Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
55Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
¿Qué dice la Biblia sobre la homosexualidad y el matrimonio gay?

¿Qué dice la Biblia sobre la homosexualidad y el matrimonio gay?

Ratings:

2.0

(1)
|Views: 10,558 |Likes:
Aquí analizamos lo que revela la Biblia sobre la homosexualidad y las uniones de parejas del mismo sexo
Aquí analizamos lo que revela la Biblia sobre la homosexualidad y las uniones de parejas del mismo sexo

More info:

Published by: J. Enrique Cáceres-Arrieta on Oct 29, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/11/2014

pdf

text

original

 
¿Qué dice la Biblia sobre la homosexualidad y el matrimonio 'gay'?
(Revisión, junio, 2011)
 J. Enrique Cáceres-Arrieta
Antes de abordar tan espinoso tema debo dejar claro que de ningún modocondeno al homosexual. No soy homófobo aunque al leer esto pienses locontario. Estás en tu derecho a creer lo que quieras. Igual yo a creer lo queescribo. Lo que jamás debe faltar entre tú y yo es el respeto mutuo. Respeto ytolerancia que hace posible vivir en paz.Deploro las actitudes de fanáticos religiosos, de libertinos y políticos queen lugar de animar al homosexual, a la lesbiana, al bisexual, al transexual y altravesti a buscar ayuda profesional se burlan de ellos, les condenan al infiernoo con argumentos huérfanos de sensatez les exhortan a seguir por el caminoancho y espacioso del descontrol sexual.Por prejuicios irreligiosos o malas experiencias con padres severos ylegalistas religiosos muchos homosexuales rechazan que lo que la
 Bibliaenseña
sobre la homosexualidad. Muchos ignoran o rechazan que la vida no secircunscribe solo a la mente y el cuerpo; a la materia, esto es. También ahí está presente el elemento espiritual. Para no parcializarnos y evitar sesgos ennuestra cosmovisión es menester guardar un equilibrio o punto medio entre lastres dimensiones del ser humano: espíritu, alma y cuerpo. Quien toque temascomo la homosexualidad, educación sexual, aborto, eutanasia, pena de muerte,cultivo de células madre, experimentos con embriones humanos o cualquierotro que atañe al ser humano no debe obviar las tres facetas de la persona a finde no polarizarse. De ahí que a mí como cristiano me preocupen sobremanera
 posiciones miopes; ya sean fanáticas religiosas o tan “especializadas” y“científicas” que omiten la parte espiritual del ser humano.
Antes de analizar la homosexualidad a la luz de la
 Biblia
es inevitableinvestigar con honestidad intelectual si ella tiene autoridad para aprobar odesaprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Mientrasdesarrollemos el punto sobre la homosexualidad nos daremos cuenta si haynecesidad de abordar el asunto sobre el matrimonio homosexual, pues si la
 
homosexualidad es bien vista por la
 Biblia
, debe entenderse que acepta elmatrimonio homosexual; si no, está de más hablar de ello.Como sabemos, hay quienes rechazan a priori que la
 Biblia
sea la
Palabra
de Dios. Sus objeciones no nacen de una investigación honesta, sino quesurgen de resentimientos de vieja data, prejuicios antirreligiosos ypresuposiciones filosóficas (esperar que alguien resentido, soberbio yprejuiciado admita su rencor, arrogancia e ideas preconcebidas, es ingenuo).Hay corrientes de supuestos estudiosos de la
 Biblia
,
historia y arqueología
que aseguran tener “evidencias” para “refutar” (echar por tierra) el
Libro
de
Dios. Al examinar tales “pruebas”, el genuino estudioso
y el erudito de la
 Biblia
nota que son cual gran montaña que estremecida por dolores de partoquebranta rocas, cuartea la tierra y despide llamaradas y negro humo, mas
daa luz un ratoncito
. Son puro tilín, tilín y nada de paletas.En nuestra primera obra
 El origen del sufrimiento...
quedó demostrado queexiste un sinnúmero de pruebas que confirman la inspiración divina de las
 Escrituras
 judeocristianas, y en mi
blog y en la Internet 
he publicado algunosapartados de ese material con el título
 Biblia: ¿Palabra de Dios o un libromás?
Ahora bien, hay suficientes y genuinas evidencias históricas,arqueológicas, hermenéuticas y millones de experiencias espirituales paraaseverar sin lugar a dudas que los
sesenta
y
seis
(66) libros que forman la
 Biblia
fueron inspirados por Dios
(gr.
 
