Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
37Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
EL PENSAMIENTO ANDINO

EL PENSAMIENTO ANDINO

Ratings:

4.78

(9)
|Views: 7,710 |Likes:
Published by Jotbe Bustamante

More info:

Published by: Jotbe Bustamante on Mar 19, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/11/2013

pdf

text

original

 
 PENSAMIENTO ANDINO
Carlos Rojas Reyes1.
 
En la diversidad del pensamiento andino:El mundo andino, desde el que emerge el pensamiento andino, está muy lejos deser una realidad homogénea. Por el contrario, se encuentra habitado por unadiversidad de formas de vida, de modos de apropiación de la naturaleza, demaneras de resolver su propia comprensión.Es en medio de la riqueza de esta diversidad que el mundo andino se conformacomo tal, que encuentra sus puntos de unidad a través de constituirloshistóricamente, de hallar unas miradas comunes que no son otra cosa que laconfluencia de una multitud de perspectivas que se entrecruzan provisionalmente,para estallar en nuevas variantes y regresar otra vez a aquello que conforma elmundo andino, que es siempre la renovación de una constante que se recrea a sí misma transformándose.Esta aproximación a la diversidad del mundo andino como una concrescencia, comoun nudo de caminos que se cruzan, evitará caer en cualquier recurso a unaesencialidad de los aspectos históricos de lo andino y del pensamiento que loexpresa.Además, este mundo y pensamiento andinos están inmersos en un mundoglobalizado que los penetra por todas partes, sin poder escapar de una lógicamundializante; sin embargo, es en medio de este proceso de globalización endonde finalmente lo andino halla su lugar para enunciarse como una forma de vidaparticular.Por estos motivos, la primera y básica entrada para pensar el mundo andino esdesde la interculturalidad, que nos permite dar cuenta de la diversidad de losdiálogos hacia dentro y hacia fuera, de las reapropiaciones de lo propio y de lasapropiaciones de lo otro.2.
 
Desde la interculturalidad:Este trabajo intenta una aproximación a la filosofía intercultural, como crítica aleurocentrismo, desde una doble perspectiva: una crítica negativa del universalismode la filosofía occidental que muestra sus limitaciones, especialmente en lo que serefiere a su matriz racista; y una construcción alternativa que no este solo centradaen la razón occidental, para pensarla como una razón particular, sino que proponenuevas conceptualizaciones .2.1.
 
Tarea crítica de la interculturalidadEsto lleva directamente a otra problemática con la cual se confronta la tarea de lacrítica de la filosofía occidental desde la mirada del pensamiento andino. Doscuestiones se presentan a la reflexión: de una parte, el análisis específico paradiscriminar aquellos aspectos que provienen de lo mejor del proyecto ilustrado omoderno; y de otra, la forma cómo se ubican en las contradicciones propias delcapitalismo.En el primer caso, quizás ha sido Dussel quien mejor expresa una posición quepermite tanto señalar los límites de la modernidad como su contenido racional.
 
 En términos de Dussel:
“Si la Modernidad tiene un núcleo racional ad intra fuerte, como salida de lahumanidad de un estado regional, provinciana, no planetaria; dichaModernidad, por otra parte ad extra, realiza un proceso irracional que seoculta a sus propios ojos. Es decir, por su contenido secundario y negativomítico, la ¨Modernidad¨ es justificación de una praxis irracional deviolencia.” 
1
 
De tal manera que, en la concepción de Dussel, hay que distinguir con claridadentre el contenido racional de la modernidad y su contenido irracional.Porque en lo mejor de la filosofía occidental encontraremos esa fusión de los dosmomentos mencionados:
“...(la) contradicción del ideal racional de la modernidad.” 
2
 
