dependencia completa de Jesucristo (Juan15:1-5).

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->