Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
L´OSSERVATORE ROMANO - 13 Junio 2014.pdf

L´OSSERVATORE ROMANO - 13 Junio 2014.pdf

Ratings: (0)|Views: 13|Likes:
Published by AngelSainz

More info:

Published by: AngelSainz on Jun 15, 2014
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/15/2014

pdf

text

original

 
Número suelto 1,00. Número atrasado 2,00
LO S S E RVATOR E ROMANO
EDICIÓN SEMANAL
Unicuique suum
EN LENGUA ESPAÑOLA
 Non praevalebunt 
 Año
XLVI,
número 24 (2.369)Ciudad del Vaticano
13 de junio de 2014
Misa en la basílica vaticana en la solemnidad de Pentecostés
Memoria viva de la Iglesia
El Papa en la apertura del mundial de fútbol
Un fiesta deportivay de solidaridad
El encuentro en los Jardines vaticanos entre Francisco, Shimon Peres, Mahomoud Abbas y Bartolomé
En camino hacia la paz
Para construirla se necesita valor, mucho más que para hacer la guerra
La efusión delEspíritu Santo so-bre María y los discípulos en elCenáculo «no fueúnica y limitadaa ese momento, sinoque se tratade un acontecimientoque se harenovadoy serenueva aú.LorecorelPapa enlahomiadela misade la solemnidadde Pen-tecostés,quecelebró eldomingo8de junio en labasílica vaticana. ElPontífice destacó en especial cómoel EspírituSanto esla «memoriavivientedela Iglesi.Porello,dijo, «un cristiano sin memoria noes un verdadero cristiano: es uncristiano a mitad de camino...».
P
 ÁGINA
3
PÁGINA
4
 A la puestadel sol
G
I O VA N N I
M
 ARIA
IAN
Un sugestivo comentario judío delsueñodeJacob destacaquepomilagro ese día elsol se ocultó an-tesporqueDios ardíaeneldeseodemanifestarsea quienestabaencamino. A la luz de esta antiguainterpretación adquiere un signifi-cadoprofundo elhecho dequeprecisamenteal acabarel díahayatenido lugar elencuentro en los jardines vaticanosentre elobispode Roma, lospresidentes israelí ypalestino, el patriarca de Constanti-nopla y representantesde las tresreligionesmonoteístas. Yparamu-chos fue clara la sensación de asistir a un momento histórico de cambio.
Cambio porquefuerte seele,por parte de mujeres y hombresdecredos distintos,unainvoca-ción depaz dirigidaa unatierraque essanta para millonesde per-sonas, peroelevada tambnpor todo OrienteMedio ypor elmundo, dondeno cesanla avidez,las injusticias,las hostilidades,lasguerras. Deseada desdehace me-ses, esta tripleoración es tambiénun momento importantedel diálo-go,difícil peroirrenunciable,entreisraelíes ypalestinos, diálogoqueal mismotiempo esparte deese«triálogo» entrejudíos, cristianosy musulmanes evocadopor Bene-dicto
XVI
para Tierra Santa.«Eliniciode uncaminonuevo,enbúsqueda de lo que une, para su-perar lo que divide». El PapaFrancisco explicó así el sentido delhistórico encuentro para invocar de Dios el don dela paz para Tie-rraSanta,al atardecerdeldomin-go dePentecostés de2014, 8de junio,enlos Jardinesvaticanos,enpresencia de los presidentes israelíShimon Peres y palestino Mah-moud Abbas, y del patriarca Bar-tolomé. A losdos líderes políticosloshabía invitadoel Pontífice,eldomingo25de mayo,durantelaperegrinación a los santos lugares. Al agradecer a sus invitados supresencia, el Papala definió «ungran signo defraternidad, que ha-cen como hijos deAbraham, y ex-presión concretade confianzaenDios, Señor dela historia, quehoy nosmira comohermanos unode otro, ydesea conducirnos por sus as».La atencióncon lacualeste encuentro«para invocarlapaz en TierraSanta, en MedioOriente yen todo elmundo» esseguidopor muchísimaspersonas,que pertenecen adiversas culturas,naciones, lenguas yreligiones, tes-timoniaque setratade unhecho«que —continuó—responde al de-seo ardiente de cuantos anhelan lapaz, ysueñan con unmundo don-de hombres y mujeres puedan vi-vir como hermanos yno como ad-versarios o enemigos».Y paraconcluir una invocación, «paraque la palabra quenos lleva al en-cuentro sea siempre“hermano”,yel estilo de nuestra vida se con-vierta en shalom, paz, salam».
P
 ÁGINAS
8
Y
9
S
IGUEENLAPÁGINA
10
 
