Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Por qué Bautizamos en el Nombre de Jesús

Por qué Bautizamos en el Nombre de Jesús

Ratings: (0)|Views: 13|Likes:
Published by acts2and38
El bautismo cristiano en agua es una ordenanza instituida por Jesucristo. Si no es importante en el plan de Dios, ¿por qué mandó Jesús en Mateo 28:19? Y ¿por qué Pedro seguimiento diciendo: "Ser bautizados cada uno de vosotros", y ordenando a los gentiles para ser bautizados (Hechos 2:38; 10:48)? Debemos recordar dos puntos acerca de la importancia del bautismo en agua. En primer lugar, todo lo que Cristo definitivamente establecido y ordenado no puede ser sin importancia, si entendemos su significado o not. Segunda, Cristo y los apóstoles mostraron la importancia de esta ordenanza al observarlo. Jesús caminó muchos kilómetros para ser bautizados, aunque no tenía pecado, diciendo: "Porque así conviene que cumplamos toda justicia" (Mateo 3:13-16 Ver.)

Es cierto que el agua en sí no contiene ninguna virtud salvadora, sino que Dios ha escogido para incluirlo en su plan de salvación. Pedro explicó, "El bautismo que ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo" (1 Pedro 3:21). Según Lucas 7:30, "los fariseos y de la ley desecharon el consejo de Dios contra sí mismos, no siendo bautizados."
El bautismo cristiano en agua es una ordenanza instituida por Jesucristo. Si no es importante en el plan de Dios, ¿por qué mandó Jesús en Mateo 28:19? Y ¿por qué Pedro seguimiento diciendo: "Ser bautizados cada uno de vosotros", y ordenando a los gentiles para ser bautizados (Hechos 2:38; 10:48)? Debemos recordar dos puntos acerca de la importancia del bautismo en agua. En primer lugar, todo lo que Cristo definitivamente establecido y ordenado no puede ser sin importancia, si entendemos su significado o not. Segunda, Cristo y los apóstoles mostraron la importancia de esta ordenanza al observarlo. Jesús caminó muchos kilómetros para ser bautizados, aunque no tenía pecado, diciendo: "Porque así conviene que cumplamos toda justicia" (Mateo 3:13-16 Ver.)

Es cierto que el agua en sí no contiene ninguna virtud salvadora, sino que Dios ha escogido para incluirlo en su plan de salvación. Pedro explicó, "El bautismo que ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo" (1 Pedro 3:21). Según Lucas 7:30, "los fariseos y de la ley desecharon el consejo de Dios contra sí mismos, no siendo bautizados."

More info:

Categories:Types, Presentations
Published by: acts2and38 on Jul 05, 2014
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/05/2014

pdf

text

original

 
ISBN-13: 978-1-56722-080-3ISBN-10: 1-56722-080-0
descendi -endo a la ciudad de Samaria, les predicaba Cristo» (Hechos 8:5). «Pero cuando creyeron a Felipe,que anunciaba el Evangelio del reino de Dios y el nom-bre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres»(versículo 12). «HabÌansido bautizados en el nombrede Jesús» (Hechos 8:16). Vamos a ver cómo el apóstola los gentiles bautizaba. Élfue a Efeso muchos años después del día de Pentecostés y halló allí unos discípulos de Juan el Bautista. «Les dijo:¿Recibiste el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos ledijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo. En-tonces dijo: ¿En qué pues fuistes bautizados? Ellos di- jeron: En el bautismo de Juan. Dijo Pablo: Juan bautizócon bautismo de arrepenti-miento, diciendo al pueblo quecreyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo. Celando oyeron esto, fueron bautizados enel nombre del Señor Jesús» (Hechos 19:2-5). Aunque ya fueron bautizados estos discípulos, les era tan importanteque se rebautizaron en su nombre.No creemos que Pablo cambió el modo, o la fórmula del bautismo cuando bautizó a Lydia y su casa (Hechos16:14-15)o el carcelero filipense. Este vino y cayó tem-blando delante de Pablo y Silas, diciendo: «Señores,¿que debo hacer para ser salvo? Ellos dijeron: Cree enel Señor Jesucristo, y serás salvo tu y h, casaY él,tomándolos en aquella misma hora de lanoche (pocodespués dala medianoche), les lavó las heridas; y enseguida se bautizó él con todos los suyos» (Hechos16:30-33). ¿Cómo podemos dudar que Pablo les bau-tizó usando el mismo modo que había usado antes?, esdecir, por inmersión en el nombre de Jesucristo.Pablo no estaba con los apóstoles cuando Jesús lesdio las instrucciones finales en S. Mateo 28:19 y S.Lucas 24:47, mas hallamos que Pablo bautizaba en elnombre del Señor Jesús. ¿De quién recibió esta rev-elación? Notemos que el Evangelio de Pablo no su tradi-ción dalos hombres, sino una revelación de parte deDios. «Mas os hago saber, hermanos, que el Evangelioanunciado por mí, no es según hombre; pues yo ni lorecibÌ rulo aprendí de hombre alguno, sino por rev-elación de Jesucristo» (Gálatas 1:11-12). Pablo fue es-cogido para llevar el nombre de Jesús a los gentiles, yescribió catorce epístolas a la iglesia. A este apóstol,Dios le reveló el misterio de la iglesia «que en otras gen-eraciones no se dio a conocer a los hijos de los hom-bres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles yprofetas por el Espírito» (Efesios 3:5). Pablo reclamaba autoridad divina: «Si alguno se cree profeta, o espiri-tual, reconozca que lo que os escribo son mandamien-tos del Señor» (I de Cor. 14:37). Y escribió Pablo: «Ytodo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlotodo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a DiosPadre por medio de él» (Col. 3:17). Bautismo en agua sehace en palabra y en hecho. No podemos pasar por altoa este mandamiento a la iglesia.«Edificados sobre el fundamento de los apóstoles yprofetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristomismo» (Efesios 2:20). Los apóstoles no solamentepredicaban el bautismo en el nombre de Jesús, sino lopracticaban también. En ninguna parte de la Biblia sepuede hallar donde bautizaban usando las palabras: «enel nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.»Les hallamos siempre bautizando en e1 nombre de Je-sucristo, cumpliendo así el mandamiento del Señor es-crito en S. Mateo 28:19.Pablo dijo: «Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo,os anunciare otro evangelio diferente del que os hemosanunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, tam-
© 1964, 2009 Word Aflame Press8855 Dunn RoadHazelwood, MO 63042-2299 www.pentecostalpublishing.comTract #8952
bién ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evan-gelio del que habéis recibido, sea anatema» (Gal. 1:8-9).Sea ésta una amonestación solemna. Algunos dicen que aceptarán las palabras de Jesucristo,escritas en S. Mateo 28:19, pero no las de Pedro escritasen Hechos 2:38. Pero Pedro habló en el día de Pentecostesbajo la unción del Espíritu Santo. Pedro era uno de losapóstoles, y a él le haber sido dado las llaves del reino, yno tenemos el derecho de desechar sus palabras.En S. Marros 7:8, Jesús dijo: «Porque dejando el man-damiento de Dios, os aferrás a la tradición de los hom-bres.» La historia nos cuenta que no fue cambiado elmétodo y fórmula del bautismo en el nombre de Jesu-cristo, hasta muchos años después de los apóstoles.(Véase el «Diccionario de la Biblia por Hastings»: Vol.uno, pagina 241). ¿Cuál es más importante para usted,el mandamiento del Señor, o la tradición de los hombres?
434349_WhyBaptize_SP.qxd:Layout 1 2/27/09 7:42 AM Page 1

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->