Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
PODEMOS, Razones Del Éxito, Consecuencias e Incógnitas

PODEMOS, Razones Del Éxito, Consecuencias e Incógnitas

Ratings: (0)|Views: 2 |Likes:
Published by sanchezroje

More info:

Published by: sanchezroje on May 30, 2014
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/30/2014

pdf

text

original

 
1
󰁐󰁏󰁄󰁅󰁍󰁏󰁓󰀺 󰁲󰁡󰁺󰁯󰁮󰁥󰁳 󰁤󰁥󰁬 󰃩󰁸󰁩󰁴󰁯󰀬 󰁣󰁯󰁮󰁳󰁥󰁣󰁵󰁥󰁮󰁣󰁩󰁡󰁳 󰁥 󰁩󰁮󰁣󰃳󰁧󰁮󰁩󰁴󰁡󰁳󰀮
Jesús Sánchez Rodríguez
i
 30/05/2014 Como sostenía en mi anterior artículo en torno a los resultados de las elecciones europeas, España es uno de los cuatro países de la UE donde se ha producido un cierto terremoto político como consecuencia de estos resultados. En ese terremoto político confluyen tres fenómenos, el ascenso a primera fuerza política en Cataluña de ERC, el desplome del bipartidismo, y el espectacular despegue de Podemos. De momento son de los dos últimos los que más consecuencias inmediatas parecen desprenderse, pero no puede olvidarse el impacto del respaldo a ERC en la evolución en los próximos meses del contencioso nacionalista en Cataluña. Si los resultados obtenidos por Podemos correspondiesen, por ejemplo, a los de la cuarta vez que se presentan a elecciones no hubiese dado lugar a los ríos de tinta que acaban de correr, un 7,94% de votos son de un peso relativamente modesto en el conjunto. Lo impactante ha sido conseguirlos la primera vez que se presentan, después de montar un partido en apenas tres meses, y con una capacidad financiera muy reducida. En ese sentido se convierte en un fenómeno político, similar el representado por el del Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo en Italia. Nadie había pronosticado el resultado obtenido, no solamente porque las encuestas previas no lo habían detectado, sino porque la participación conseguida en las primarias que Podemos celebró para elegir los candidatos no reflejaba tampoco el tirón posterior. El grupo promotor había comenzado por condicionar la posibilidad de presentarse siempre que consiguiesen 50.000 apoyos. Las cifran que publicaron es que casi consiguieron el doble. Luego celebraron primarias para escoger los candidatos y la participación se quedó en 33.000. Lo presentaron como un triunfo, en comparación con las primarias de otras formaciones, pero la cifra había bajado respecto a sus primeros apoyos. Así pues, la celebración de primarias no parece ser el elemento desencadenante del apoyo electoral obtenido. Como refuerzo de esta hipótesis, también otras candidaturas nuevas celebraron primarias y no han sacado ni un representante.
 
2 El ambiente estaba creado tanto para Podemos como para las otras candidaturas nuevas y las organizaciones a la izquierda del PSOE. Se trataba del intenso malestar de amplias capas populares contra las políticas iniciadas por Zapatero y continuadas y profundizadas por Rajoy, malestar expresado en las miles de manifestaciones y las tres huelgas generales que han tenido lugar en estos últimos años. El crecimiento experimentado por IU en estas condiciones, que ha triplicado su representación, puede explicarse fácilmente: ha estado presente como organización en esas luchas, impulsándolas muchas veces, tiene conexiones con los sindicatos, especialmente con CCOO, y ha conseguido articular una alianza compleja con otros partidos para concurrir a las elecciones, todo ello ampliamente conocido por la opinión pública desde hace mucho tiempo. IU aparecía como el vehículo apropiado para canalizar todo ese descontento en el terreno político. Su capacidad para ir tejiendo alianzas y su posibilidad de representar la herramienta política del descontento la situaban en una posición similar a la de Syriza en Grecia. Sus resultados lo han confirmado, pero se quedaron lejos de las expectativas, la aparición de Podemos ha cortocircuitado su ascenso. El campo a la izquierda del PSOE parece quedar dividido en dos bloques con el resultado electoral de las europeas. ¿Pero cómo se puede explicar la salida espectacular de Podemos? Como se ha apuntado más arriba, la participación en las primarias no parece indicar que este proceso que haya sido un elemento determinante, lo único que parece indicar es la cantidad de activistas o simpatizantes comprometidos con los que puede contar, y no es una cifra nada despreciable. Pero hay que explicar la diferencia entre los 33.000 participantes en las primarias y los 1.224.758 votos obtenidos. Podemos tampoco ha contado con un respaldo financiero importante para realizar la campaña y eso se ha notado en la propaganda. Se puede dar por descontado que los 33.000 participantes en las primarias habrán hecho su campaña personal, como en otros partidos sus militantes. Y puede que hayan utilizado intensamente las redes sociales, pero tampoco está aquí la explicación. Mi hipótesis, nada original por cierto, es que los responsables de esos resultados son algunos elementos propios de la política-marketing tan importante en estos tiempos. Primero, y sobre todo, un periódico, Público, con un importante nivel de lectores situados generalmente a la izquierda del PSOE, que ha promocionado intensamente desde sus páginas y su medio audiovisual, La Tuerca, inicialmente a un personaje mediático, Pablo Iglesias, y luego a un proyecto político, Podemos. Segundo un lanzamiento como tertuliano en diversos espacios televisivos al propio Pablo Iglesias para convertirle en un personaje conocido en poco tiempo. Y tercero, la utilización por Pablo Iglesias de un lenguaje a la vez ambiguo, directo y populista en sus intervenciones. Su identificación de la casta política como la responsable principal de todos
 