L’OSSERVATORE ROMANO
EDICIÓN SEMANAL
Unicuique suum
EN LENGUA ESPAÑOLA
 Non praevalebunt 
00120 Ciudad del Vaticanoe d . e s p a n o l a @ o s s ro m .v a
http://www.osservatoreromano.vaT
IPO GRAFIA
 AT I C A N A
E
DITRICE
«L’O
S S E R VAT O R E
OMANO
»
G
I O VA N N I
M
 ARIA
IAN
d i re c t o
Carlo Di Cicco
sub director 
Marta Lago
redactor jefe de la edición
don Sergio Pellini
S
.
D
.
B
.
director general
Redacción
via del Pellegrino, 00120 Ciudad del Vaticanoteléfono 39 06 698 99410
Servicio fotográficop h o t o @ o s s ro m .v a Publicidad: Il Sole 24 Ore S.p.A.System Comunicazione PubblicitariaVia Monte Rosa 91, 20149 Milanos e g re t e r i a d i re z i o n e s y s t e m @ i l s o l e 2 4 o re . c o m
Tarifasde suscripción:Italia- Vaticano:€58.00; Europa(España +
IVA
 ): €100.00-$ 148.00;AméricaLatina, África, Asia: €110.00-$160.00;AméricadelNorte,Oceanía: €162.00 - $ 240.00. Administración: 00120 Ciudad del Vaticano, teléfono + 39 06 698 99 480, fax + 39 06 698 85 164,e-mail: suscripciones@ossrom.va.
 En México
:Arquidiócesis primadade México.Dirección deComunicación Social.San Juande Dios,222-
C
. Col. VillaLázaro Cárdenas.
CP
14370.Del. Tlalpan. México,
D
.
F
.;teléfono + 52 555594 11 25,+ 52 55 5518 40 99; e-mail: losservatore@prodigy.net.mx, or.mexico@ossrom.va.
 En Argentina
: Arzobispado de Mercedes-Luján; calle 24, 735, 6600 Mercedes (
B
 ), Argentina; teléfono y fax+ 2324 428 102/432 412; e-mail: osservatoreargentina@yahoo.com.
 En Perú 
: Editorialsalesiana,Avenida Brasil220,Lima 5,Perú;teléfono +5142 35782;fax +51431 6782;e-mail: editorial@salesianos.edu.pe.
página 2
L’OSSERVATORE ROMANO
viernes 13 de junio de 2014, número 24
 La Iglesia que nace enPentecostés es unacomunidad que suscitaestupor porque, con la  fuerza que le viene de Dios,anuncia un mensaje nuevo—la Resurrección de Cristo—con un lenguaje nuevo —el lenguaje universal del amor 
Regina caeli en la plaza de San Pedro
Una Iglesia que sorprende y turba
ciando a todos que Jesús el Cristoha vencido la muerte, que los brazosde Dios estánsiempre abiertos, quesu paciencia está siempre allí espe-rándonos parasanarnos, paraperdo-narnos.Precisamente paraestami-sión Jesús resucitadoentregó su Es-píritu a la Iglesia. Atención: si laIglesia está viva,debe sorprender siempre. Sorprender escaracterísticode laIglesiaviva.Una Iglesia que notenga la capaci-dadde sorprenderesuna Iglesia-bil, enferma, moribunda,y debe ser ingresada enel sectorde cuidadosintensivos, ¡cuanto antes! Alguno, en Jerusalén,hubiese pre-feridoquelos dispulosdeJesús,bloqueados por el miedo, se queda-ranencerrados encasapara nocrear 
turbación
. Inclusohoy muchosquie-ren estode los cristianos.El Señor resucitado, encambio, losimpulsahacia el mundo: «Como el Padre meha enviado,así tambiénos envíoyo» (
 Jn
20,21). LaIglesia dePente-costésesunaIglesia quenoseresig-naaser inocua,demasiado«destila-da».No, noseresignaa esto.Noquiere serun elementodecorativo.EsunaIglesiaque nodudaensalir afuera,al encuentrodela gente,pa-raanunciar elmensaje quese lehaconfiado,incluso siese mensajemo-lesta oinquieta lasconciencias, in-clusosiese mensajetrae,talvez,problemas;y también,a veces,nosnacimiento de laIglesia ysu manifes-tación blica;ynos impresionandosrasgos: esuna Igle-sia que
 s o rp re n d e
y
turba
.Un elemento fun-damental dePente-costéses la
 s o rp re s a
.Nuestro Dios es elDiosde lassorpre-sas, lo sabemos. Na-diese esperabayanadade losdiscípu-los:después delamuertede Jesúsfor-maban un grupitoinsignificante, esta-ban desconcertados,huérfanos de suMaestro. Encam-bio,se verifiun hechoinesperadoque suscitó admiración: la gentequedabaturbada porquecadaunoescuchaba alos discípuloshablar enla propia lengua,contando las gran-desobras deDios(cf.
 Hch
