Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
11Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
7fedro

7fedro

Ratings: (0)|Views: 4,973|Likes:
Published by jtsaracho

More info:

Published by: jtsaracho on Nov 13, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

04/07/2013

pdf

text

original

 
Fedro:
 Fábulas
.José Tomás Saracho Villalobos. I.E.S. Fernando Robina. Llerena.
 1
Selección de textos para la Prueba de Acceso a laUniversidad de Extremadura.
 La fábula aparece en la literatura griega y de ella, como otros géneros, pasa a lalatina. En su origen se opone a la epopeya: en ésta hablan y actúan grandes hombres,héroes y dioses, representando los aspectos más nobles de la humanidad; en aquélla,animales que simbolizan actitudes o costumbres humanas de la vida corriente. Por sureferencia a las costumbres la fábula está emparentada con el epigrama y la sátira,aunque cada género adopta una postura peculiar ante los vicios y virtudes de loshombres. La fábula en concreto se caracteriza por la ficción que la traslada a un mundoen que plantas y animales hablaban y así eran personajes adecuados para representar lahumanidad.Si la epopeya se vincula al mundo de la aristocracia, la fábula es el medio deexpresión propio de los estratos más humildes y desheredados de la sociedad: Esopo yFedro, representantes del género en Grecia y Roma, nos son conocidos como esclavos.Y en manos del pueblo humilde se convertía en instrumento reivindicativo y medio deexpresión de lo que no podía decirse de modo más claro y directo.Entre los griegos los relatos de animales hacen su aparición muy pronto. Elejemplo más antiguo es la fábula del azor y el ruiseñor de
Trabajos y días
de Hesíodo, yotros semejantes se encuentran en Arquíloco y Semónides.
 Ahora contaré una fábula a los reyes, aunque sean sabios. Así habló u halcón a un ruiseñor de variopinto cuello mientras le llevaba muy alto,entre las nubes, atrapado con sus garras. Éste gemía lastimosamente, ensartado entrelas corvas uñas y aquél en tono de superioridad le dirigió estas palabras."¡Infeliz! ¿Por qué chillas? Ahora te tiene en su poder uno mucho más poderoso. Irás adonde yo te lleve por muy cantor que seas y me servirás de comida si quiero o te dejarélibre. ¡Loco es el que quiere ponerse a la altura de los más fuertes! Se ve privado de lavictoria y además de sufrir vejaciones, es maltratado". Así dijo el halcón de rápido vuelo, ave de amplias alas.
Hesíodo:
Trabajos y días
202- 13
Cierta fábula hay que así cuenta:que una vez la zorra y el águila trabaron amistad como vecinas.
Arquíloco 89 DTales narraciones probablemente no se deben a la imaginación del poeta, sinoque se remiten a un patrimonio de fábulas populares acumulado desde muy antiguo yque en su tiempo debía de ser ya muy abundante. Es posible que en buena parte tuvieranorigen oriental (India, Mesopotamia, Asia Menor...), aunque tampoco hay que excluir la participación de los griegos en su creación.Tanto por la tendencia oriental a agrupar fábulas y narraciones en torno a la vidade un hombre como por el espíritu sistematizador de los griegos, que buscaban unfundador para cada género literario, surge en el siglo VI a.C. la vida novelada de Esopo,en la que el núcleo histórico apenas resulta perceptible en medio de las leyendas yfantasías que lo adornan. El fundador de la fábula se presenta como esclavo frigio: suvida llena de aventuras y correrías, termina en Delfos, y su muerte es vengada por Apolo. Así las fábulas griegas de animales quedan referidas a Esopo y se denominan"fábulas esópicas". En la antigüedad griega se formaron luego colecciones de fábulas.
 