theopneustos = respiración de Dios).Quien diga lo contrario no sabe de lo que habla y debería aprender a investigarcon honestidad intelectual y no dejarse llevar por resentimientos o cantos desirena de gente prejuiciada. (Es patético que la mayor parte de esosintelectualoides crea que por leer la
 Biblia
de sopetón ya son teólogos y doctosen la materia)
Hay quienes transfieren sus limitaciones a Dios: “Si yo no puedo lograr 
que más de cuarenta personas de distintas nacionalidades y épocas diferentesse pongan de acuerdo para escribir un libro infalible, Dios tampoco puede
hacerlo”. “Si yo no puedo crear el universo en seis días calendario, Dios no puede”. O, sin parpadear, afirman algo como esto: “Dios no existe porque yono quiero que exista”. “El cielo es una creencia perversa”. (Este tío se fue al
otro extremo de Bertrand Russell que consideraba que el Señor Jesús erainmoral por creer en el infierno) Y se inventan la religión llamada evolución,
cuyo “santo” patrón es Darwin y cuyo libro sagrad
o es
 El origen de lasespecies
. Los creyentes (también en la ciencia hay creyentes y creencias) de lateoría de la evolución acusan a los cristianos de dogmáticos yfundamentalistas, pero ellos hacen igual o peor al oponerse a que elcreacionismo sea impartido en los centros educativos como lo es el mito
 
transformista.
Porque “el diseño inteligente no es ciencia”. Ese chiste está
bueno.Hagamos un paréntesis: la posición atea arriba citada es la antítesis delseñalamiento filosófico de Miguel de Unamu
no cuando escribió: “[...]
Quieroque Dios exista
[...], porque
se me revela
, por
vía cordial
,
en el Evangelio
y
a través de Cristo
y de la
Historia
”. Los ateos contemporáneos deberían
analizar con honestidad intelectual los postreros días de Sartre, Camus, Kant,Antony Flew y otros ateos y agnósticos. Cerramos el paréntesis.Si las leyes I y II de la
Termodinámica,
la ley de la
biogénesis
y otrosprincipios de la naturaleza hablaran, ¿qué gritarían a estos fanáticos deltransformismo evolutivo? La teoría de la evolución tiene muy poca ciencia,pero sí grandes dosis de metafísica. Algunos no creen en la
 Biblia
y niegan aDios no por falta de evidencias, sino que la rechazan a pesar de las evidencias.Entiéndase bien, hay suficientes evidencias naturalistas para demostrar laexistencia de Dios; que escépticos, agnósticos y ateos no las quieranconsiderar y aceptar por resentimientos, amarguras, prejuicios parentales,condicionamiento y paradigmas, es otra cosa. Cada uno interpreta los hechoscomo le conviene. Precisamos recordarles que más pesa un gramo de sensatezque una tonelada de necedad.Pues bien, ni la genética ni la biología ni la endocrinología ni la sicología,ni ninguna otra ciencia natural o social ha demostrado que se nazcahomosexual. Quien diga lo contrario miente o desconoce el tema. Es más,basado en la infalible
Palabra
de Dios la
 Biblia
puedo expresarte con totalcerteza que nadie jamás podrá probar tal disparate porque es una falacia. Unmito. De manera que no comas cuento de ciertos enunciados y escritos queoyes y lees por ahí.Jung en su postulado del
 animus
(masculino) y
 anima
(femenina) sugiere
que “cada hombre tiene dentro su Eva”, y cada mujer lleva dentro su Adán,con el cual deben “encontrarse” para ser funcionales. Es cierto que por 
factores temperamentales hay cualidades parecidas entre hombre y mujer. Maseso no hace al hombre medio mujer ni a la mujer medio hombre. Somosdiferentes y complementarios. Dios es Padre,
no
“nació mujer” ni Jesús es
bisexual por amar mujeres y hombres. Ni fue el marido de María Magdalena.Es sospechoso que entre los que sostienen la creencia junguiana abunden losque defienden el estilo de vida homosexual o mantienen una relacióncontranatural. También llama la atención que haya mucha homosexualidad ybisexualidad en la profesión de ciertos sujetos que defienden la conductahomosexual o bisexual a capa y espada y etiqueten de homófobos a los que nocomulgan con ellos. ¿Será casualidad? ¿O serán gavilanes polleros que gustande jovencitos para iniciarlos en la homosexualidad? Por experiencia sé que en

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->