Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Astrologia - Los Astros cosmo son y no otra cosa...

Astrologia - Los Astros cosmo son y no otra cosa...

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 1,710 |Likes:
Published by Jotbe Bustamante

More info:

Published by: Jotbe Bustamante on Mar 19, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/06/2012

pdf

text

original

 
8786
 
de caé, observadores de las entrañas de las aves,tarotistas, etc. utilizan una técnica denominada“LECTURA EN FRIO”. El Geólogo Gustavo Ferreronos dio una original aproximación y nos brindóvaliosos textos. Se trata, en resumen, de unmétodo que entraña una dialéctica secreta porparte del manipulador.En primer lugar estos pseudos embaucadores seaprovechan del contacto con la persona, el tonode su voz, los términos que utiliza al hablar, el tipode ropa que usa y hasta si lleva colonia o perume.En segundo lugar va solicitando inormación alsujeto, pero sin nunca ser especíco, de esta ormapredispone a la otra persona a colaborar. Utilizantécnicas antiquísimas como la interpretación deactos, posturas o gestos, y también la observaciónde la dilatación del iris (expresiones muy diícilesde evitar hasta conscientemente por el hombre).Los comerciantes zocos árabes lo saben desdetiempos inmemoriales, por eso cuando lemuestran un artículo lo miran a los ojos porqueasí saben hasta donde pueden regatear.Así se van aprovechando de cualquiermaniestación mínima del entrevistado parahacer sus deducciones, ellos no “adivinan” sinoque sólo nos devuelven los datos que nosotrosmismos les proveemos, y por esto también cobranun rédito importante de dinero.
Argumentum Astrologicum
No podíamos dejar de lado una interesante
Flashback
Primero lo primero, y noblezaobliga, comenzaremos pordedicarle nuestros más sinceraoposición a quien sabe quien seencargó de ponerle nombre a laastrología. Etimológicamentela palabra está ormada porlos vocablos griegos astros ylogia que signican “cienciade los astros”. Así es quehemos dejado a la astronomíaprivada de caracterizarse comotal, viéndose relegada al nivel demero “conocimiento de las leyes”de los astros (del gr. Astros=astros ynomos=orden, comportamiento).Bueno, discusión semántica aparte, eso quecomúnmente se denomina Astrología tieneuna etapa obscura en las épocas tempranas dela civilización humana, cuando de una manerau otra, las culturas antiguas adoraron al sol,la luna y las estrellas y las asociaron con lasinundaciones, la sequía y cambios climáticos.También asumían que el resultado de una batallapodía estar condicionado por los presagios de losadivinadores.En la naciente Grecia podemos encontrar a losprecursores amosos de la ciencia moderna, talescomo Platón, Pitágoras, Leucippus y Aristóteles,Así como otros cientícos implicados con elestudio de la astronomía, como Eudoxo, quesostuvieron la opinión que la astrología era“ridícula” y “nadie debería creer en la predicciónde su vida basada en el día que nació”, sinembargo, curiosamente su nombre quiere decirla buena doctrina.
As time goes by
Y así estamos hoy en día. Lejos, tan lejos de estoslejanos hombres. Uno sale a la calle y disparesvariantes de esta pseudo-ciencia nos acosan tal sihubiésemos entrado a un (muy) barato prostíbulo.El horóscopo del diario de la mañana, losvolúmenes deHorangel o de Ludovica , las páginasde nuestros correos electrónicos, mensajes detextos y muchas otras sandeces; nos inducen apensar que somos unos entes indignos de desaarlos problemas y disrutar de nuestras venturas.Nos mienten de manera astuta y vil sobre nuestrapersonalidad, nos inventan el “quiénes y cómosomos” cual si estuvieran describiendo hamstersde laboratorio. Nos dicen con qué otro signono debemos relacionarnos, con quién debemoshacer negocios, o con quién compartiremos unaagradable velada llena de sexo, hasta parece quenunca hemos acertado en el signo de nuestrasparejas, malditos astrólogos.Hay que admitir el inmenso porcentaje depersonas que se queda impasible observandoqué le deparará el día de hoy, la semana, el año,o la vida. Manipulando su realidad cotidianaadaptándola a las posibilidades que le sugiereel horóscopo, llegando por ejemplo a invertiren acciones de una empresa ocupada de caparmonos en el Paraguay o depilar ocas en laAntártica, dado que era “buen tiempo para losnegocios de Tauro”. En n, ustedconocerá seguramente otrosejemplos más verosímiles, perono por eso menos grácos.
Hojas, hojas y más hojas