Y esta cita nos lleva al segundo aspecto, que es aquel de las contradicciones que elcapitalismo produce en su propio interior.¿De dónde provienen estas contradicciones?Las contradicciones en la sociedad capitalista se origina al menos en tres procesosque están estrechamente vinculados: el proceso de producción, las clases sociales yla ideología.El proceso de producción capitalista tiene en su interior el germen de lacontradicción que se expresa en sus crisis permanentes. Dado que el momento deproducción de las mercancías no coincide con el momento de su circulación, se abreuna brecha que no siempre se cierra, produciendo las llamadas crisis desobreproducción, en las que el valor no se valoriza o, si se quiere, el ciclomercancía-dinero-mercancía, M-D-M´ no se cierra, rompiéndose en el paso de M aD, e impidiendo que el dinero vuelva a ser consumido productivamente. (Marx hainiciado este análisis en las
Teorías de la Plusvalía
).En el segundo proceso, puesto que el trabajo vivo –aquel del trabajador- es elúnico que puede producir riqueza, el capital tiene que apropiarse de este, paraapropiarse de su plusvalía. Esto da lugar al surgimiento de las clases sociales yconcretamente del proletariado como clase antagónica. (Para un tratamiento másdetallado de este tema véase Negri,
Fin de siglo
3
).En el tercer proceso, si bien las ideas de los sectores dominantes son las quepredominan en una época, nunca una ideología dominante se impone de modo tancompleto que no deje brechas y fisuras que pueden ser habitadas y desarrolladaspor sectores antagónicos a las clases dominantes.Aquí me interesa resaltar exclusivamente que siempre hay posibilidad de escaparaún a la más férrea de las ideologías:
“La crítica de la ideología, presume que nadie está siempre completamenteengañado –que aquellos que están oprimidos experimentan incluso ahora
1
Dussel Enrique,
 Europa, modernidad y eurocentrismo
, en: E. Lander, (comp.),
 La colonialidad del  saber: eurocentrismo y ciencias sociales
, Clacso, Buenos Aires, 2000, p.48.
2
Ibid. p. 49.
3
Negri,
 Fin de siglo
, Paidós, Buenos Aires, 1992.
 
esperanzas y deseos que solo se podrían cumplir en la realidad medianteuna transformación de sus condiciones materiales-.” 
4
 
Y más adelante:
“Alguien que fuera totalmente víctima del engaño ideológico no seríasiquiera capaz de reconocer una pretensión emancipatoria; y esto se debe aque la gente no cesa de desear, luchas e imaginar, incluso aparentementeen las condiciones menos propicias, que la práctica de la emancipación esuna posibilidad legítima.” 
 
Estos puntos han sido colocados aquí para mostrar que dentro de Occidente, en elseno mismo del eurocentrismo, cabe la posibilidad de encontrar luchas ypensamientos que escapan al control ideológico del capitalismo, el patriarcado y elracismo.Ciertamente que esto se da en diversos grados y de distintos modos, con énfasismuchas veces unilaterales e incluso de modo confuso. Sin embargo, en estasresistencias y fisuras de la sociedad occidental se puede pensar de un modoalternativo a las miserias de la modernidad desde la lógica del pensamiento andino.Para resumir: la crítica negativa a la razón occidental deberá recorrer todo elcamino hasta mostrar los contenidos capitalistas, patriarcales y racistas que lehabitan, aún en sus desarrollos téoricos más abstractos; pero, tendrá que mostrarigualmente que hay una tensión con el contenido racional de la modernidad, consus tendencias emancipatorias y que las fisuras de la civilización occidental ycapitalista, permiten el surgimiento de pensamientos emancipadores.Las profundas interrelaciones del pensamiento andino con Occidente expresan, sinlugar a dudas, elementos de esta complejidad: también está penetrado por unacarga de modernidad y por elementos que no dejan de ser irracionales, y lo hacendesde su propia perspectiva.2.2.
 
Tarea positiva de la interculturalidad:En cuanto a la construcción alternativa, interrogarse sobre los modos deconstitución del ego (y la subjetividad) basados ya no en la construcción freudianadel “mito” de Edipo, debidamente domesticado, sino que en la cultura andinahabría que acudir a los mitos básicos, como es el caso del Huarochiri, y estudiar dequé modo estos participan en la formación del sujeto.Las tendencias de la filosofía intercultural no solo miran este lado de la críticanegativa, sino que construyen alternativas a la razón occidental desde otrasrazones, que han estado subalternizados, invisibilizados por los procesos deopresión colonial, patriarcal y de clase.El panorama en este caso es amplio y felizmente diverso. Se encuentran diversosenfoques y puntos de partida; tratamientos que van desde la resignificación de lafilosofía occidental hasta el desarrollo de una filosofía desde una matriz propia,pasando por combinaciones de crítica negativa y acercamiento propositivos desdeotras racionalidades.
4
Eagleton T.,
 Ideología
, Paidós, Barcelona, 1997, p.16.
5
Ibid. p.17.

Activity (37)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Miguel Soto liked this
Andrés Monares liked this
ponchisss liked this
ponchisss liked this
ponchisss liked this
Sergio Moya Mena liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->