Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Pacto de Punto Fijo

Pacto de Punto Fijo

Ratings: (0)|Views: 1,303 |Likes:
Published by energia21

More info:

Published by: energia21 on Nov 02, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/12/2013

pdf

text

original

 
 
El 31 de octubre se conmemora la firma del Pacto de Punto Fijo
El Pacto de Punto Fijo
 
)
 
Antesala del Pacto de Punto Fijo
Alberto Rodríguez Barrera
 
La recuperación de laDemocracia que habíacomenzado casi quesolitariamente con AD a lacaída de Rómulo Gallegos en 1948 era ya un movimiento compactopara el amanecer de 1958. El primero de enero hubo un alzamientomilitar, no coordinado pero valiente, liderizado por los capitanesHugo Trejo en Caracas y Martín Parada en Maracay. El gran méritode esto fue demostrar que las Fuerzas Armadas ya no estaban con eldictador, ayudando a evaporar el pesimismo del miedo. El 10 de enerode 1958, Pérez Jiménez nombra un Gabinete que dura tres días debidoa la agitación callejera, los resquemores, sospechas e inseguridad deltarugo. El 15 de enero circula un manifiesto de los intelectuales contrala dictadura. El 21 de enero estalla la huelga de prensa. Con unidadcompacta amanecería el 23 de enero de 1958.No fue un milagro espontáneo. Habían pasado nueve años de dictaduradonde los partidos políticos pusieron los presos, los torturados, losasesinados, los exiliados y las familias sufrientes, en un esfuerzo diario,de resistencia constante. El 23 de enero corrió como un río hasta lograrel estrepitoso derrumbamiento, donde la nación entera dio una lecciónde valentía, dignidad y civismo frente a las ametralladoras y peinillasde quienes al usurpar la soberanía perdieron legitimidad. Fue untriunfo hecho posible porque finalmente se alcanzaba una decidida,inquebrantable y total unidad nacional. Caía ese a una rreadictadura corruptora que disponía de poderosos armamentos, dinero,y descaro para mentir y cometer crímenes de lesa humanidad.
 
La dictadura no pudo seguir imponiendo su terror irrestricto y suvoluntad omnímoda. Desde la calle se pedía libertad, ley y gobiernoconstitucional. Y todos salieron al frente: profesionales, escritores,maestros de escuela, trabajadores, empresarios y potentados. Fue unmovimiento sin precedentes: la sociedad en todas sus clases, en todossus sectores de pensamiento e ideologías políticas, desde el “pobre ensu choza” hasta el “señor”, como un solo hombre, ofrecieron el pechodesnudo y el poder moral de su derecho a la metralla, logrando que separalizaran todas las actividades hasta que el tirano huen laoscuridad de la noche. Culminaron el 23 de enero veintitrés días delucha sin un der único, pero con el pueblo venezolano, civil yuniformado, rescatando su soberanía, con un entusiasmo singular enlas calles, con fe en el proceso democrático, con risas en todas lasesquinas, con un esritu abierto al futuro, sin melancolías.Al frente del Gobierno quedó un militar civilista, WolfgangLarrazábal, y el 23 de enero de 1958 se transformó en una de nuestrasgrande fechas históricas, emparejándose y superando el 18 de octubrede 1945, día que marcó el fin de la hegemonía andina y el ascenso delpueblo a la categoría de protagonista político de su destino. El 23 deenero de 1958 abrió la etapa de la democracia estable e institucional,con significaciones históricas que la espigan singularmente, como laRepública Civil que en los 40 años siguientes alterna el poder por víadel sufragio popular y la consolidación de la Revolución Democráticaque no tiene comparación en la historia de Venezuela. La construccióndel poderío institucional democrático logró aplastar todas las vías dehecho antidemocráticas. Todos los golpes de estado fueron aplastados;las Fuerzas Armadas institucionales de la democracia y el pueblotrituraron –como seguirán triturando- a todos los golpistas fracasados. El 23 de enero se inician los tiempos en los cuales se desarrolla –comoafirel polilogo Aníbal Romero- “el s intenso ritmo demovilidad social ascendente en nuestra historia.Cabe aquí hacer un breve paréntesis sobre esta progresión evolutivaque seguiremos resumiendo para exaltar objetivamente nuestrosvalores democráticos. Sinteticemos las fallas, de entrada. El arranquede nuestra Revolución Democrática tendrá momentos de decadenciacuando el idealismo de la construcción pretenda ser suplantado por elpragmatismo de la involución, cuando la honestidad parcialmentehoradada por la corrupción, cuando las dignidades gubernamentalesincluyan personajes de tercera categoría, cuando la calidad intelectual,cultural, política y espiritual de los dirigentes sean reemplazados por
 
subalternos de tono menor, cuando la sargentización de las direccionespolíticas regresen a desvíos insuperados del pasado. Tal como vimos enciertas instancias a finales del siglo 20 y como vemos a cada instante enel Gobierno de estos comienzos del siglo 21. Pero La Revolución Democrática iniciada el 23 de enero asentó un sistemainstitucional estable, de paz, de libertad, de respeto a los derechoshumanos (con las deplorables excepciones que siempre habbajocualquier sistema), de tolerancia, pluralidad política y de una obraeducativa, científica y material sin comparación en toda nuestrahistoria, aunque deficitaria en ocasiones. Porque cualquier análisisserio y de profundidad concluye en que los 40 años entre el 23 de enerode 1958 y diciembre de 1998 son el período más brillante de la historianacional. Obra por obra, cifra por cifra, comparativa porcomparativa: no hay la más remota semejanza con esta poderosaevolución civil y democrática.Sintetiza el historiador Manuel Caballero:
“Se trata del períodotranscurrido entre dos gobiernos presididos por militares, cuatro décadasde gobiernos civiles, los únicos en la historia del país, si se exceptúanalgunos paréntesis (Vargas, Rojas Paúl, Andueza)… En estas cuatrodécadas, 1958-1998, se han sucedido buenos y malos gobiernos, como eslógico que suceda en un período tan relativamente largo. Todos hantenido una característica común: han sido gobiernos cuya sustitución seha hecho al término establecido por las leyes, de manera práctica y por medio de comicios electorales inobjetables y casi unánimementeinobjetadosHan sido cuarenta años de democracia.
vito Villalba elogió un aspecto de la democracia:
“El PartidoComunista, aun cuando la democracia no constituya para él,naturalmente, una meta importante y definitiva en el proceso histórico,tiene que ser el primero en reconocer que un país como Venezuela (quedurante siglo y medio ha vivido bajo las más abyectas dictaduras, y dondelas dictaduras han sido el instrumento de penetración imperialista y deuna horrible explotación contra las masas populares) la democraciaconstituye un gran paso de avance.
Pese a que ningún ciclo ni período histórico nacional es superior alos cuarenta años de democracia de la República Civil y pese a loincomparable de los señalamientos históricos de la RevoluciónDemocrática, adolecimos de defectos, vicios y fallas, depravación odesvíos mafiosos, que distorsionaron y se ahogaron en el pragmatismoy el oportunismo, constituyéndose esto último en el ejemplo seguido

Activity (7)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Macyuris Guainet liked this
Plinio Cabrera liked this
beikerbj liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->