Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Proponer la fe

Proponer la fe

Ratings: (0)|Views: 170 |Likes:
Published by Lucelly

More info:

Published by: Lucelly on Mar 13, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/05/2012

pdf

text

original

 
LA PROPUESTA DE LA FE HOY
El paisaje sociocultural ha cambiado y está en constante evolución.
1
Estos cambios tambiénse manifiestan en la religión. Los jóvenes crecen en un medio, donde la cultura religiosa noocupa necesariamente un lugar de elección; la fe cristiana parece ya no contar en la vidareal y las nuevas generaciones están buscando dar un sentido a sus vidas por otras vías planteándose preguntas fundamentales sobre la existencia humana. Este paisaje nuevo einestable representa un desafío considerable. Obliga a repasar y renovar con detenimientola manera de concebir y de poner los medios para la educación de la fe.
2
Ahora podemosinferir algunas líneas que nos permiten proyectar la acción de evangelización en el mundode los jóvenes. Ante todo debemos:1.
Aprender las lecciones del pasado
Las sombras y las luces del pasado evangelizador nos aleccionan, es preciso estar atentos ano repetir los errores. La memoria del pasado nos advierte que la nueva evangelización delos jóvenes en el Continente debe hacerse desde el testimonio de la propia vida delevangelizador; una vida integrada y coherente, purificada de pretensiones de poder, prestigio y dinero; libre de actitudes impositivas y violentas; impregnada de la mentalidad yde los sentimientos de Jesucristo mismo; una evangelización desde la experiencia de unaiglesia servidora que dialoga con el mundo y que promueve la participación de todos;comprometida con los s pobres y respetuosa de las culturas de los pueblos ycomunidades; una evangelización en la línea del proyecto evangelizador (liberador) de
Medellín
,
 Puebla
y
Santo Domingo
que partiendo del encuentro personal y social conJesucristo vivo vaya más allá de sus propias fronteras en actitud misionera hacia los másalejados en sus propios ambientes, valorando y asumiendo las líneas y criterios pastoralesque sobre la Pastoral Juvenil se han formulado.2
. Atender a los nuevos rasgos culturales
Es importante no perder de vista los
nuevos rasgos culturales
que marcan nuestra sociedady que vienen a modificar considerablemente lo relativo a la religión. Vivimos en una cultura pragmática, marcada por los medios de comunicación, la ciencia y la técnica, que valora la
1
Las mentalidades se han secularizado, la pluralidad estalla por todas partes, la memoria cristiana se pulveriza,la práctica religiosa continúa flaqueando. La religión ha llegado a ser para algunos un asunto del pasado y, para un buennúmero, una opción personal que se quiere tener y mantener en el secreto íntimo de la conciencia (cf ASAMBLEA DEOBISPOS DE QUÉBEC,
 Proponer la fe a los jóvenes: una fuerza para vivir. Documento de orientación
(=
 AOQ
), Marzode 2000, 3).
2
La experiencia religiosa contemporánea se presenta individual, centrada en el cuerpo, negando las distincionesentre el hombre y Dios; proclive al tradicionalismo y ligada a la mutabilidad y a la fragilidad de las personas, que muchasveces se encuentran privadas de los requisitos necesarios para su transmisión hacia las nuevas generaciones. Laexperiencia religiosa de los jóvenes habita un territorio colocado al interior de los confines de la vivencia subjetiva: prevalece la dimensión emocional como reacción a la aridez del positivismo, que se expresa en un redescubrimiento delconocimiento a través de la vivencia subjetiva. A las certezas que se adquieren lentamente y que requieren una larga búsqueda entre las ideas, las doctrinas y los textos sagrados, se contrapone un conocimiento derivado de una experienciavivida personalmente: “Dios existe yo lo he encontrado” es la afirmación perentoria de un conocimiento inmediato,apenas formulado, pero que es fuente de una certeza absoluta (cf Mario POLLO,
 Le trasformazioni culturali,
11-14).
 
autonomía de las personas, la participación, el debate y la crítica. Estos rasgos impregnanfuertemente las mentalidades y la sensibilidad de los jóvenes y representan a la vezamenazas y probabilidades para el despertar y la transmisión de la fe.
3
3.
Hacer los propios cambios
El mundo presenta una evolución vertiginosa. Es importante que la Iglesia sepa reconocer estos cambios y realizar -ella misma- aquellos otros que sean necesarios para entrar endiálogo con el mundo en el que está inserta y actúa.
 
