Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
18Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Sontag, Susan - Relatos

Sontag, Susan - Relatos

Ratings: (0)|Views: 2,154 |Likes:
Published by hilo de ariadna

More info:

Published by: hilo de ariadna on Nov 08, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/03/2014

pdf

text

original

 
S
USAN
S
ONTAG
 Relatos Relatos
 
 Diálogo entre una descendiente de Noé y un pájaro
Cuéntame un cuento –dijo una de las descendientes de Noé–. Sí, cuéntame uncuento. –¿De qué clase? Mmmm. Puedo contarte uno con final feliz. –No seas condescendiente. Puedo tolerarlo. Sólo cuéntame un cuento. –Entonces te contaré uno con final triste. Pero después de un rato ya no prestarásatención. Estarás inquieta, con la mirada distraída. Y te preguntaré lo que ocurre y meresponderás que ya has oído ese cuento antes. Me dirás que no tenía por qué haber terminado tan mal. –¿Sólo hay dos clases de cuentos? No es cierto. –Ay, el cielo es amplio. Ay, el océano, profundo. Y todos los cuentos ya han sidocontados, ay, ay, ay... –¡Basta! Sólo quieres atemorizarme. Pero es inútil, no tiene remedio. Debomantener el ánimo en alto. Sé que eres un pájaro agorero. Te gusta atemorizarme. –¿Agorero yo? Te equivocas. Me encanta estar vivo. Precipitarme, lanzarme y posarme donde me apetece. Lo que ocurre es que si observo mi entorno no puedo sentir más que desánimo. –Escucha, se supone que eres el portador de buenas nuevas. –Sólo puedo relatar lo que veo. –Pues vuela, entonces. Y no vuelvas hasta que puedas contar algo optimista. –¿Ves? Te lo dije, no quieres oír malas noticias. –Vaya, es que no quiero escuchar malas noticias siempre. No me lo reproches. –Bien, lo intentaré de nuevo. No creas que me gustan las calamidades, claro que no.Así que quieta aquí y déjame echar otro vistazo. –¡Espera! –¿Qué? –No te distraigas por ahí. Quiero decir, no hagas el tonto. Es decir, sólo trae lasnoticias. –Primero me riñes por agorero, y ahora me reprochas que lo pase bien. Pero no puedo evitarlo. El éxtasis es lo mío. Soy un artista, ya lo sabes. –¿El éxtasis, dónde? –Por doquier. –Vaya suerte. –Qué, ¿nunca lo has sentido? –Claro, pero... –Sí, ya sé. Pero entonces algo te desanima. Cargas con todas estas posesiones quetanto te importan y tienes que guardar y remplazar, y todos tus ambiciosos proyectos ytu crasa parentela, y... –No hables de mis parientes, ¿te queda claro? Se esfuerzan mucho. –Todos os esforzáis. Sobre todo en ignorar las malas noticias hasta que vienen a posarse en tu regazo. –Y ¿por qué no habríamos de albergar esperanzas? Considera a cuánto hemoslogrado sobreponernos. Y aquí estamos, todavía. Perduraremos. Lo sé. –Eso espero. Ojalá estés en lo cierto. En todo caso, yo me voy. –Pero, ¿volverás?

Activity (18)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
lizardocd liked this
josepazviolin liked this
orodri45 liked this
smashinsita liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->