Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
13Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Indemnizaciones Derivadas de Enfermedad Profesional LOPCYMAT

Indemnizaciones Derivadas de Enfermedad Profesional LOPCYMAT

Ratings: (0)|Views: 4,448 |Likes:
Published by vz.Das
No se puede asumir que si mediante la prueba de informes se trajo a los autos un dictamen médico experto, (…), que determinaba la existencia de enfermedades profesionales y la incapacidad consecuente está bien establecida la existencia de la enfermedad profesional, pues dicho dictamen médico no fue evacuado en juicio, no fue determinado bajo la inmediación del juez, prevista en los artículos 2 y 6 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, que fueron quebrantados por falta de aplicación, ni fue posible el control de la prueba por parte de nuestra representada, quebrantando el derecho a la defensa.
No se puede asumir que si mediante la prueba de informes se trajo a los autos un dictamen médico experto, (…), que determinaba la existencia de enfermedades profesionales y la incapacidad consecuente está bien establecida la existencia de la enfermedad profesional, pues dicho dictamen médico no fue evacuado en juicio, no fue determinado bajo la inmediación del juez, prevista en los artículos 2 y 6 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, que fueron quebrantados por falta de aplicación, ni fue posible el control de la prueba por parte de nuestra representada, quebrantando el derecho a la defensa.

More info:

Published by: vz.Das on Nov 22, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/23/2013

pdf

text

original

 
Indemnizaciones derivadas de enfermedad profesional.9 de diciembre de 2005[ DAS
 –
 cybermac@cantv.net] [ Cátedra: Derecho Laboral Colectivo ]Exp.: 05-968 Sentencia: 1788 Página 1 de 13
SALA DE CASACIÓN SOCIAL
Ponencia de la Magistrada Doctora CARMEN ELVIGIA PORRAS DE ROAEn el juicio por cobro de indemnizaciones derivadas de enfermedad profesional seguido por el ciudadano
EMILIO RODRÍGUEZ MORA,
de nacionalidad colombiana, titular de la cédula de identidad número
 
E-80.853.185,representado judicialmente por los abogados Carmen Luisa Durán y Alexis José Bravo León, inscritos en el Instituto dePrevisión Social del Abogado bajo los números 56.815 y 77.229, en su orden, contra la sociedad mercantil
DELL’ ACQUA,
COMPAÑÍA ANÓNIMA
,
 
inicialmente
 
inscrita en el Registro de Comercio llevado por el Juzgado de Primera Instancia en loCivil y Mercantil del Primer Circuito de la Circunscripción Judicial del Estado Bolívar, el 29 de diciembre de 1960, bajo elnúmero 205, folios 81 al 85, Libro de de Registro de Comercio N° 60, representada judicialmente por los abogados AlidaVillasana de Andueza, Arelys Josefina Andueza Villasana, Armando José Andueza, Gloria Durán León, Jaime José DomínguezSierralta, Bernardo Vaccari Álvarez, Pier Paolo Pasceri, Rosina Anka Ibrahim, Ramón Escovar León, Naual Naime, VíctorDurán, Marisabel Pérez Sosa, Héctor Bravo Bravo, Marcos Cerda, Jackson Pérez, Esteban Guart y Consuelo Vásquez Mariño,inscritos en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo los números 34.347, 31.423, 64.248, 2.297, 56.291, 26.902,48.194, 92.024, 10.594, 62.635, 51.163, 10.393, 1.811, 52.890, 48.195, 14.070 y 81.193, respectivamente; el JuzgadoSuperior del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Lara, mediante sentencia publicada el 9 de mayo de 2005,declaró con lugar la apelación interpuesta por la parte demandada y sin lugar la apelación ejercida por la parte accionantecontra la decisión publicada el 17 de marzo de 2005 por el Juzgado Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo deesa misma Circunscripción Judicial, que declaró parcialmente con lugar la demanda.Contra la sentencia de alzada, ambas partes anunciaron y formalizaron oportunamente recurso de casación.Hubo impugnación.En fecha 21 de junio de 2005, se dio cuenta en Sala y se designó ponente a la Magistrada doctora CarmenElvigia Porras de Roa, quien con tal carácter suscribe el presente fallo.Celebrada la audiencia oral, pública y contradictoria en fecha 24 de noviembre de 2005 y emitida la decisióninmediata de la causa, conforme al artículo 174 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, pasa en esta oportunidad la Sala areproducir y publicar la sentencia, previas las siguientes consideraciones:
DEL RECURSO DE CASACIÓN FORMALIZADO POR EL DEMANDANTERECURSO POR INFRACCIÓN DE LEY
Con fundamento en lo dispuesto en el numeral 2 del artículo 168 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, elformalizante denuncia la infracción del artículo 31 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente deTrabajo, por falta de aplicación.
 
