Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
7Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Apolo y Dafne-literatura Renacentista

Apolo y Dafne-literatura Renacentista

Ratings: (0)|Views: 6,043|Likes:
Published by Ángeles

More info:

Published by: Ángeles on Dec 03, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/12/2013

pdf

text

original

 
 Presencia
de
un
mito
ovidiano:
Apolo
y
 Dafne
en
la
literatura española
de
la
Edad 
 Media
y
e
Renacimiento
M.’
Dolores
CASTRO JIMÉNEZ
“Cuando Jacopo
Peri
estrené en
los
carnavales de
1957,
en
el
palacio
de
Jacopo Corsí 
en
florencia
una
“fábula
dramática”
con libreto
de Ottavio
Ri
-
nucciní titulada
Dafne,
seguramente
ninguno
de
los presentes,
ni
siquiera
susprogenitores, pensó que con
ella
nacía
el
género
musical más
denostado
y, al
mismotiempo,
alabado”
‘,en
efecto,
la
primera
ópera
de
la
historia
tuvo
como
tema
el
mito
que nos
disponemos
a
estudiar.
Fue éste
un argumento
repeti
-
damentetratadopor
el
género
operístico
ya
que
diez años más
tarde,
en
1607,
Marco
da Gagliano puso música
al
mismo libreto;
a
ésta
siguieron
las
obrasdeH.
Schútz (1627)
sobre
texto
de
M.
Opitz;
la de A.
Ariostí 
(1696);
Florindo
un
Daphne
de
G.F.
Hándel
(1708)
con libreto
de
Hinsch;
Dafne
in
lauro
de
JI.
Fux¡Pariati
(1714)2
y
otras, hasta
la
más reciente,
en 1938,
con música
de
R.
Strauss sobre
un
texto de
.1 .
Gregor
quien
utilizó
fuentes
preovidianas,introduciendo
al
rival
de
Apolo,
Leucipo,
episodio
que
más
adelante
ve
-
remosNo
se
limita
la
pervivencia de
Apolo
y
Dafne
sólo
a
esta
faceta
de
nuestra
cultura,
sino
que
tenemos también numerosas
representaciones
en la
plástica,
tanto
pictóricas:
A.
Pollaiuolo
(1467);
Giogione (¡478-1510);
B.
Luiní 
(1480-1532);
A.
Sehiavone
(1563);
A.
Appiani
(1754-1817), etc.;
como
escul
-
tóricas:
el
conocidísimo
grupo
de
L.
Bernini
(1623)~,
en cuyo
zócalo
figuran
1
j~
M.
MARTIN 
TRIANA,
E
litro 
de la 
ópera,
Madrid,
1987.
2
Datos tomados de H.
H L JN G E R ,
Lexikon
degriechisehen
uná
rómisehen Mythologie,
Viena,
1959,
pp. 82-83.
E.
FR E N Z E L ,
Diccionario
de
argumentos
de
la
literatura 
universal,
Madrid,
1976.
A
propósito
de este grupo dice
SA A V ED R A
FAJARDO
Cfl
su
Reptiblica literaria
(Barcelona,
1985,
p.
76) que
el
narrador
va
contemplando
la actividad de
los
habitantes de
la
ciudad,
en
el
sitio
que ocupan
los
escultores está
“el
caballero Vemino,
acabando
la
estatua
de
Dafnes,
medio
transformada en
laurel,
en
quién
engañada la
vista
se
detenía,esperando
que
las
cortezas
acaba
-
sen
de cubrir el cuerpo
y
que
el
viento moviese
las
hojas,
en que
poco
a
poco
se
convenían
en
cabellos”.
Cuadernos
de 
Filología 
Clásica.
N.0
24-185-222-1990.
Ed.
Universidad
Complutense.
Madrid.
 