3 los males terminó calando a través de sus intervenciones mediáticas y arrastró ese caudal de votos obtenidos. En Italia Beppe Grillo hizo algo similar y los resultados fueron incluso más espectaculares. Beppe Grillo comenzó fundando un blog en 2004 de crítica a la política italiana que se convirtió en una de las páginas más visitadas en Italia, después creó con sus lectores grupos de trabajo y discusión y siguió con convocatoria de días de protesta e iniciativas populares al Parlamento. En 2009 creó el Movimiento 5 Estrellas al que presentó como un anti-partido. Los candidatos para las elecciones regionales en 2010 fueron elegidos, en primarias, directamente por los ciudadanos a través de internet, su resultado fue un poco más modesto que el de Podemos en España, un 5%. Pero en marzo de 2013, en las elecciones generales, el Movimiento 5 Estrellas fue el más votado con 8,6 millones de votos. Hay diferencias, por supuesto, en el caso italiano el proceso fue más lento, necesitó 9 años para dar el gran campanazo, y su trayectoria fue más autónoma, no hubo promoción de un medio de comunicación, en Italia no se ha dado el nivel de las movilizaciones de España, ni existía una organización a la izquierda con la implantación de IU. Pero son evidentes las coincidencias fundamentales: ambos proyectos recogen el malestar social existente, se presentan como anti-políticos para participar en la política, buscan la articulación autónoma y la participación directa de los ciudadanos en la elección de los candidatos, utilizan un discurso populista y ambiguo (en ambos casos se trasmite que no son de derecha ni de izquierda) para atacar a la clase política establecida, y en su programa hay puntos coincidentes con los de Podemos (que son en realidad reivindicaciones de izquierda). Lo que siguió en Italia lo conocemos, su rechazo a alcanzar acuerdos con el centro-izquierda llevó a éste a pactar con Berlusconi. La eficacia política del Movimiento 5 Estrellas fue, en este sentido, insignificante, pero eso no significa que en España tenga que pasar lo mismo con Podemos. La aparición del proyecto de Podemos, patrocinado por un periódico de izquierdas, Público, y presentándose como la voz del 15-M hizo surgir críticas que señalaban el daño que podría producir en la izquierda al dividir el voto y frenar el ascenso de IU. Desde Podemos se respondió con el argumento de que IU tenía un techo electoral muy bajo y no podría ser nunca una opción de gobierno para cambiar las cosas, se presentaron como la alternativa que podía superar esa limitación de IU y convertirse en una mayoría capaz de transformar la realidad. Los resultados electorales han dado, por el momento, la razón a los críticos de Podemos. Lo que es evidente es que la irrupción con fuerza de Podemos y el desplome del bipartidismo ya ha producido efectos políticos inmediatos. Rubalcaba ha dimitido como secretario general del PSOE por los malos resultados del partido. El método de las primarias para elegir al nuevo líder socialista se ha convertido en un caballo de batalla dentro del PSOE. Pero lo que es más

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->