Afirma el recurrente que el Juez
ad quem
incurrió en el vicio delatado, por no haber condenado a lademandada al pago de las indemnizaciones consagradas en el parágrafo 3° del artículo 33 de la Ley Orgánica de Prevención,Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, fundamentando su decisión en las siguientes consideraciones:
 
Indemnizaciones derivadas de enfermedad profesional.9 de diciembre de 2005[ DAS
 –
 cybermac@cantv.net] [ Cátedra: Derecho Laboral Colectivo ]Exp.: 05-968 Sentencia: 1788 Página 2 de 13
… es inde
fectible la obligación que tiene el trabajador, de comprobar los extremos requeridos por la norma ydemostrar hallarse inmerso en el supuesto de hecho de la misma, en tal sentido, la ley exige: 1° la existencia
de ‘secuelas o deformaciones’, 2° que estas s
ean provenientes de la enfermedad profesional, 3° que vulnerenla facultad humana; 4° que exceda la simple perdida de ganancias; y finalmente 5° que hayan alterado laintegridad emocional y psíquica del trabajador lesionado, extremos que esta Alzada no encuentracomprobados del material probatorio incorporados por las partes, en consecuencia, es forzoso para esteJuzgador declarar improcedente la indemnización demandada. Así se decide.
 
Alega el impugnante que de la motivación expresada por el Juez de la recurrida, se puede evidenciar que éstenegó la aplicación del artículo 31 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo porconsiderar que no estaban probados en autos los elementos del supuesto de hecho de la norma, sin embargo
 –
en opinióndel fromalizante-, tal conclusión deriva de que el Juzgador estableció requisitos distintos de los que efectivamente disponeel artículo cuya infracción se denuncia. Finaliza el recurrente argumentando:De lo anterior, se desprende que el legislador establece que toda secuela de tipo permanente vulnera lafacultad humana más allá de la simple pérdida de ganancias, alterando la integridad emocional deltrabajador, es decir, solo
(sic)
correspondía a
(sic)
trabajador demostrar la existencia de la enfermedad susecuela que en este caso es una incapacidad parcial y permanente y que la enfermedad es de tipoprofesional, para que opere de forma automática tanto el contenido del artículo 31 como la consecuencia jurídica prevista en el artículo 33 parágrafo tercero.Para decidir, la Sala observa:La denuncia presentada por el formalizante está referida a la falta de aplicación de una norma sobre lavaloración de los hechos, ya que el artículo 31 de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajoestablece la calificación jurídica que podrían dársele a las secuelas o deformidades permanentes provenientes deenfermedades profesionales, las cuales se
“consideran equiparables a las incapacitantes” 
en el grado que señale elordenamiento jurídico.Asimismo, se observa que las consecuencias jurídicas de calificar las secuelas de una enfermedad profesional,según el artículo denunciado como infringido, se traduce en las indemnizaciones establecidas en el artículo 33 de la LeyOrgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, las cuales son procedentes cuando se haya verificado lafalta del patrono en el mantenimiento de las condiciones de seguridad industrial que exige la ley, ya que se trata de unsupuesto de responsabilidad subjetiva.Dada la naturaleza de la denuncia planteada, resulta imprescindible a esta Sala descender al establecimientoy apreciación de los hechos, lo cual hace en ejercicio de las amplias facultades que al efecto establece el artículo 175 de laLey Orgánica Procesal del Trabajo, ya que de la revisión de las actas procesales se podrá establecer si efectivamente larecurrida le negó aplicación a la norma denunciada como infringida.En el caso de autos, no puede establecerse de forma inequívoca que se hubieren producido las secuelas odeformaciones permanentes que alega el actor, ya que la enfermedad profesional que se produce, trae como consecuenciasólo la disminución de su capacidad auditiva, y por lo tanto, no resulta aplicable al caso
sub examine
la norma que denunciacomo infringida el recurrente por falta de aplicación. En consecuencia, la presente delación resulta improcedente, y así sedecide.
RECURSO POR DEFECTO DE ACTIVIDAD
De conformidad con lo dispuesto en el artículo 168 numeral 3 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo,denuncia el recurrente que la sentencia incurre en el vicio de inmotivación por falsedad en las razones que fundamentan ladecisión.Afirma el formalizante que dicho vicio se configura en tanto que el Juez
ad quem
, argumentando que laempresa demandada tenía razones para litigar, decidió no condenarla al pago de los montos correspondientes a la
 