186
M.’
Dolores
Castro
Jinzénez
unos
versos
del
cardenal
Barberiní,
Urbano
VIII,
de
intención
edificante:
Qué-
qué 
amanssequitur  fugitivae
gaudiafórmae/fronde
manus
implet,
baccas
seucarpit 
amaras>.
Por
último,
aparece
recreado
este
tema
a lo
largo
de
todas
las
literaturas,amoldándose
a
los
tópicos
y
modas
decada
época,
a
los
géneros
en
que
apa
-
rece
tratado
y
a
la
finalidad
con
que
se
utiliza.
Pretendemos
con
este
trabajo
realizar
el
estudiodíacrónico
del
mito
de
Apolo
y
Dafne, en
el
conjunto de
la
literatura
española
hasta
el
Renacimiento,
pero
siempre buscando
su
relación
con
las
fuente
antiguas, especialmente
Ovidio,
porser
éste,
según
comproba
-
remos
a lo
largo
del
trabajo,
el
testimonio
principal.
A.
TESTIMONIOS
ANTIGUOS6
De
las
fuentes
que nos
han
conservado
y
transmitido
este
mito,
es el
re
-
lato
deOvidio
(Met.
1,
452-567),
como
ya
hemos
apuntado,
el
más extenso
y
detallado
y
el
que
más
influencia ha
tenido
en
la
literatura
postenor,
concre
-
lamente
ep la
española,
aunque contaminado
a
Veces
con
otras
fuentes.
Exis
-
ten
además
en
otrós autores,
Paaei~io
de
Ñicea
y
Páusanias,
dos
historias
fun
-
didasen
una
sola:
la
de
Apolo
y
pafne
y la de
éstá
y
Leucipo.
Analizaremos
en primer lugar
los
puntos principales
y
las
fuentes
de
la
primera
y a
conti
-
nuación,
más
brevemente
por haber tenido
menor
repercusión en
la
tradición
posterior,
el
episodid
de
la
ninfa
y
Leucipo.
1
ApOLO
Y
DAFNE
1.
Preliminares
a.
Episodio
de
la
serpiente Pitón.
La
victoria de
Apolo
sobre este
mons-
J.
SnzNnc,
Loá
dioses
de
la
Antijaedad 
en
la
Edad 
 Media
 y
el
Renacimiento,
Madrid,
1985;
pp.
219-221.
Fuentes
clásicas:
ÓviDío,
Met.
1 ,
vv. 452-567;
PA T E R N IO
DE
NJcEA
rlepi
¿pwtticé~v
iraOii-
a6rav
XV;
EsTAdo,
Thebais
IV,
vv.
289.290
y
Silvae
1 ,
2,
vv. 130-131;
LUcIANo
De
saltatione
47-48
y
Dialogi deorum
II,
20;
xv
y
XVI;
Pausanias
VIII,
20
y
X,.7,
8;
HIGINO
Fabulae
203;
Fi.
L Ó STR A TO
Vida de
Apolonio
1 ,
lO ;
N IC A N D R O
Alexij,harmaca,
V v.
198-200
y
Scholia
in
Nicandri
 Álexipharmaca
1
89d
y
220a;
AusoNlo
203
y
204;
PAI,ÉrATO,
flspi
áa(auov
XLIX;
Servio
Ad 
 Aen.
II,
513
y
III, 91;
NoNo,Dionisíaeas,
XLII,
Vv.
383
S s.;
FU L G E N C IO ,
Mythologiarum
libri
tres,
XIV;
 Myth.
Vat.
1,116;
II,
23
y
1 1 1 ,
8,4;
TZETZES
SéhoL
Lyc.
6.
Estudiossobre
las fuentesdc este
mito:
PAULY-WIssoWA,
Real-Fncyclopñdie
< ter 
classtwhen
Alterturnswissenscha/t,
1901,
t.
IV,
cols.
2
136-2140;
H.
HUNGER,
op
ca-
PP.
82-83; W.
H E L B IO ,
“Beitráge
zur
Erklarung
der canipanischenWandbilder’,
RheinisehesMuseurn24,
1869,
pp. 251-270;
L.
CAsTIGUoM,
Studi
inlorno 
aííe
 Me
-
ranzo/osi
di
Ovidio,
Roma,
1964,
Pp.
117-164;
W.
H.
Roscura,
 Aus/iÁhrliches
Lexik-co,
Lp
griechis
-
ehen
und 
rómisehen Mythologie,
1965,
t.
1 . 1 ,
Pp. 82-83; W.
S T E C H O W ,
Apollo
und 
Daphne.
mit einem
Nachwort 
und 
 Nachtragen
zum
Neudruck,,
Darrñstadt,
1965;
Y .-
E-A.
GIRAUD,
La
 Jable
de
 Daphnt 
eÑsai
Sur 
un
type de metámorphose
vegetable
dans
la
littérature
el
dans
les
ar
 jusqa á
la 
fi
du 
XVIII 
siécle,
Ginebra,
1968,pp. 60-70;
A.
Ruiz
D EE L V IR A ,
Mitología
clásica, Madrid,
t982,
p. 446;
ME.
BA RN A ~RD ,
TIte
myih of 
Apollo
and 
Daphee;
sorne
medieval
and 
renaissance
versions
of 
tIte
ovidian tale,
University
of 
Michigan,
1975,
pp.
1-10.
 