Entre los dos comenzamos aleer historias sobre astrología,un obeso Buda que invitó atodos los animales antes de sumuerte, pero dada su alicaídapopularidad –estaba muy senilya a esta altura- sólo se acercarona su morada doce especies.Encontramos también dibujosalegóricos de Da Vinci, HoróscoposEgipcios, Mayas, a su vez las variantes deuego, agua, tierra y aire que condicionan lossignos. De paso probamos las compatibilidadeszodiacales con algunas modelos amosaspara encontrar undamento a su menosprecioconstante hacia nosotros. Descubrimos nuestrosnúmeros de destino en la numerología (3 y 7),también que éramos Chancho y Rata de maderaen el horóscopo chino. Hicimos cartas astralesen cuantas páginas gratuitas hubiera con elsólo propósito de comprobar empíricamente la“veracidad” de los datos.Buscando y rebuscándonos dimos con unexperimento del estadístico galo MichelGauquelin, quien envió la Carta Astral de uno delos peores asesinos de Francia a 150 personas, delas cuales el 94% dijeron que se reconocían a símismas con la descripción.Cabe destacar que en la experiencia del rancés,no le ue remitida la carta a personas de lacalaña de Bush, el gato Sessa, miembros del KuKlux Klan, grupos neonazis, productores del GranHermano, etc.Es muy común que las personas se vean refejadasen las cartas astrales y que piensen que se ajustana su personalidad. Estos escritos son elaboracionesque pretenden no sólo denir las característicaspersonales, sino también hacer vaticinios deluturo según la echa de nuestro nacimiento–pueden llegar a utilizar incluso la hora-. Sinembargo, lo importante es que esa persona seacapaz de distinguir entre la carta propia, de otraque no lo es. Si las personas ven refejado sucarácter en una carta cualquiera, entonces lacapacidad de predicción que supone tener laastrología es nula, porque estas armaciones sontan generales que se pueden aplicar a la mayoríade las personas.Históricamente se han elaborado diversos testspara demostrar tal extremo. El investigadorGeorey Dean, “invirtió” las lecturas astrológicas,sustituyendo las rases para que digan“exactamente lo opuesto” a lo que decía lacarta original. Aún así el 96% respondió que laslecturas les eran aplicables. Vagas al extremo lasproecías, si en positivo o en negativo valen igual,podríamos decir que los sostas han sobrevividoal paso de los años, pero como tales se hanocultado bajo el nombre de “cientícos de losastros”.El mismo Dean, en 1985 puso a prueba a 45 eximiosastrólogos. Estos debían decidir si un sujeto era“introvertido o extrovertido” (característica de lapersonalidad ácil de determinar mediante un testpsicológico) según sus cartas astrales. Por otrolado, otras 45 personas cualquiera debían decidirsobre el mismo aspecto pero por simple “azar”. Elresultado ue desastroso, los astrólogos acertaronaún menos veces que quienes “predijeron” porsimple conjetura. El maravilloso azar, es inclusomás certero que estas cartas inicuas. Muchosotros tests ueron atropellando sistemáticamentea los paladines de esta patraña, aunque es muchomás complicado encontrar estos artículos, ya quela Astrología es claramente un buen negocio, ynuestro mundo también.Ciertamente hasta los más escépticos noshemos sentido atrapados por alguna descripción“astrológica” (lo vamos a proponer a la RealAcademia). Muchos se sienten atraídos poresta “rara magia” que es la predicción, y enespecial si la tarotista del barrio nos auguraexcelsa prosperidad, abundante salud y unaeliz y apasionada relación, a pesar que nuncaestornudamos más de dos veces seguidas.Los manipuladores orecen vaguedadesaplicables a todos los seres humanos. Todostenemos proyectos que no hemos alcanzado yque aún deseamos realizar, todos surimos antelos problemas, absolutamente todos queremosmás dinero, amar y ser amados o tenemosrustraciones grandes o pequeñas; y como dijoProtágoras, somos la medida de todas las cosas.
Una tarea muy perspicaz
¿Puede alguien “deducir” lo que estoypensando?: altamente probable, ¿Puedealguien “adivinar misteriosamente” lo queestoy pensando?: poco probable. Astrólogos,quirománticos, geománticos, lectores de la borra
Quizá por las determinaciones del sigiloso azar, no hemos perdidola capacidad de sorprendernos de las cosas más pequeñas y aún depreguntarnos por ellas. Esos enormes cuerpos celestes que existen desdeantes del primer espermatozoide y que seguramente subsistirán aundespués de las echorías del último.
POR FACU BRAVO Y GABITO ZARAGOZA

Activity (7)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Clara Ruiz liked this
garmont9993340 liked this
ASTROLOGICA liked this
zyzeny liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->