Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
las Cinco Virtudes

las Cinco Virtudes

Ratings: (0)|Views: 1,939|Likes:
Published by Lucelly
Espiritualidad Vicentina
Espiritualidad Vicentina

More info:

Published by: Lucelly on Mar 13, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/25/2012

pdf

text

original

 
Formación para nuestro servicio como comunión y participación desde la perspectiva delos consejos evangélicos
 No he venido a ser servido sino ha servir 
” (Mc 10,45)
1. Marco doctrinal
Si hay una dimensión que haya trascendido tanto a nivel humano como a nivel bíblico es elsentido del servicio. Podríamos decir que para eso hemos sido llamados: para servir. Siquisiéramos hacer una síntesis al estilo de Jesús, sobre la Palabra de Dios, podríamos agregar que además del amor, la santa Palabra se resume en servicio, servir a Dios y a los hermanos.La mejor ilustración que podemos encontrar en el Antiguo Testamento es aquella narrada por Isaías en la figura del siervo sufriente
1
. Si pudiéramos además agregar algo nuevo a laconsabida respuesta que Jesús dio a Pilato a propósito del objeto de su misión, sin correr elriesgo de tergiversar el sagrado mensaje, sería el servicio, así: “para esto he venido al mundo para servir y dar testimonio de la verdad” ( Cf. Jn 18, 37). San Pablo en el cántico de losFilipenses
2
expresa esto mismo bajo el signo de la obediencia como también ya lo dejaba ver el profeta Isaías en el cántico arriba mencionado del siervo sufriente. Los teólogos modernoshan querido prestar atención a esta dimensión del servicio en lo que han llamado la kénosis.Esta no es otra cosa que la contemplación del misterio de la encarnación: Jesús se hadespojado de su condición divina para ponerse al servicio de los pobres y del Reino de Dios.Siguiendo este marco doctrinal para avanzar en nuestra reflexión nos podemos preguntar ¿quétipo de servicio nos pide Dios a través de la misión que la Congregación nos haencomendado? La respuesta debe ser el resultado de la oración y de la obediencia evangélica.“Que no se haga mi voluntad sino la tuya
3
”, decía Jesús cuando tuvo la tentación de desistir desu misión redentora sobre la cruz. La obediencia fiel y confiada nace de una experiencia vivacon el Padre en la oración.Hoy se nos pide que reflexionemos sobre el servicio de formadores en la comunión y en la participación a la luz de los consejos evangélicos. Considero que este servicio no es sólodeber de los formadores sino también de los formandos y de la Iglesia. No se entiende unacomunidad eclesial fuera de una comunión y de una participación plena y real en su función
1Is 42,1; Is 49,1; Is 50, 4; Is 52, 132Fil 2, 6ss)
3
Mt 26,42
1
 