Presencia
de
un
mito
ovidiano:
Apolo
 y
 Dafne
en
la
literatura...
187
truo,
pasaje
exclusivo
de Ovidio
(vv. 434-451)
como
indica
Castiglioní 
dará
origen
a
dos
hechos:
 —
instauración
de
los
juegos Píticos
 —
disputa
entre
Apolo
y
CupidoEl
dios
venció
a la
serpiente Pitón,
surgida
del
lodo
que cubría
la
tierra
tras
el
diluvio,
y,
orgulloso
de
esta
primera
hazaña
suya,
estableció
unos
 jue
-
gos sagrados
que
se
llamaron
Píticos
en
losque los
participantes
que
resulta
-
ran
vencedores
recibirían
una
corona de hojas de encina,
puesto que
todavía
no
existía
el
laurel.
Así 
pues,
Ovidio
relata
a
continuación
la
fábula
de
Dafne
como
explica
-
ción
etiológica
del
uso
de
esta
planta
como
premio en
los
 juegos
Píticos.
Páu
-
sanías (X,7,8)
no
menciona
la
victoria
sobre
Pitón,
pero
explica
la
razón
de
que
el
laurel sea
el
premiode
estos
 juegos,
relacionándolo
con
el
amor
de
Apo
-lo
hacia
Dafne
(tfjq
AÚ&ovo;
Úuyatpó;),
diciendo
lo
siguiente:
8úpvi~
St
aré
-
(pavoq
é7t1
ttiSv
flu8iwv
rfl
víiq~
Kat’aXXo
¡iév
4¡oi
boicstv
¿a’riv
oúSáv,
¿5-u
S
-rfl;
A6&ovo;
Ouyatpóq
AiróXXowa
tp a a e flv a t
xattox’Iiicsv
I~
~iflnj.
b.
Altercado
entre
Apolo
y
Cupido.
El
amor
de
Apolo
hacia
Dafne
tiene
su
origen,según
el
testimonio también
exclusivo
deOvidio
(vv.466-471),
en
una
venganza de
Cupido,
pues
Apolo,
estaba
tanorgulloso
de
su
victoria
so
-
bre
Pitón
que,
al
ver
aparecer
por allí 
a
Cupido
armado
con
flechas,
se
ofen
-
d
y
le
regañó diciendo
que
no le
cuadraba
llevar
tales
armas:
“Quid”
que
“tibi,
lascive
 puer,
cumfortibus
armis?
(y.
455)
(...)¡
Tu
  face
nescio
quos
esto
contentus
amores
inritare
tuanec
laudes
adsere
nostras!”
(y.
46
1-462),
a
lo
que
el
dios
del
amor
responde
sacando
dos
flechas
de
su
aljaba; con
una
de
oro,
que
produce
amor
(quodfacit,
auratuin
est et 
cuspidefulget 
acuta,
y.
470),
dispara
a
Apdlo
y
con
una
de
plomo, que ahuyenta
el
amor
(quodfugat,
ab
-
trusum
est 
et 
habet sub hanundine
plumbum,
y.
471),
a
Dafne
y de
este
modo
en
ambos
se
producen
sentimientos
contrarios:
protinus a/ter 
atnat,
fugit 
al
-tera
nomenamantis
(y.
474)
~.
2.
Genealogía
de
la
ninfa
y
localización
del
episodio
De
acuerdo
con
la
genealogía
de
la
protagonista
tenemos
localizado
el
de
-
sarrollo
de la
fábula
en
tres
lugares:
O p .
ciÉ 
Pp.
158-159.
Sobre este enfrentamiento
de
los
dos
dioses
cf.
W.
5.
NIcOLL.
“Cupid,
Apollo
and Dafne.
(Ovid,
Ma.
1.452ss4”,
CfassicalQuartenfg
XXX,
1980,
p.
174-182;
y
L.
CASTIGuoNI,
op. cit.
p.
133.

Activity (7)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Milaady Mendoza liked this
fer_qr liked this
nadies2 liked this
nadies2 liked this
siameses liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->