Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Comunicado_OSC_LeyBala +INSYDE+Frente

Comunicado_OSC_LeyBala +INSYDE+Frente

Ratings: (0)|Views: 498|Likes:

More info:

Published by: http://www.animalpolitico.com on Jul 21, 2014
Copyright:Traditional Copyright: All rights reserved

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/07/2014

pdf

text

original

 
A la opinión pública: El 19 de mayo del presente año se publicó en el periódico oficial del Gobierno del estado de Puebla, la
“Ley para Proteger los Derechos Humanos y que Regula el Uso Legítimo de la Fuerza
por parte de los Elementos de las Instituciones
Policiales del Estado”
 La semana pasada, en protesta por el cambio en las disposiciones del Registro Civil, pobladores de San Bernardino Chalchihuapan, Puebla, decidieron manifestarse pacíficamente sobre la autopista Puebla-Atlixco, situación que provocó un enfrentamiento con Policías Estatales que al desalojarlos utilizaron gas CN, granadas triple chaser, granadas han-ball y balas de goma de 12 milímetros, entre otros artefactos. De acuerdo con un comunicado emitido por la Comisión de
 
Derechos Humanos
 
del Estado de Puebla (CDH Puebla), la noche de los acontecimientos los visitadores del organismo acompañados por un médico legista se presentaron en el hospital para conocer la situación e iniciar la queja (folio 2475), sobre una lesión que recibió el menor José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo; y al
respecto señalan: “la madre del menor describió la forma en que ocurrieron los hechos, por lo que
señaló a la Policía Estatal como la autoridad responsable de la agresión donde resultó lesionado su
hijo”.
 Al analizar la mencionada ley hemos encontrado una serie de elementos que nos provocan inquietud, así como aspectos que constituyen vacíos legales y ambigüedades que favorecen la comisión de abusos y colocan en estado de indefensión a la ciudadanía. Cabe mencionar que todas las autoridades están obligadas a promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos y a favorecer la protección más amplia de los derechos.
Organizaciones de la sociedad civil nos pronunciamos por:
1.- Que se proceda penalmente contra la o las personas que agredieron al menor, José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, y se deslinden responsabilidades de la cadena de mando. 2.- Que la Comisión de
 
Derechos Humanos
 
del Estado de Puebla y la Comisión Nacional de Derechos Humanos inicien una investigación por la comisión de violaciones graves a los derechos humanos. 3.- Exigimos un informe público de la Policía Estatal sobre la investigación de lo ocurrido en San Bernardino Chalchihuapan, las sanciones que de ella derivaron, así como las medidas de no repetición para evitar que vuelva a presentarse el abuso en uso de la fuerza policial 4.- Respeto total a los derechos a la libertad de reunión, asociación pacífica, libertad de expresión y manifestación en espacios públicos. 5.- El uso de la fuerza pública debe ser el último recurso del Estado para restablecer el orden contra una persona que sea sorprendida en flagrancia cometiendo algún delito violento que ponga en riesgo a terceros, no contra la manifestación; y conforme a principios de excepcionalidad, legalidad y proporcionalidad. 6.- Es urgente suprimir de todo acto, protocolo e instrumento legal de todos los ámbitos y órdenes de gobierno, el uso de lanza granadas, proyectiles, municiones de gas, balas de goma o de cualquier otro artefacto que pueda poner en riesgo la integridad de las personas, toda vez que atentan contra la integridad y además está probada su ineficacia.
 
7.- Es urgente que se implementen protocolos de actuación policial para evitar que la contención de grupos de manifestantes, se conviertan en batallas campales que en nada contribuyen al fortalecimiento de las relaciones de confianza entre autoridades y ciudadanos. 8.- La abrogación de la
“Ley para Proteger los Derechos Humanos y que Regu
la el Uso Legítimo
de la Fuerza por parte de los Elementos de las Instituciones Policiales del Estado”
, por una que se constituya de un modo tangencialmente distinto, es decir, cuya motivación sea el control y límite del uso de la fuerza por parte del Estado, no la generación de un ambiente intimidatorio que disuada la realización de manifestaciones. Una legislación en la que se refleje una discusión pública y social incluyente, en la que se eviten lo más posible las lagunas y los vacíos legales y en la que se respeten los derechos humanos y que se apegue a las convenciones internacionales de las que México es parte. 9. La instauración de un mecanismo externo de supervisión que coadyuve con la institución policial a que ésta guarde un equilibrio entre sus responsabilidades y el uso efectivo de sus poderes, garantizando así el acotamiento de sus acciones discrecionales y una mejora en su desempeño. 10.- Es impostergable la profesionalización de la policía, mediante el establecimiento de estándares de actuación y el fortalecimiento de mecanismos de supervisión interna y civil. Además de capacitación sobre el uso racional de la fuerza y el respeto a los derechos humanos. Algunos de los elementos de mayor preocupación por la posibilidad de afectación a los derechos fundamentales son:
 
1.
 
El
artículo 23, fracción V
, es ambiguo al definir las armas que se considerarán no letales. Este apartado dice que
“Se considerarán como armas no letales… V. Las demás que
autorice el Reglamento de la presente Ley y demás disposicio
nes jurídicas aplicables”.
 ARTICLE 19 argumenta que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) ha sido clara al establecer que, además de su carácter excepcional, el uso de la fuerza y la regulación de armas para su utilización en estos casos deben estar establecidos en la ley y ser interpretados de manera restrictiva, con pautas suficientemente claras para su utilización.
1
 2.
 
En el
capítulo VII
 de la Ley, el
artículo 30
, no hace explícito que una detención únicamente puede realizarse para ejecutar una orden de aprehensión emitida por un juez o en caso de flagrancia. 3.
 
El
artículo 42
 
considera a los “aspectos políticos o socioeconómicos imperantes en el momento de la manifestación” como un elemento a considerar para los operativos
policiacos, formulación ambigua que puede generar estereotipos o estigmatización sobre los grupos sociales que se manifiestan y en función de ellos, realizar operativos en su contra. Estos criterios le otorgan un margen amplio de discrecionalidad a las corporaciones policiacas. 4.
 
El
artículo 43
 
menciona que “para efectos de control y dispersión, las manifestaciones se
observarán y analizarán atendiendo a fenómenos de violencia o desapego de la pacífica
manifestación” lo que implica un juicio sobre el conjunto de la manifest
ación y no sobre conductas individuales. El concepto fenómeno de violencia es muy ambiguo, en ese tenor
1
 Corte IDH, Caso Zambrano Vélez y otros Vs. Ecuador. Sentencia de 4 de julio de 2007. Serie C Nº 166., párr. 84.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->