Considero que
 
dos cambios se hacennecesarios para la situación cultural que se ha evocado. Estos dos cambios conducen aconsiderar de otro modo la propuesta de la fe a las jóvenes generaciones. Uso la metáfora para describirlos. Es necesario pasar hoy
del modelo del río, al modelo de la fuente y del modelo de los programas, al modelo de los itinerarios. Del modelo del río al modelo de la fuente
Hemos estado habituados a pensar que la transmisión de la fe seguía el modelo del río quecrece poco a poco con el aporte de varios afluentes que vienen a aumentar su caudal y aensanchar su cauce. Es así como la transmisión de la fe tenía su fuente en los hogares.Después, en la etapa de la infancia y la adolescencia, ensanchaba su curso con el afluente principal de la escuela y la enseñanza religiosa escolar. Después las parroquias tomaban elrelevo para el resto del curso y del declinar de la vida. La transmisión de la fe se operaba demanera progresiva, encadenándose de etapa en etapa, como una herencia llevada yarrastrada en el oleaje continuo de la vida, en el funcionamiento cotidiano de lasinstituciones sociales y eclesiales.
 
Es necesario reconocer que esta imagen del río y de sus afluentes ya no corresponde con larealidad. En los hogares, a menudo, la fuente parece agotada. En la escuela, el aportereligioso es reducido; a veces es tratado de manera aleatoria. Por su parte, las parroquias,menos frecuentadas, no alimentan s que una bil proporción del pueblo de los bautizados y muchos creyentes no encuentran verdaderamente respuesta a su hambre.
 
Estaimagen del río evoca el dispositivo que ha servido para dirigir la evolución religiosa de lasgeneraciones anteriores. Los lugares institucionales que le caracterizaban son objeto de unalenta y continua desconexión. De este modelo de río con un cauce actual incierto, tenemosque pasar a otro modelo.
4
 
En las nuevas condiciones, es importante subir allí donde la fe toma su fuente. Es decir, enel corazón de la experiencia de la gente. La fuente se encuentra en las personas, en los
3
Cf 
ibid 
., 4 y 5.
4
Cf 
ibid 
., 6; La fórmula tradicional de la primera evangelización a través de la familia cristiana ha llegado a ser inadecuada, pues, en muchas familias la primera evangelización no es más practicada; la evangelización inicial de lafamilia cristiana no viene más sostenida por lo externo, el ambiente es fuertemente pluralista por todos lados desde el punto de vista religioso e ideológico; la tradicional oferta de catequesis parroquial no resulta muy adaptada para suplir lafalta de evangelización inicial; hay una enorme distancia y desproporción entre el mundo cultural de la familia, en la queha habido una evangelización inicial en el ámbito del niño, y el mundo cultural asimilado en el ámbito de la escuela y delas nuevas pertenencias juveniles (cf Joseph GEVAERT,
 Evangelización
, en
 Dizionario di Pastorale Giovanile, 383
).
 
