Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Griego y Latín Lenguas Muertas

Griego y Latín Lenguas Muertas

Ratings: (0)|Views: 7 |Likes:
Published by Mirtha Sequeira

More info:

Published by: Mirtha Sequeira on May 06, 2014
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/06/2014

pdf

text

original

 
GRIEGO
Y
LAN ¿LENGUAS MUERTAS ? La verdad es que esta expresión a los helenistas y latinistas, a mí por lo menos, nos disgusta, nos resulta inadecuada. Voy a presentar aquí algunas reflexiones sobre ella. La expresión está testimoniada en español por primera vez en 1580, en los
Comentarios a Garcilaso
de Fernando de Herrera. Dice que «de las lenguas muertas nos quedan solamente las reliquias guar- dadas en los escritos de los hombres doctos de aquella edad en que tuvieron vida». Se refiere, sin duda, griegos
y
romanos, como espe- cifica ya claramente Mayans y Síscar. La expresión presagia el ambiente de la llamada «querella de los antiguos y los modernos», en la Francia de los siglos XVII y XVIII. Se refiere, en definitiva, a la oposición entre las lenguas contem- poráneas, lenguas «vivas»,
y
las antiguas lenguas sabias, griego y latín, que eran las calificadas de ?<muertas». Son, según el
Petit Robert
las lenguas «qui ne sont plus parlées». Nuestro DRAE, en su edición 22, de 2001, afina un poco más. Dice que una lengua muerta es «la que antiguamente se habló y no se habla ya como propia
y
natural de un país y región». El concepto se extiende a toda clase de lenguas desaparecidas
y
se opone a1 de la lengua con de un país
y
región. Exkaño complemento de tipo político que, en el fondo, viene
a
insis- tir en que esa lengua ya no se habla. Por supuesto, el diccionario no hace sino recoger un uso, aquí me limito a criticar ese uso.
Edición de Antonio Gallego Morell, Madrid, Gredos, 1972 (sub
Desbaie
H.597). Es también notta- ble lo que dice el
Diccioirario de Autoridades
de 1726, pág. LIV, apdo. 20: ((Lengua muerta se llama a las que como la LAina, la Hebrea y la antigua Gricga, son inmuiables, porque no hablándose ni ush dose comúnmeiite, permanecen en su inmutable sern. Véase también Gregorio Mayans y Síscar,
Orlgei~es de la ler~girn spaiioln
1737 (edición del Ayuiitatnienio de Oliva-Uiputacióii de Valencia de 1984, pig. 215 y sig.:
0
ien se piicde intmdiicir algún vocablo ya ~isado n otra lengua muerta, como en la grie- ga
o
latina antes de la lengua latina, como más conocida, que de otra muerta».
 
8
FRANCISCO
RODR~GUEZ DRADOS
En realidad, nos hallamos ante una metáfora que opone lo vivo, la lengua actual, a lo muerto, desvalorizado como perteneciente a un pasado perimido. Una metáfora que puede ser aproximadamen- te justa cuando se refiere a lenguas totalmente desaparecidas, no al griego y el latín, que en un cierto sentido están vivos y actuantes, como trataré de hacer ver. Aun así, una lengua «muerta» como el etrusco ha dejado huellas como la palabra persona, el mozárabe lo ha dejado en topónimos de Granada como Pampaneira y Capileira. No son diferentes de los préstamos de lenguas que siguen siendo habladas, como los del árabe o el inglés al español. Paralelamente, puede hablarse de fósiles en relación con pala- bras que, en varios períodos históricos, han pasado como heren- cia grecolatina a las lenguas que sucedieron al latín, sean romá- nicas o no. Innumerables son los préstamos greco-latinos en cas- tellano desde el mismo Poema de Mío Cid, como mirra y tus
y
no digamos en Berceo, Alfonso el Sabio, Auto de los Reyes Magos, etc.) e igual en las demás lenguas románicas: fr. boutique viene del griego igual que esp. bodega y botica, al. apotheke. Desde la época de Carlomagno hay en francés element, angele, chrestien;
y
pueden verse ejemplos numerosos en lenguas románicas en mi Ilistoria de la lengua griega.2 También en las no románicas, del tipo de scuola, arzat al. moderno Arzt), pergamin ya en antiguo alto alemán. Pero no es el tema universal y de los préstamos, a partir de todo tipo de lenguas y en períodos diversos, el que aquí me interesa. Lo que me interesa es que esos préstamos confieren a ciertas lenguas, habladas hoy o no, la calidad de vivas y actuantes. Como actúa hoy el inglés sobre el español
y
las demás lenguas del mundo, es en efec- to una lengua activa y actuante, igual siguen haciéndolo hoy mismo el griego
y
el lalín. No pueden compararse, pues, a lenguas que hace tiempo dejaron de ejercer influjo, solo dejaron un depósito de fósi- les. Pues bien, el griego y el latín siguen ejerciéndolo, por tanto, siguen en un sentido estando vivos. El concepto de lengua viva debe ser ampliado, la imagen bioló- gica es insuficiente; y el concepto de lengua muerta debe ser, para- lelamente, restringido.
0
mejor: ambos conceptos son confusos e
Madrid,
Gredos
1999,
pág
24
SS
E vtiidios Clrisicos
125, 2004
 
