Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Deuda Perpetua: La Tercera Ola de endeudamiento público- Héctor GIULIANO

Deuda Perpetua: La Tercera Ola de endeudamiento público- Héctor GIULIANO

Ratings: (0)|Views: 18|Likes:
Published by Ramón Rodolfo Copa
Deuda Perpetua: La Tercera Ola de endeudamiento público
-Deuda, ajuste y Banco Central
LA OLA DE ENDEUDAMIENTO PÚBLICO K.
Por Héctor GIULIANO (15.4.2014).
Un viejo refrán dice que el éxito más grande del Demonio es habernos hecho creer que no existe.
Con el problema de la Deuda Pública perpetua pasa algo parecido.
Esta advertencia es importante en momentos que, como producto de la nueva Crisis de Deuda de este verano 2014, la administración Kirchner marcha a pasos acelerados hacia una nueva ola de endeudamiento de la Argentina.
LA NEGACIÓN DE LA DEUDA.

¿Deuda? ¿qué deuda?
La Deuda es el condicionante total y absoluto de las Finanzas Públicas y de la Política Económica Nacional.
Lo hemos dicho mil veces: el que no entiende esto no sabe nada de Finanzas, de Economía y de Política.
El ocultamiento de esta realidad es la clave del comportamiento real – no del discursivo – de los gobiernos de turno; y el de los Kirchner no sólo no ha sido una excepción a esta regla sino que ha sumado el agravante de su hipocresía: decir una cosa y hacer lo contrario.
La negación del problema determinante de la Deuda viene a caballo de tres falacias
Deuda Perpetua: La Tercera Ola de endeudamiento público
-Deuda, ajuste y Banco Central
LA OLA DE ENDEUDAMIENTO PÚBLICO K.
Por Héctor GIULIANO (15.4.2014).
Un viejo refrán dice que el éxito más grande del Demonio es habernos hecho creer que no existe.
Con el problema de la Deuda Pública perpetua pasa algo parecido.
Esta advertencia es importante en momentos que, como producto de la nueva Crisis de Deuda de este verano 2014, la administración Kirchner marcha a pasos acelerados hacia una nueva ola de endeudamiento de la Argentina.
LA NEGACIÓN DE LA DEUDA.

¿Deuda? ¿qué deuda?
La Deuda es el condicionante total y absoluto de las Finanzas Públicas y de la Política Económica Nacional.
Lo hemos dicho mil veces: el que no entiende esto no sabe nada de Finanzas, de Economía y de Política.
El ocultamiento de esta realidad es la clave del comportamiento real – no del discursivo – de los gobiernos de turno; y el de los Kirchner no sólo no ha sido una excepción a esta regla sino que ha sumado el agravante de su hipocresía: decir una cosa y hacer lo contrario.
La negación del problema determinante de la Deuda viene a caballo de tres falacias

More info:

Categories:Types, Presentations
Published by: Ramón Rodolfo Copa on May 19, 2014
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/19/2014

pdf

text

original

 
LA OLA DE ENDEUDAMIENTO PÚBLICO K.
Por Héctor GIULIANO (15.4.2014).
Un viejo refrán dice que el éxito más grande del Demonio es habernos hecho creer que no existe. Con el problema de la Deuda Pública perpetua pasa algo parecido. Esta advertencia es importante en momentos que, como producto de la nueva Crisis de Deuda de este verano 2014, la administración Kirchner marcha a pasos acelerados hacia una nueva ola de endeudamiento de la Argentina.
LA NEGACIÓN DE LA DEUDA.
¿Deuda? ¿qué deuda? La Deuda es el condicionante total y absoluto de las Finanzas Públicas y de la Política Económica Nacional. Lo hemos dicho mil veces: el que no entiende esto no sabe nada de Finanzas, de Economía y de Política.
 