2, 6-7.11).La Iglesiaque naceen Pentecostéses una comunidad que suscita estu-porporque, conla fuerzaque levie-ne deDios, anunciaun mensajenuevo —la Resurrecciónde Cristo—con un lenguaje nuevo —el lenguajeuniversal del amor. Un anuncio nue-vo:Cristo esvivo, haresucitado;un lenguajenuevo: ellenguaje delamor. Los discípulosestán revestidosdel poderde loalto yhablan convalentía —pocos minutosantes erantodos cobardes,pero ahorahablancon valor y franqueza, con la liber-tad del Espíritu Santo. Así estállamada a sersiempre laIglesia: capaz desorprender anun-
 La sorpresa y la turbación: son los dosrasgos característicos de la Iglesianacida del acontecimiento de Pentecostés, que el Papa Franciscodestacó durante la oración del Reginacaeli con los fieles presentes en la plazade San Pedro el domingo 8 de junio.
Queridoshermanos yhermanas,¡buenos días!La fiestade Pentecostésconme-mora la efusión del Espíritu Santosobre losApóstoles reunidosen elCeculo.Como laPascua, esunacontecimiento que tuvolugar du-rante lapreexistente fiestajudía, yqueserealiza demodosorprenden-te.El librode losHechos delos Apóstoles describe los signos y losfrutosde esaextraordinariaefusión:el vientofuerte y las llamasde fue-go;el miedodesaparecey dejaespa-cio ala valentía; las lenguasse desa-tanytodos comprendenelanuncio.Dondellega elEspíritude Dios,to-do renacey se transfigura.El acon-tecimientode Pentecossmarcaelconduce almartirio. Ellanace unayuniversal,con unaidentidadprecisa,pero abierta,una Iglesiaque abrazaal mundo pero no lo captura; lo dejalibre, perolo abrazacomo lacolum-nata de esta plaza: dos brazos que seabren para acoger, pero no se cierranpara retener. Nosotros, los cristianossomos libres, y laIglesia nos quierel i b re s .Nosdirigimosa laVirgenMaa,que enesa mañanade Pentecostésestabaenel Cenáculo,ylaMadreestabacon loshijos.Enella lafuer-za delEspíritu Santorealizó verda-deramente«obras grande(
 Lc 
1,49).Ellamisma lohaadicho.QueElla, Madre del Redentor y Madredela Iglesia,nosalcancecon suin-tercesión unarenovada efusióndelEspíritu de Dios sobre la Iglesia ysobre el mundo.
 Después de la oración mariana el Papa saludó a los grupos presentes yagradeció a todos aquellos que, personalmente y en comunidad,quisieron unirse al encuentro de oración por la paz en Tierra Santa, que tuvolugar el domingo por la tarde en los Jardines vaticanos.
Queridos hermanos:Como sabéis, esta tarde en el Vati-cano los presidentes deIsrael y Pa-lestinase unirána y alPatriarcaEcuménicode Constantinopla,mihermano Bartolomé,para invocardeDios eldon de lapaz enTierra San-ta,enOrienteMedio yentodoelmundo.Deseo agradecera todoslosque, personalmente yen comunidad,hanrezadoy esnrezandoporesteencuentro, y se unirán espiritualmen-teanuestra plica.¡Gracias!¡Mu-chas gracias! A todos deseoun feliz domingo.Rezad por mí. ¡Buen almuerzo yhasta la vista!31
M AY
[11.31
 AM
] En los mo-mentos difícilesde lavida, elcris-tiano encuentraamparo bajoelmanto de la Madre de Dios2
 JUN
[11.15
 AM
]A vecesnosencerramos en nosotros mismos...Señor, ayúdanos asalir al encuen-tro delos demás,a servira losmás débiles3
 JUN
[12.00
PM
]Gracias ato-doslosmaestros: educaresunamisión importante, que acerca atantos jóvenes al bien, a la bellezay a la verdad5
 JUN
[11.05
PM
]Como elBuenSamaritano,no nosavergoncemosde tocar las heridas de los que su-fren; más aún, tratemos de curar-las con obras concretas de amor 6
 JUN
[12.00
PM
] La paz es donde Dios,pero requierenuestrocompromiso.Seamos gentedepaz con la oración y en la acción7
 JUN
[12.00
PM
] Laoración lopuede todo. Pidamospor la pazen OrienteMedio yen todoelmundo8
 JUN
[15.00
PM
]Hoy les pidoa todos los hombresde buena vo-luntad que se unana nuestra ora-ción por la paz en Oriente Medio9
 JUN
[12.00
PM
] Nocritique-mos alos desa susespaldas,digámosle abiertamente lo quep ensamos
Los tuits en @pontifex_es
 