Indemnizaciones derivadas de enfermedad profesional.9 de diciembre de 2005[ DAS
 –
 cybermac@cantv.net] [ Cátedra: Derecho Laboral Colectivo ]Exp.: 05-968 Sentencia: 1788 Página 3 de 13corrección monetaria y los intereses -según el
ad quem
-, en aplicación de la doctrina jurisprudencial emanada de esta Sala.En este sentido, el recurrente señala en su escrito de formalización:
(…) al respecto expresa la recurrida:
 
‘… lo que denota, que la mora en el pago no puede serle adjudicada de modo exclusivo a la demandad
(sic)
,pues el trabajador podía en atención a su condición, acudir ante el médico legista y realizar el trámitenecesario, en consecuencia, no puede la empresa demandada cargar con unos intereses y una indexación,cuando la condición a la cual se habían sometid
o ambas partes no se había cumplido’.
 Lo cual está completamente reñido con la realidad, toda vez que el trabajador sí cumplió con su obligación derealizarse los exámenes por ante el médico ocupacional, tan es así que cuando introduce la reclamación vía judicial (07/11/2003), con el libelo se acompañó dicho examen, por otro lado no se evidencia de autos que lademandada haya aportado alguna contra prueba que desvirtúe los argumentos de nuestro representado, sólose evidencia que es
(sic)
encargó de dilatar el desarrollo del procedimiento, por tanto no hay en autosninguna evidencia de que la demandada tuviera razones para litigar, motivo por el cual no es aplicable ladoctrina de la Sala argumentada por la recurrida o que la vicia de nulidad y así pedimos que sea declarado.La Sala para decidir observa:En cuanto al vicio de inmotivación, se ha reiterado que
 
en el sistema de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo lafalta de motivos debe entenderse literalmente, aun cuando no lo precisa la norma, como la falta absoluta de motivos, quese da cuando no se expresa motivo alguno, es decir, cuando la sentencia no contiene materialmente ningún razonamientode hecho ni de derecho en que pueda sustentarse el dispositivo, porque como ya se ha expresado, la motivación exigua,breve, lacónica, no es inmotivación pues en tal caso la Sala podrá controlar la legalidad de la decisión tanto en elestablecimiento de los hechos como en la aplicación del derecho; la contradicción en los motivos, cuando las razones delfallo se destruyen entre sí; el error en los motivos, no se refiere a que los motivos sean errados o equivocados sino cuandolos motivos expresados no guardan ninguna relación con la pretensión deducida y con las excepciones o defensas opuestas,caso en el cual los motivos aducidos a causa de su manifiesta incongruencia con los términos en que quedó circunscrita lalitis, deben ser tenidos como jurídicamente inexistentes; y, la falsedad o manifiesta ilogicidad de la motivación, cuando losmotivos son tan vagos, generales, inocuos o absurdos que se desconoce el criterio jurídico que siguió el juez para dictar sudecisión.
 
 
En el caso de autos, el recurrente denuncia la inmotivación del fallo por falsedad en las razones esgrimidaspor el Juez
ad quem
, sin embargo, al fundamentar su denuncia, se observa claramente que apoya esta afirmación, no en elhecho de que los motivos expresados por el juez sean absolutamente vagos, inocuos o absurdos, sino en que el juez
 –
acriterio del recurrente- decidió equivocadamente la controversia, lo cual no configura el vicio denunciado. Adicionalmente,se pudo constatar mediante una revisión del fallo impugnado, que el vicio delatado no está presente en la decisión dealzada, y en consecuencia la denuncia formulada resulta improcedente. Así se decide.
DEL RECURSO DE CASACIÓN FORMALIZADO POR LA DEMANDADARECURSO POR INFRACCIÓN DE LEYI
Con fundamento en lo dispuesto en el numeral 2 del artículo 168 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, elformalizante denuncia la infracción por parte de la recurrida del artículo 81
eiusdem
por falsa aplicación y de los artículos1.422 del Código Civil y 2, 6 y 93 de la ley adjetiva laboral, por falta de aplicación.Para justificar su delación el recurrente alega:

Activity (13)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
vcarden liked this
Daniel Chicaiza liked this
Diego Rodriguez liked this
Camilo Dongo liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->