momentos esenciales de sus vidas, en las experiencias básicas a través de las cuales semanifiestan los primeros estremecimientos y rumores de la fe. Es esta fuente la que sincesar hay que buscar, despejar, canalizar. Tenemos que estar atentos al pozo secreto quecada uno lleva en lo más profundo de sí mismo, atentos a buscar las fuentes de la fe,siempre subterráneas, pero que afloran pronto o tarde al ras de la vida. La fuente está allí,donde la gente, fatigada, encuentra el placer de beber, el gusto del agua, el gusto de vivir yde revivir. Volver a la fuente es más que conducir a los creyentes, es más que entrar en unsistema. Es ante todo intentar extraer la experiencia espiritual que brota de la vida, queextraña, que hace presentir lo esencial, que despierta, que pone en marcha, que hace vivir.Es aprender a reconocer, en las diversas etapas de la vida, esta fuente que el Espíritu hacesurgir en el corazón de los seres, como un don, como una fecundidad nueva.
5
 De los programas a los proyectos
La situación cultural actual impulsa a hacer otro cambio: hay que pasar de los cursos a lositinerarios. La palabra “curso” evoca inmediatamente la idea de programa, series delecciones sobre la doctrina cristiana. Nos hace pensar en verdades enseñadas, en larepetición y en el adoctrinamiento.
 
La palabra “itinerario” propone ante todo la idea delaprendizaje de la verdad. Hace sitio a la persona, a su autonomía, a su evolución. Pasa deuna verdad aprendida a una verdad experimentada. Una verdad consolidada, comprobadacon la experiencia, que acaba en una convicción personal.
 
Ciertamente la fe conlleva una parte evidente de enseñanzas, conocimientos, verdades. Hoy se nos pide, ante el estallidode los medios de comunicación y evolución de las prácticas pedagógicas, encontrar 
coincidencias plurales
que impliquen la participación y el compromiso de los jóvenes. Senos pide sobre todo, en este tiempo de pluralismo religioso y de elección personal, tomar nota del hecho de que la fe se proyecta en primer lugar y ante todo a través del testimoniode vida de las personas creyentes. La fe se aprende sobre todo en el modo de vida de laexperiencia compartida, del camino hecho en compañía de los hermanos y hermanas cuyaaspiración y fuerza de vivir se inspiran en el Evangelio.
 
Proponer hoy la fe a los jóvenes es,más que intentar darles clases, sugerirles proyectos de vida.
6
Invitarles a dar algunos pasoscomo se hace un trozo de camino, como se descubre poco a poco un rincón del país, unterritorio nuevo, desconocido. Evidentemente, acompañándoles.
5
Cf 
ibid 
., El modelo de la fuente guarda relación con
el significado originario y específico de evangelización
que es el anuncio del mensaje evangélico a las personas con miras a la fe en Jesucristo y a la conversión al Evangelio.Evangelizar significa trabajar, preparando y realizando el encuentro explícito con el mensaje evangélico de tal modo quese haga posible el acto de fe y de adhesión al Evangelio (cf Joseph GEVAERT,
 Evangelización
, 380).
6
Un proyecto es una experiencia vivida que tiene resonancias en el ser completo. A todos los niveles, físico,intelectual, afectivo, espiritual. Un proyecto es un periodo de vida con todo lo que puede suponer de descubrimientos,encuentros, división de opiniones, debates, tensiones, conocimientos adquiridos, progreso. Un proyecto es más que unconjunto de actividades o estrategias pedagógicas; es una inmersión en lo real de donde se sale en parte transformado.Justo un poco de camino en el azar de la vida. Pero es una porción de sí mismo, un trozo de vida que no miente. Unfragmento del mundo, iluminado por el Evangelio. Un momento gratuito, irremplazable, como un relámpago, como elamor. La transmisión y la educación de la fe parecen hacerse ya como punteada por pequeños rasgos, a través de proyectos, a veces espontáneos, a veces propuestos, a veces programados. “Los proyectos breves tienden a reemplazar a loque antes se desarrollaba en un largo proceso”, pero es siempre la vida quien anima, la vida quien sorprende, con susinterrogantes y sus dramas, la vida quien repentinamente cambia y activa de nuevo (cf 
 AOQ
, 8 y 9).

Activity (6)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Luchocastillo liked this
alexmag liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->