Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Las Perspectivas Del Negocio Eléctrico en Venezuela y Latinoamérica

Las Perspectivas Del Negocio Eléctrico en Venezuela y Latinoamérica

Ratings: (0)|Views: 334|Likes:
Published by energia21

More info:

Published by: energia21 on Jul 18, 2014
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/24/2014

pdf

text

original

 
Las perspectivas del negocio eléctrico en Venezuela y Latinoamérica Por Nelson Hernández
La electricidad denominada por muchos “el servicio de los servicios públicos”, es
de carácter vital para garantizar un desarrollo sostenido de los países con el objetivo principal de proporcionarle a su población una mejor calidad de vida. Esto lo corrobora el hecho que el 52 % de la energía utilizada en el mundo es para generar electricidad. Sin embargo, estimaciones de la ONU indican que 1200 millones de personas a nivel mundial, aun, no tienen acceso a la electricidad, y que en Latinoamérica y el Caribe (LAC) existen alrededor de 32 millones de personas en la misma situación, equivalente al 5.4 % de la población total
1
. Para el 2012, la generación eléctrica en LAC alcanzo los 1510 Tera vatios hora (TWH). De estos, el 50.7 % correspondió a hidroelectricidad; 42.2 % a combustibles fósiles; 5.2 a energías renovables alternativas y 1.9 % a nuclear. La grafica muestra los 10 primeros en generación de electricidad para el 2012, donde totalizan 1320 TWH, para una población de 505 millones de habitantes, lo que arroja un consumo per cápita de 2614 Kwh anual. Para el 2018, se estima una demanda eléctrica en LAC de 1710 TWH, y de 1785 TWH en el 2020. Para este crecimiento de la demanda es necesario instalar unos 75000 MW en el periodo 2012
 –
 2020, lo que da una gran oportunidad para la participación del sector privado. Con un valor de inversión de 1000 dólares por cada KW instalado, y de
1
 Una gran parte de la población en este continente que todavía no tiene electricidad está concentrada en unos cuantos países como Perú (porcentaje de electrificación en un 28% en las áreas rurales), Bolivia (38%), Haití (11,7%) y Brasil (4,3 millones de personas sin acceso); países que, con la excepción de Haití, han
desarrollado ambiciosos programas de electrificación como lo son “Luz Para Todos” en Brasil, el “Plan Nacional de Electrificación Rural” en Perú”, y "Electricidad para Vivir con Dignidad" en Bo
livia
 
0.40 dólares en transmisión y 0.21 dólares en distribución y comercialización por cada dólar invertido en generación, nos arroja una inversión total de 120.8 millardos de dólares para el periodo en cuestión. Sin embargo, tal oportunidad no es expedita, ya que los países de LAC han dado marchas y contramarchas en las reformas de su sector eléctrico iniciadas en los años 80 del siglo pasado. La lamina muestra la estructura del negocio de la industria eléctrica en cada país Latinoamericano para el año 2013. México, Cuba y Venezuela tienen el sector eléctrico estatizado. Mientras Argentina, Guatemala, Chile, Perú, El Salvador, Colombia y Panamá permiten la participación del sector privado en un mercado abierto y competitivo. Por otra parte, el sector eléctrico integrado y regulado se presenta en todos los tipos de participación. A saber: privado con integración vertical están barbados y Granada; Con participación mixta, Brasil, Costa Rica, Ecuador y Bolivia; y estatal 100%, Uruguay, Paraguay y Haití.
 
En lo atinenente al comprador único (mayoristas); Surinam, Guyana, Nicaragua, Jamaica, Honduras, Trinidad-Tobago y Republica Dominicana tienen su sector eléctrico estatizado. Los sistemas eléctricos de LAC se caracterizan por una elevada participación de la generación hidroeléctrica, tasas alta de crecimiento de la demanda y riesgo por presencia frecuente de sequias. Por otra parte, el alza de los precios de los hidrocarburos y su impacto en el costo de generación eléctrica, ha obligado a tomar medidas de planificación, políticas eléctricas y regulatorias para asegurar la expansión de los sistemas en el largo plazo. El desafío de la región no sólo es aumentar la capacidad instalada y mejorar la infraestructura de transmisión y distribución, sino incorporar nuevas tecnologías y elevar la participación de energías renovables en la producción de electricidad. Países como Brasil, Perú, Chile y Colombia han logrado atraer inversión privada al sector energético. Sin embargo, hay países donde el sector eléctrico no está pasando por un buen momento. Un caso es el de República Dominicana, donde hay que aumentar la formalidad del sector, para que cada vez más gente pague por la electricidad que se genera. Otro caso es el de Venezuela, donde la demanda está sobrepasando la oferta, por lo que existen importantes desafíos para abastecer a las industrias y a los clientes finales. Para paliar la situación el gobierno venezolano ha recurrido al racionamiento eléctrico diario del orden de los 3000 MW. Esta crisis, ya con 5 años de duración, no se le ve solución en el corto plazo por la aplicación de una errada política al atacar la demanda como causa del problema y no a la ausencia o déficit de generación. Para solventar la situación, Venezuela debe instalar 8000 MW nuevos en los próximos 5 años, así como construir nuevas líneas de transmisión y distribución, y adecuar y mantener a las existentes. Por otra parte, al desafío de satisfacer la demanda en algunos países esta la modificación del marco regulatorio de tal manera que permita las inversiones hidroeléctricas o de otras fuentes alternas de energía. Chile es un buen ejemplo, donde regulaciones no han permitido llevar a cabo el proyecto hidroeléctrico HidroAysén de 2750 MW, y que aportaría el 21% de la energía eléctrica requerida por este país en el 2020. En cuanto a la integración energética regional, la eléctrica es la más avanzada. La
grafica muestra tal integración para el 2012. Pudiéramos afirmar “hipotéticamente”
que un KWh generado en cualquier país de la región, puede llegar a cualquier otro país de la región debido a las interconexiones existentes. Lógicamente, aun estas conexiones son débiles para lograr lo anterior. Destaca la interconexión Nro. 11, salidas de la central hidroeléctrica de Itaipu (la 2da. represa hidroeléctrica a nivel mundial) con 14000 MW de potencia, lo que convierte a Paraguay en el mayor exportador de electricidad de la región.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->