número 24, viernes 13 de junio de 2014
L’OSSERVATORE ROMANO
página 3
 La efusión del Espíritu Santo sobre María y los discípulos reunidos en el Cenáculo «no fue única y limitada aese momento, sino que se trata de unacontecimiento que se ha renovado y se renueva aún». Lo recordó el Papa enla homilía de la misa de la solemnidad de Pentecostés, que celebró el domingo8 de junio, por la mañana, en labasílica vaticana.
«Sellenaron todosde EspírituSan-to» (
 Hch
2, 4).Hablando a los Apóstoles en la Últi-maCena, Jesdijoque, trasmar-charsede estemundo,les enviaría
el dondel Padr
,esdecir, elEsrituSanto (cf.
 Jn
15, 26). Esta promesaserealizóconpoder eladePente-costés, cuando elEspíritu Santo des-cendió sobrelos discípulosreunidosen elCenáculo. Esaefusn, sibienextraordinaria, nofue únicay limita-daaesemomento, sinoquesetratade un acontecimiento que se ha re-novado yse renueva aún.Cristo glo-rificadoa laderechadel Padresiguecumpliendo supromesa, enviandoala Iglesia el Espíritu vivificante, que
El Espíritu y Pentecostés
Maestro interior 
En la basílica vaticana
nos
enseña
y nos
re c u e rd a
y nos
hace h a b l a r 
.ElEsrituSanto
nos enseña
: es elMaestro interior. Nos guía por el jus-to camino,a través delas situacionesde la vida. Élnos enseña el camino,elsendero. Enlos primerostiemposde laIglesia, alcristianismo sele lla-maba«el camin(cf.
 Hch
9, 2),y Jesús mismoes el camino.El Espíri-tuSantonosenseña aseguirlo,aca-minar siguiendosus huellas.squeunmaestro dedoctrina,elEs-rituSanto esunmaestrode vida.Ydelavida formaparteciertamentetambién el saber, el conocer, perodentro del horizontemás amplio yarmónico de la existencia cristiana.El Espíritu Santo
nos recuerda
, nosrecuerda todolo que dijoJesús. Esla memoriaviviente dela Iglesia.Ymientrasnoshace recordar,noshacecomprender las palabras del Señor.Este recordaren el Espírituy gra-ciasal Espírituno sereducea unhe-cho mnemónico, es un aspecto esen-cial dela presenciade Cristoen no-sotros yen su Iglesia. ElEspíritu deverdady decaridadnos recuerdato-do lo que dijoCristo, nos hace en-diálogo fraterno y nos hace hablar en la profecía.El día dePentecostés, cuando losdiscípulos «sellenaron deEspírituSanto», fue el bautismo de la Igle-sia,que nace«ensalid, en«parti-da»paraanunciar atodoslaBuenaNoticia.LaMadre Iglesia,quesalepara servir. Recordemos a la otraMadre, anuestra Madreque salcon prontitud,para servir.La MadreIglesiay laMadreMaa: lasdosvírgenes, las dos madres, las dos mu- jeres.Jesús habíasidoperentoriocon los Apóstoles: no tenían que ale- jarse de Jerusalén antesde recibir delo altola fuerza delEspíritu Santo(cf.
 Hch
1,4.8). SinÉlnohaymi-sión, no hayevangelización. Por ello, contoda laIglesia, connuestraMadre Iglesia católica invocamos:¡Ven, Espíritu Santo!trarcada vezsplenamente enelsentidode suspalabras. Todosnoso-trostenemos estaexperiencia:unmomento, en cualquier situación, hayunaideay despuésotraserelacionaconun pasajede laEscritura... EselEspíritu quenos hacerecorrer estecamino: la senda dela memoria vivade la Iglesia. Yesto requiere denuestra parteuna respuesta:cuantomás generosa es nuestra respuesta, enmayormedida laspalabras deJessehacen vidaennosotros, secon-viertenen actitudes,opciones,ges-tos, testimonio. Enesencia, el Espíri-tu nosrecuerda elmandamiento delamor y nos llama a vivirlo.Uncristianosin memorianoesunverdaderocristiano:es uncristianoamitadde camino,esun hombreouna mujer