Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Mica Sit A

Mica Sit A

Ratings: (0)|Views: 0 |Likes:
Published by MasterTherion

More info:

Published by: MasterTherion on Oct 29, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/29/2009

pdf

text

original

 
A continuación se expone parte del capítulo “La construcción de micasita” del libro “Vida Libre y Natural. En el sendero de la sencillez yel amor”. Autora: Sibila (Nuria Aragón Castro). Editorial: Mandala.LA CONSTRUCCIÓN DE MI CASITA.
APUNTES SOBRE BIOCONSTRUCCIÓN.¿Por qué de un hogar?¿acaso no veo, no amo o no siento?¡Yo soy mi hogar!.Diversas son las sensaciones que tengo – he tenido en la elaboración de micasita. La que más me ha costado es la de pedir ayuda y quiero agradecer atodos los que me han apoyado con su entrega. Leyendo el libro “La muerte noexiste” de Betty Bethards, me llegó al alma un comentario relacionado conun tipo de muerte lenta, desagradable, en que alguien tiene que estarhaciéndose cargo de ti y cuidándote (cáncer, parálisis,...) Estas muertes lasasociaba a gente que estaba muy acostumbrada a dar y poco a recibir. A míme cuesta mucho el recibir y poco el dar. Yo no quiero tener una muerte tandura y difícil a sí que me planteé el esforzarme por pedir aquello que sientoque realmente necesito y, con grandes bloqueos, me dispuse a llamar porteléfono a amigos diversos, aceptando también la ayuda de los que seofrecían. Inmensa fue mi sorpresa al descubrir, sentir, su gran apoyo ysinceridad. Me he sentido muy querida. Unos me han apoyado físicamente,otros materialmente, otros económicamente, todos emocionalmente y,sorprendentemente, había quien me hablaba sinceramente contestándomeque no iba a venir porque no le apetecía dedicar su poco tiempo libre atrabajar, que prefería descansar en su casita. Este mensaje me llegó comouna muestra de amor tal, que tomé una mayor conciencia del gran alcance denuestra amistad. Los días que ha venido gente han sido bellos, llenos deilusión e ideas. La casa iba creciendo junto con nosotros a medida que laconstruíamos pues, aunque tenía muy planificado todo, no faltaban lascríticas e ideas continuas. También ha habido muchísimos días en que me loshe pasado trabajando sola, sin nadie que hubiese podido venir. Desde luego,voy a tener una gran suerte al vivir en una casa tan viva y energética,repleta del carisma y del amor de cada uno que la ha tocado. Gracias amigos.
 
La construcción en paja tipo Nebraska se caracteriza por sostener lasparedes el techo y no unas vigas. Jamás he visto una vivienda construida enpaja a parte de la que estoy-estamos haciendo, así como tampoco he tenidola suerte de poder observar una circular pero la experiencia me estávaliendo de mucho, disfrutando enormemente en su elaboración,aprendiendo a valorar actualmente cualquier vivienda, esfuerzo o trabajo deotro modo. Tomo conciencia de lo importante que es el mantener, mucho másque el crear pues toda creación conlleva una destrucción. La destrucciónaltera la enera, la manutencn con amor, sensibilidad y cuidado, laestabiliza y positiviza. Tomo conciencia de que nosotros no trabajamos paranosotros mismos, sino para el Universo. Éste se presenta a través denosotros y nuestros actos glorificando toda existencia y formando parte denosotros, fusionándonos. Así como sea el lugar donde vivimos, así seránuestra vida pues sus auras, ondas y energías se unificarán, ayudando operjudicando la salud psíquica, física, emocional y-o espiritual.Si el lugar en el que vivimos ha sido elaborado con gran amor e ilusión, conrespeto y sinceridad, con agradecimiento a la vida por permitirte crearlo deuna forma tan bella, con sentimiento de donación al Universo para que éste ytodos sus seres dispongan de él cuando quieran, ten por seguro que tu vidase enriquecerá inmensamente. El lugar donde vives te amará y el amor semanifestará a través de ti en tus actos. La plenitud te colma de dicha encada instante. En cambio, si el lugar que habitas ha sido elaborado conexplotación y sufrimiento humano, animal y-o medioambiental, con el merohecho de vivir en él puedes contribuir a mantener todo ese sufrimiento asícomo a impregnarte de una energía cargada de dolor, angustia y miedo,dañando la salud de tus cuatro cuerpos. Si ya vives en él y no te sientescapacitado actualmente para cambiar, puedes hacer uso de diversastécnicas que sanan mínimamente la energía como el feng shui hasta que tesientas con suficientes fuerzas como para dar el paso, pero si vas a mudartede casa o construirte una, veo muy importante que antes te plantees unaserie de cosas. La primera y más importante es tomar conciencia de cualesson tus necesidades reales y sus consecuencias a corto, medio y largo plazo.Tras llevar estos dos años y pico viviendo como vivo y sintiendo como siento,he llegado a la conclusión de que si ahora me fuese a vivir a otro sitio, no meconstruiría ninguna vivienda, por muy ecológica que ésta sea. La ecologíaparte del no hacer. En cuanto hago algo, trastoco el medio y daño. Por otrolado el aire y las energías de las viviendas suelen estar muy viciadas y sumanutención supone mucho coste, esfuerzo y tiempo. Ahora, simplemente,buscaría un lugar natural donde poderme cobijar en momentos deinseguridad y de molestias medioambientales, algo así como una pequeñacueva o agujero.
 