Fedro:
 Fábulas
.José Tomás Saracho Villalobos. I.E.S. Fernando Robina. Llerena.
 2La más antigua de las que se conocen es la atribuida a Demetrio Falereo; pero las quehan llegado hasta nosotros datan de épocas más tardías.En la literatura latina la fábula se afirma como género gracias a Fedro, escritor del siglo I d.C., aunque se encuentran muestras esporádicas muy anteriores desde elapólogo del labrador y la alondra de las
Saturae
de Ennio.Lo que se sabe de su vida procede de su obra, y en particular de los prólogos yepílogos de los cincos libros de sus
 Fabulae Aesopiae
. Por ellos sabemos que habíanacido en Macedonia hacia el año 15 a.C. y que muy joven había venido a Roma comoesclavo de Augusto, que más tarde le concedió la libertad. Los dos primeros libros desus fábulas aparecieron en el principado de Tiberio; el III en el de Calígula; y siguieronotros dos, IV y V, antes de su muerte, que pudo tener lugar en tiempos de Claudio o talvez de Nerón.En el prólogo del libro III (aunque algunos editores pasan estos versos al epílogodel II) habla de dificultades que sus fábulas anteriores le habían ocasionado, concretadasen la enemistad y las persecuciones de Sejano. Este libro aparece dedicado a Éutico,auriga del "equipo de los verdes", favorito de Calígula; los siguientes a Particulón,hombre de letras, y a Fileto, por lo demás desconocido. El libro II, si se admiten ciertaslecturas, podría estar dedicado a un tal Ilio.Claramente aparecen en estos prólogos y epílogos las ideas de Fedro acerca desus fábulas y de su propia actividad literaria. Con frecuencia nombra a Esopo y seremite a él: con ello busca el prestigio del fundador del género para su obra; pero susfábulas son "esópicas", y sólo en pequeña medida proceden de Esopo. Fedro, esclavocomo aquél, y luego liberto, insiste en el valor reivindicativo de la fábula en manos delos humildes. A la ficción sobre plantas y animales con finalidad hilarizante ymoralizadora añade la versificación y las aspiraciones literarias. En el primero de estosaspectos, quiere atacar a los vicios, pero no a las personas. En el segundo, relaciona suvocación literaria, que le lleva a afirmarse como el primer representante de la fábula enla literatura romana, con su cuna próxima al monte Pierio y a la patria de Lino y Orfeo.Por lo demás, no aspira al aplauso de los ignorantes, y antepone la utilidad práctica a laaltura literaria. Entre las cualidades de su estilo se gloría sobre todo de su concisión. Susquejas de la envidia contienen resonancias tanto de su actitud moralizante como de lascircunstancias de su vida literaria.Pero la obra de Fedro la conocemos directamente: 103 fábulas integran los cincolibros que han llegado hasta nosotros por transmisión directa; y a ellas ha de añadirse probablemente las 22 que proceden de la
 Appendix Perottina
(de Nicolás Perotti, sigloXV). Las fábulas de la transmisión directa constan de dos elementos: un relato ejemplar,generalmente de animales, y una moraleja, que puede proceder o seguir de aquél. Perono todos los relatos son fábulas de animales; conforme se avanza en la lectura se hacenmás frecuentes la anécdotas relativas a personas. La moraleja fluye a veces de lanarración de un modo natural y adecuado; otras, en cambio, peca de generalización. Através de la colección de fábulas van desfilando los animales conocidos, tantodomésticos como salvajes, simbolizando siempre las virtudes o vicios de los hombres.Las fábulas de la
 Appendix Pereottina
carecen de moraleja.En el estilo de Fedro destaca su corrección y la concisión de que él se mostrabaorgulloso. Tal brevedad produce en ocasiones la impresión de sencillez y elegancia; pero otras veces se confunde con el esquematismo y la sequedad, que tiene su reflejo enla falta de matización y de profundización en las conductas humanas. Para comprender lo que estas indicaciones pueden significar nada mejor que compara la fábula 13 de lacolección perottina con el cuento de la "viuda de Éfeso" del satiricón (111-112) dePetronio, pues ambos relatos tienen el mismo argumento.
 
Fedro:
 Fábulas
.José Tomás Saracho Villalobos. I.E.S. Fernando Robina. Llerena.
 3 XV. [Vidua et miles]Quanta sit inconstantia et libido mulierumPer aliquot annos quaedam dilectum uirumamisit et sarchphago corpus condidit;a quo reuelli nullo cum posset modoet in sepulchro lugens uitam degeret,claram assecuta est famam castae coniugis.Interea fanum qui compilarant Iouis,cruci suffixi luerunt poenas numini.Horum reliquias ne quis posset tollere,custodes dantur milites cadauerum,monumentum iuxta, mulier quo se incluserat.Aliquando sitiens unus de custodibusaquam rogauit media nocte ancillulam,quae forte dominae tunc adsistebat suaedormitum eunti; namque lucubraueratet usque in serum uigilias perduxerat.Paulum reclusis foribus miles prospicit,uidetque egregiam facie pulchra feminam.Correptus animus ilico succenditur oriturque sensim ut impotentis cupiditas.sollers acumen mille causas inuenit, per quas uidere posset uiduam saepius.Cotidiana capta consuetudine paulatim facta est aduenae submissior,mox artior reuinxit animum copula.Hic dum consumit noctes custos diligens,desideratum est corpus ex una cruce.Turbatus miles factum exponit mulieri.At sancta mulier "Non est quod timeas" ait,uirique corpus tradit figendum cruci,ne subeat ille poenas neglegentiae.Sic turpitudo laudis obsedit locum.[CXI] "Matrona quaedam Ephesi tam notae erat pudicitiae, ut vicinarum quoquegentium feminas ad spectaculum sui evocaret. Haec ergo cum virum extulisset, noncontenta vulgari more funus passis prosequi crinibus aut nudatum pectus in conspectufrequentiae plangere, in conditorium etiam prosecuta est defunctum, positumque inhypogaeo Graeco more corpus custodire ac flere totis noctibus diebusque coepit. Sicadflictantem se ac mortem inedia persequentem non parentes potuerunt abducere, non propinqui; magistratus ultimo repulsi abierunt, complorataque singularis exemplifemina ab omnibus quintum iam diem sine alimento trahebat. Adsidebat aegraefidissima ancilla, simulque et lacrimas commodabat lugenti, et quotienscumquedefecerat positum in monumento lumen renovabat. "Una igitur in tota civitate fabulaerat: solum illud adfulsisse verum pudicitiae amorisque exemplum omnis ordinishomines confitebantur, cum interim imperator provinciae latrones iussit crucibus affigisecundum illam casulam, in qua recens cadaver matrona deflebat. "Proxima ergo nocte,cum miles, qui cruces asservabat, ne quis ad sepulturam corpus detraheret, notasset sibilumen inter monumenta clarius fulgens et gemitum lugentis audisset, vitio gentis

Activity (11)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
MOIJOS liked this
Rocío Col liked this
Yadira Molina liked this
andrehiaz liked this
rosacarmen liked this
rosacarmen liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->