GRIEGO
Y
LAT~N
LENGUAS MUERTAS?
9
insuficientes, mejor sería borrarlos. Pero quiero plantear el tema en términos generales. Primero, existe el caso de una lengua que deja de hablarse y comienza a hablarse otra, es el caso del latín y las lenguas románicas, por ejemplo, no es el único. Pero las cosas no siempre son tan claras. LES que el griego antiguo y el moderno son dos lenguas que se siguie- ron la una a la otra? Hay quien dice esto, pero son más los que sos- tenemos que hay una unidad, lo que se prueba por la posibilidad de escribir una Historia del griego; aunque, desde luego, haya diferen- cias temporales. Ciertos términos o usos gramaticales del griego anti- guo se perdieron o solo en ciertos niveles de lengua se conservaron. La oposición vida muerte no es, aquí, s que muy parcial. Segundo, unir el concepto de «vida» y el de «lengua hablada»
s
unilateral, insuficiente. Hay lenguas que dejaron de hablarse en la vida común, pero siguieron escribiéndose en usos tradicionales reli-. giosos, literarios, científicos); y en ocasiones esos textos eran leídos, a veces hasta se seguían comentando o debatiendo en su misma len- gua.
O
se escribía y debatía, en ciertos círculos, en la misma lengua, concretamente en latín en las Universidades
y
otros Centros. No puede decirse que esta lengua estuviera muerta. Insisto en ello más abajo. En el caso del griego, los Evangelios siguen hoy leyéndose, en los oficios, en su lengua original, el griego de la koiné, como hasta hace poco y todavía en algunos lugares) se leía en la misa el latín original, que había sido la lengua culta en toda la Edad Medlia y aun hasta mucho después. Pienso que, en esos momentos, griego y latín eran, son, len- guas vivas y actuantes, que han seguido y siguen ejerciendo
su
influjo. Pero también el antiguo eslavo sigue usándose en la liturgia orto- doxa de los eslavos, sigue estudiándose el Corán en su árabe clási- co. El sánscrito sigue cultivándose en la India yo he oído a los san- tones recitar los Vedas), el copto sigue siendo la lengua sagrada de la Iglesia copta. No basta con la etiqueta de «lengua de prestigio». Es que, ade- más, esas lenguas, ciertamente solo dentro de determinados círcu- los, que eran influyentes sobre la totalidad de la sociedad, eran escri- tas y habladas. Estaban vivas. El latín era la lengua de documentos literarios
y
no solo en la Edad Media, era la lengua en que escri- bieron Nebrija, el rocense, Newton o Linneo, se escribía todavía en América, se escriben hoy en día en él los Aparatos de nuestras ediciones críticas. En sánscrito siguieron escribiendo budistas e hin-

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->