El ocultamiento de esta realidad es la clave del comportamiento real
 –
 no del discursivo
 –
 de los gobiernos de turno; y el de los Kirchner no sólo no ha sido una excepción a esta regla sino que ha sumado el agravante de su hipocresía: decir una cosa y hacer lo contrario. La negación del problema determinante de la Deuda viene a caballo de tres falacias de base:
LA MENTIRA DEL DESENDEUDAMIENTO PÚBLICO.
No es cierto que la Argentina se esté des-endeudando: la deuda oficial
 –
 que a mediados del 2005 era de unos 147.000 MD (Millones de Dólares)
 –
 hoy es de 213.000 MD (según los últimos datos disponibles, al 30.9.13), que se eleva a los 300.000 MD sumando los intereses a pagar (72.000 MD) y el pago faltante de los cupones PBI (unos 15.000 MD). La Deuda está aumentando a un ritmo superior a los 10.000 MD por año: en 2011 aumentó 14.600 MD, en 2012 el incremento fue de 18.800, en 2013
 –
 todavía sin cifras oficiales
 –
 estaba previsto que aumentase otros 12.100 MD y para el 2014 el Presupuesto prevé un aumento de otros 12.700 MD. La administración Kirchner ha privilegiado el pago a los Acreedores Privados
 –
 externos e internos
 –
 y a los Organismos Financieros Internacionales (FMI, Banco Mundial, BID y CAF) a costa de desfinanciar al Estado: el 60 % de las obligaciones del Gobierno Central son ahora con organismos del propio Sector Público. Pagadiós: El 62 % de la plata de los jubilados está metida en títulos públicos Pero esta deuda con terceros traspasada al Estado es impagable y ha desquiciado las Finanzas Públicas: la ANSES se encuentra desfinanciada porque tiene el 62 % de la plata de los jubilados metida en títulos públicos, el Banco Central (BCRA) ha sido descapitalizado porque las reservas internacionales se usaron para el pago de deuda externa (más de 30.000 MD) y se dio total permisividad para la salida masiva de capitales (90.000 Md durante la
“década ganada”),
 el Banco Nación (BNA) tiene la mitad de su cartera de créditos prestada al Estado en lugar de destinar esos fondos a la actividad productiva de PYMEs y grandes empresas; y toda una serie de organismos nacionales tienen títulos de corto plazo colocados y renovados compulsivamente por la Tesorería. Todas estas obligaciones oficiales no tienen capacidad demostrada de repago. Cuando el gobierno Kirchner
 –
 hoy a coro de los economistas locales y extranjeros del establishment
 –
 dice que el país se está des-endeudando ello quiere decir que después de haber privilegiado incondicionalmente el pago de la mayoría de la deuda externa o deuda con terceros, ya no toma en cuenta la deuda pública interna o deuda intra-Estado porque no piensa pagarla, pasándole así la carga de sus obligaciones domésticas impagables al Pueblo Argentino.
 
LA DESVIRTUACIÓN DEL CONCEPTO DE CONFIANZA.
Desvirtuar significa quitar la virtud o sustancia de una cosa; en este caso, de una palabra: la palabra Confianza, que es la fe o esperanza que se tiene en alguien o en algo. Este término -
lo mismo que el estribillo servil del Partido de la Deuda acerca de “honrar los compromisos externos”
- conlleva una engañosa y equívoca asociación entre supuesta confianza de los acreedores y real capacidad de pago del Estado; cosa que no existe. Y en esto reside la clave de la trampa de la deuda dentro del Sistema de Deuda Perpetua lo rige, porque los capitales financieros y la banca internacional no apuestan precisamente a una capacidad de repago de los países deudores, como el nuestro sino, por el contrario, a su segura insolvencia, de modo que
 –
 cumpliendo la lógica final de la Usura
 –
 el deudor (en este caso, el país) no pueda pagar sus deudas y así nunca deje de ser deudor. De esta manera se garantiza la refinanciación permanente de las acreencias y la toma de nuevas deudas.
LA TRAMPA DE LA DEUDA PERPETUA.
Cumplido el paso anterior, la instrumentación del Sistema de la Deuda se simplifica conceptual y fácticamente.
Deuda Eterna: Pagaron más que nadie Debemos más que nunca
Sólo resta agregarle el absurdo principio generalizado de que
“no hay problema en tomar deuda sin capacidad de
repago mientras se puedan pagar los intereses y refinanciar permanentemente el capital o principal de las
obligaciones”.
 Esto es, que la Deuda Pública pasa a ser no una fuente de financiamiento excepcional sino una fuente normal y estructural en la financiación del Estado. Se trata, por ende, de un mecanismo no reversible. Para que estas tres falacias concurran en función del Sistema de la Deuda Perpetua deben violarse
 –
 en letra y espíritu
 –
 los Deberes y Obligaciones de los Funcionarios Públicos superiores intervinientes, el sentido de la Ley 24.156 de Administración Financiera del Estado y la lógica del Presupuesto Nacional, en cuanto reemplaza el superávit fiscal por el déficit cubierto con más deuda.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->