de miembro activo en el cuerpo místico de Cristo. En la Biblia esta es la expresión másgenuina de la primera comunidad eclesial, como lo expresa el libro de los hechos de losapóstoles en sus primeros capítulos: “a diario acudían al templo fielmente e íntimamenteunidos; en sus casas partían el pan y compartían la comida con alegría y sencillez sincera”(He 2,46)Este acontecimiento sucede en un momento importantísimo de la iglesia primitiva. Despuésde la muerte de Jesús todos sus simpatizantes se dispersaron; unos por miedo, otros por decepción (Cf Emaús) y otros inclusive por pena (Cf Pedro). Pero Jesús se presenta en mediode ellos para darles sus últimas recomendaciones. Les promete el Espíritu y se aleja de unavez por todas. Esta vez los discípulos y algunos simpatizantes de Jesús se encierrannuevamente pero ahora lo hacen en comunidad, una comunidad orante (He 1, 13-14). Es en laoración común cuando el Espíritu de la promesa desciende sobre ellos produciendo como primer fruto la unidad de la Iglesia incipiente. No una unidad aparente, como un grupo de personas que se reúnen a ver un espectáculo tal como hubiera podido parecer en el momentode la ascensión (Cf Hec 1,10) o en la Pentecostés misma ( Cf Hec 2,3), sino una unidadverdadera. Una unidad que se construye en la casa del Señor (la Iglesia)pero que se prolongaen la casa de cada uno, en nuestras comunidades locales. Y es que los consejos evangélicosson
nuestro apellido
. Son ellos los que hacen de nosotros una familia y deben contribuir aque vivamos como familia, en otras palabras “como hermanos que se quieren bien”. Estaunidad de la que hablamos esta fundamentada según los mismos deseos de San Vicente en laimagen trinitaria.El hacer comunidad no es algo facultativo en nuestro instituto, es nuestra razón de ser. No se puede entender un cohermano que viva solo, que le guste la soledad. Una verdaderacomunidad debe estar unida por la fe, la oración y la fracción del pan conjugada con unaverdadera relación fraternal, que en nuestro caso esta íntimamente ligada a nuestros votos; por eso decía que ellos son definitivamente nuestro apellido, lo que nos identifica. Recordemosque no se trata de uniformar sino de crear comunidad a partir de lo que somos, nuestrassingularidades, nuestras diferencias.“Los discípulos de Jesús están llamados a vivir en comunión con el Padre (1 Jn 1, 3) y con suHijo muerto y resucitado, en “la comunión en el Espíritu Santo” (2 Cor 13, 13). El misterio dela Trinidad es la fuente, el modelo y la meta del misterio de la Iglesia: “un pueblo reunido por la unidad del Padre del Hijo y del Espíritu Santo”, llamada en Cristo “como un sacramento, osigno e instrumento de la íntima unión con Dios y de la unidad de todo el género humano”. La2
 
comunión de los fieles y de las Iglesias Particulares en el Pueblo de Dios se sustenta en lacomunión con la Trinidad (DA 155)
a. Iglesia: Pueblo de Dios
Decir que la Iglesia es el pueblo de Dios no atañe solamente su propia naturaleza sino antetodo su manera de ser y de existir. La comunidad se construye realmente cuando susmiembros sean capaces de confesar juntos el mismo bautismo que nos reclama de la mismasangre de Cristo. Esto implica que cada uno de nosotros sea realmente actor dentro de sucomunidad. En una comunidad como la nuestra, según dicen nuestras constituciones, cadauno de sus miembros se esfuerza por cumplir el mismo fin: “la santificación personal y la decada uno de sus miembros”.Tomar consciencia de ello implica que la corresponsabilidad, la igualdad, la solidaridad y lacaridad entre nosotros no son solo adornos sino que son la esencia misma del carismavicentino. Hoy más que nunca se nos pide dar testimonio real que lo que exigimos desdenuestros púlpitos. San Vicente quiso presentar las reglas a la compañía cuando estaba seguroque ellas se podían vivir; ellas son fruto de la experiencia personal de nuestro santo. SanVicente no quería que lo tuviesen a él por modelo, pues él consideraba a justa razón, quenuestro modelo es Cristo que nos ha llamado a participar de su sacerdocio para anunciar a los pobres la buena Nueva, a los ciegos la vista, la libertad a los cautivos y aliviar los corazonesafligidos (Cf Lc 4,16-18).
b. Iglesia: Cuerpo de Cristo
Con el pueblo de Dios nosotros también somos llamados a formar el cuerpo místico de Cristo pero en calidad de cabeza. Tomar consciencia de ello nos debe hacer reflexionar seriamentesobre nuestra santidad, ofreciendo nuestro ser como sacrificio in persona Christi. Estaconvicción también debería fundar nuestra fraternidad. Una firme exigencia fraterna perodecidida para guiar y orientar a todos por el camino que lleva a la santidad. Esta tarea no es unanexo a nuestra misión , realmente hace parte de nuestra esencia: “santos y sabios sacerdotes”repetía nuestro fundador. Nuestra comunidad no es una simple reunión de creyentes, es larepresentación real del cuerpo de Cristo-cabeza. 
c. Iglesia: Templo del Espíritu
Confesar que la Iglesia es el templo del Espíritu es reconocer que el Espíritu Santo es lafuente misma donde nace la comunidad. Seria también confesar y reconocer que los dones del3

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
profcesarjavier liked this
Unai Benito liked this
Madresuperiora liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->