El tamaño de la vivienda es algo también bastante importante. ¿Realmentenecesitamos tanto espacio?. He llegado a la conclusión de que cuando tesientes a gusto contigo misma, el espacio no importa y la intimidad semantiene por mucha gente que haya y muy reducido sea el lugar. Sibuscamos la pureza y la sinceridad, siendo fieles a nosotros mismos yactuando para complacer nuestro corazón y el equilibrio universal, notenemos porqué temer el que otra gente se halle durante periodos largos detiempo en aquel espacio territorial que considerábamos sólo nuestro.Cuando conectas contigo mismo, eres realmente libre estando solo ydisfrutando de tu soledad, llegando a tal plenitud que surge el deseo intensode compartir, de permitir que otros vivan esas experiencias tan bellas queestas sintiendo. Eso me ocurrió a mí con esta finca.Algo que también me ha ocurrido es el cambio de concepto de comunidad.He vivido mucho tiempo sola en pisos más grandes de lo que podía llenar yutilizar, sobrándome siempre habitaciones que apenas empleaba o usabapara estancar la energía y almacenar trastos.Cuando tuve que compartir durante siete meses una tienda de campañacon tres personas más, poco a poco mi espacio vital se redujo a mí misma,ayudándome con ello a conocerme más, a explorarme pues tan sólo me teníaa mí. Cuando mis hijos y yo nos quedamos en la caravana con el avance,sentía que la intimidad seguía sin ser muy factible, así como mis momentosde soledad y expansión reducidos tan sólo a cuando mis hijos dormían. Nome quedaba más remedio que aprender a cambiar todo esto si no queríasufrir, especialmente, tras muchos días seguidos de lluvias. Cuando algún oalgunos amigos se quedaban a dormir, disfrutaba mucho de su presencia,pero también de su marcha con el consiguiente relax. Identificaba esto conuna falta de pureza de por mi parte. Tenía que aprender a expandirme yseguir siendo yo al 100% mientras compartía, sin egos ni tapujos.Antiguamente, cuando me planteaba la forma de vida ideal, la identificabacon los esenios. Bueno, rectifico, mi primera idea era la de vivir sola a loermitaño. Como bien he mencionado antes, tuve tantos y tan intensosmomentos de plenitud a diario que consideraba muy injusto y egoísta nopermitir a otros que sintiesen eso tan mágico que yo estaba viviendo en unlugar que me había acogido tan bien, por lo que me planteé una comunidadcon ciertos “toques” esenios donde cada uno podía tener su pequeño refugioautosuficiente en el lugar que escogiese viviendo cada uno su soledad ysilencio, juntándonos tan lo cuando quissemos en una casa condedicando el día a la comunión. Ahora, tras irme sintiendo cada vez mássegura de mí misma y con mayor plenitud, he descubierto que puedocompartir mi pequeño espacio además de con mis hijos, con una, dos o trespersonas más por períodos prolongados de tiempo sin sentirme invadida.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->