Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
92Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
EL CAMINO DEL GUERRERO

EL CAMINO DEL GUERRERO

Ratings: (0)|Views: 14,891 |Likes:
Published by Francisco Bengochea
Resumen de los cuatro primeros libros de Carlos Castaneda
Resumen de los cuatro primeros libros de Carlos Castaneda

More info:

Published by: Francisco Bengochea on Nov 26, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/16/2014

pdf

text

original

 
 1
EL CAMINO DEL GUERRERO
------------------
RESUMEN DE
LAS ENSEÑANZAS DE DON JUANUNA REALIDAD APARTEVIAJE A ITXLANRELATOS DE PODER
DE CARLOS CASTANEDA
------------------por
FRANCISCO BENGOCHEA
 
 2
INTRODUCCIÓNDon Juan y yo nos hicimos amigos (...) Su actitud me daba mucha confianza y su sentido del humorme parecía excelente; pero sobre todo sentía en sus actos una consistencia callada, totalmentedesconcertante para mí. Experimentaba en su presencia un raro deleite, y al mismo tiempo una desazónextraña. Su sola presencia me forzaba a efectuar una tremenda reevaluación de mis modelos de conducta.Me habían educado, quizá como a todo el mundo, para tener la disposición de aceptar al hombre como auna criatura esencialmente débil y falible. Lo que me impresionaba de don Juan era el hecho de que nodestacaba el ser débil e indefenso, y el solo estar cerca de él aseguraba una comparación desfavorableentre su forma de comportarse y la mía. Acaso una de las aseveraciones más impresionantes que le oí enaquella época se refería a nuestra diferencia inherente. Con anterioridad a una de mis visitas, había estadosintiéndome muy desdichado a causa del curso total de mi vida y de cierto número de conflictospersonales apremiantes. Al llegar a su casa me sentía melancólico y nervioso.Hablábamos de mi interés en su conocimiento, pero, como de costumbre, íbamos por sendas distintas.Yo me refería al conocimiento académico que trasciende la experiencia, mientras él hablaba delconocimiento directo del mundo.- ¿A poco crees que conoces el mundo que te rodea?– preguntó.- Conozco de todo – dije.- Quiero decir,¿sientes el mundo que te rodea?- Siento el mundo que me rodea tanto como puedo.-Eso no basta. Debes sentirlo todo; de otra manera el mundo pierde su sentido.Formulé el clásico argumento de que no era necesario probar la sopa para conocer la receta, ni recibirun choque eléctrico para saber de la electricidad.-Ya transformaste todo en una estupidez –dijo-. Ya veo que quieres agarrarte de tus razones a pesar deque no te dan nada;quieres seguir siendo el mismo aun a costa de tu bienestar.- No sé de qué habla usted.- Hablo del hecho de que no estás completo.No tienes paz.La aserción me molestó. Me sentí ofendido. Pensé que don Juan no estaba calificado en modo algunopara juzgar mis actos ni mi personalidad.-Estás lleno de problemas–dijo-. ¿Por qué?- Sólo soy un hombre, don Juan –repuse malhumorado.Hice la afirmación en la misma vena en que mi padre solía hacerla. Cada vez que decía ser sólo unhombre, implicaba que era débil e indefenso y su frase, como la mía, rebosaba un esencial sentido dedesesperanza.Don Juan me escudriñó como el día en que nos conocimos.- Piensas demasiado en ti mismo –dijo sonriendo-. Y eso te da una fatiga extraña que te hace cerrarte almundo que te rodea y agarrarte de tus razones. Por eso tienes solamente problemas. Yo también soy sóloun hombre, pero no lo digo como tú lo dices.- ¿Cómo lo dice usted?-Yo me he salido de todos mis problemas. Qué lástima que mi vida sea tan corta y no me permitaaferrarme de todas las cosas que quisiera.Pero eso no es problema, ni punto de discusión; es sólo unalástima.Carlos Castaneda: “Una realidad aparte”
 
 3
LAS ENSEÑANZAS DE DON JUAN
Eres una persona seria, pero tu seriedad está ligada a lo que tú haces, no a lo que pasa fuera de ti. Teocupas demasiado de ti mismo. Ése es el problema. Y eso produce una tremenda fatiga.
Busca y ve las maravillas que te rodean
. Te cansarás de mirarte a ti mismo, y el cansancio te harásordo y ciego a todo lo demás.Al saber se va bien despierto, con miedo, con respeto y con absoluta confianza. Ir en cualquier otraforma es un error, y quien lo cometa vivirá para lamentar sus pasos. Cuando un hombre ha cumplido esoscuatro requisitos, no hay errores por los que deba rendir cuentas; en tales condiciones sus actos pierden la
torpeza
de las acciones de un tonto. Si tal hombre fracasa, o sufre una derrota, sólo habrá perdido unabatalla, y eso no provocará deploraciones lastimosas.Los temores son naturales; todos los sentimos y no podemos evitarlo. Pero por otra parte, pese a loatemorizante que sea el aprender, es más terrible pensar en un hombre sin conocimiento.Un hombre de conocimiento es alguien que ha seguido de verdad las penurias de aprender. Un hombreque, sin apuro, sin vacilación, ha ido lo más lejos posible en desenredar los secretos del poder y elconocimiento.No cualquiera puede ser un hombre de conocimiento. Un hombre puede llamarse hombre deconocimiento si es capaz de desafiar y vencer a sus cuatro enemigos naturales.No hay requisitos. Cualquiera puede tratar de llegar a ser hombre de conocimiento;
muy pocos
 
llegan
aserlo, pero eso es natural. Los enemigos que un hombre encuentra en el camino son de veras formidables,de verdad poderosos; y la mayoría, pues, se pierde.Ser hombre de conocimiento no tiene permanencia. Uno no es nunca en realidad un hombre deconocimiento. Más bien se hace por un instante muy corto, después de vencer a los cuatro enemigosnaturales.Cuando un hombre empieza a aprender, nunca sabe lo que va a encontrar. Su propósito es deficiente; suintención es vaga. Espera recompensas que nunca llegarán, pues no sabe nada de los trabajos que cuestaaprender.Pero uno aprende así, poco a poco al comienzo, luego más y más. Y sus pensamientos se dan detopetazos y se hunden en la nada
.Lo que se aprende no es nunca lo que uno creía
. Y así se comienza atener miedo. El conocimiento no es nunca lo que uno se espera. Cada paso del aprendizaje es unatolladero, y el miedo empieza a crecer sin misericordia, sin ceder. Su propósito se convierte en un campode batalla.

Activity (92)

You've already reviewed this. Edit your review.
Ali Ola liked this
jmontes00 liked this
1 thousand reads
1 hundred reads
Diosa Celta liked this
alcontado_80 liked this
Jazmin9605 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->