prisionero del momento,quenosabe tomarenconsideracnsu historia, no sabe leerla y vivirlacomohistoria desalvación. Encam-bio, con la ayudadel Espíritu Santo,podemos interpretarlas inspiracionesinteriores ylos acontecimientosde lavida a laluz de las palabrasde Jesús.Yasícrece ennosotroslasabiduade la memoria, la sabiduría del cora-n,que esundondel Esritu.Queel EspírituSanto reaviveen todosnosotrosla memoriacristiana. Yesedía, conlos Apóstoles,estaba laMu- jer de la memoria,la que desde elinicio meditaba todas esas cosas ensu corazón. EstabaMaría, nuestraMadre. Que Ella nosayude en estecamino de la memoria.El EspírituSanto nosenseña, nosrecuerda,y —otro rasgo
nos hace h a b l a r 
, conDios y conlos hombres.No hay cristianos mudos, mudos enel alma; no, no hay sitio para esto.Nos hacehablar con Diosen la
o ra c i ó n
. La oración es un don que re-cibimos gratuitamente;es diálogocon Élen elEspíritu Santo,que oraennosotrosy nospermitedirigirnosa Dios llamándolo Padre, Papá,
 Ab b à
(cf.
 Rm
8, 15;
Gal 
4, 6); y esto no eslo un«modo dedeci, sinoquees la realidad,nosotros somos
re a l -mente 
hijosde Dios.«Cuantos sede- janllevar porelEspíritu deDios,esos son hijos de Dios» (
 Rm
8, 14).Noshace hablaren elacto defe.Ninguno de nosotrospuede decir:«Jesesel Seño—lo hemos escu-chado hoysinelEsritu Santo.YelEsritu noshacehablar conloshombresen el
diálogo fraterno
. Nosayuda a hablar con los demás recono-ciendo enellos a hermanosy herma-nas; ahablar conamistad, conternu-ra,con mansedumbre,comprendien-do lasangustias y lasesperanzas, lastristezas y las alegrías de los demás.Pero hay algo más: el EspírituSanto nos hace hablar también a loshombresenla
 p ro f e c í a
, es decir, ha-ciéndonos «canales» humildesy dó-ciles dela Palabra de Dios.La pro-feaserealiza confranqueza,paramostrar abiertamentelas contradic-ciones y lasinjusticias, pero siempreconmansedumbre eintencndeconstruir. Llenos delEspíritu deamor,podemosser signoseinstru-mentosde Diosque ama,sirve ydo-na la vida.Recapitulando:el EspírituSantonos enseña el camino; nos recuerdaynosexplica laspalabrasdeJesús;nos hace orar ydecir Padre a Dios,nos hace hablar a los hombres en el«El Espíritu noshace hablar conloshombres enel dlogofrater-no».De estemodohabló elPapaFrancisco en la misa de Pentecostésque celebróen labalica deSanPedro. Palabras degran significadoenel díade lainvocación porlapaz en losJardines vaticanos conlospresidentes israelíypalestino.Eltema delapazestuvo enelcen-tro de la liturgia de la Palabra. Laprimera lectura, tomada de los He-chos de los apóstoles,la leyó una joven del Centrojuvenil internacio-nal SanLorenzo, mientrasque lasegunda, de la primera Carta a losCorintios,la leyóenitaliano unjo-ven delmismo Centro. Antesde laproclamación en latíndel Evange-lio, la Capilla Sixtina, dirigida por elmaestro MassimoPalombella,entonó la tradicionalsecuencia delEspíritu Santo. Enla oración delosfieles sepidpor laIglesia,porelPapa Franciscoytodoslosministrosdel Evangelio,porlospueblos y sus gobernantes, por lospobres, losque sufren ylas perso-nas solas, ypor los misioneros.Prestaronservicio comoacólitosal-gunos estudiantesdel PontificioColegioirlandés, cuatroseminaris-tasdela diócesisitalianadeAversay cuatro del Colegio de Propagan-da Fide. Conel Pontífice concele-braronveintiséis cardenalesyvein-tidós entre arzobispos y obispos.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->