Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
6Activity

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
GeneracionY Blog de Yoani Sánchez

GeneracionY Blog de Yoani Sánchez

Ratings:

4.88

(8)
|Views: 6,250 |Likes:
Published by Fogonero Emergente
El popular blog de Yoani Sánchez desde La Habana. Distribuye sin ánimo de lucro "Fogonero Emergente"
El popular blog de Yoani Sánchez desde La Habana. Distribuye sin ánimo de lucro "Fogonero Emergente"

More info:

Published by: Fogonero Emergente on Mar 25, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/06/2012

pdf

text

original

 
Distribución gratuita de
(un) archivo
 Ponlo en circulación
Generación Y
es un Blog inspirado en gente como yo, con nombres que comienzan
 
o contienenuna “y griega”. Nacidos en la Cuba de los años 70s y los 80s, marcados por las escuelas alcampo, los muñequitos rusos, las salidas ilegales y la frustración. Así que invito espacialmente aYanisleidi, Yoandri, Yusimí, Yuniesky y otros que arrastran sus "y griegas" a que me lean y meescriban.
Yoani Sánchez (1975)
Licenciada en Filología. Reside en La Habana y combina su pasión por la informática con su trabajo en la Revista Digital
Consenso
 
Escrito por: Yoani Sanchez enGeneral , Marzo,24,2008
Confieso que me ha dado por portarme mal. Me rebelo ante las órdenes, busco li
 
mones que noaparecen, exijo disculpas que nunca llegan y, gran majadería la mía, pongo mis opiniones en unBlog -con foto y nombre incluidos-. Como ven, con estos treinta y dos años –tan impertinentes-ya me viene tocando un correctivo.Así que los anónimos censores de nuestro famélico ciberespacio, han querido encerrarme en elcuarto, apagarme la luz y no dejar entrar a los amigos. Eso, convertido al lenguaje de la red,quiere decir bloquearme el sitio, filtrar mi página, en fin, “pinchar” el Blog para que miscompatriotas no puedan leerlo. Desde hace un par de días Generación Y es sólo un mensaje deerror en la pantalla de muchas computadoras cubanas. Otro sitio bloqueado para los“monitoreados” internautas de la Isla.Mis textos, los de los otros bloggers y periodistas digitales, han hecho que la presilla de losinquisidores haga su ridículo papel. Con estas ínfulas de adolescentes rebeldes, nos hemosganado el manotazo, el severo guiño y el regaño. Sin embargo, la reprimenda es tan inútil que da pena y tan fácil de burlar que se trueca en incentivo.
Escrito por: Yoani Sanchez enGeneral , Marzo,18,2008
El 24 de diciembre escribí un post titulado“Una silla vacía”,donde contaba la quinta Navidad que celebrábamos sin la presencia de Adolfo Fernández Saínz, preso desde la primavera negradel 2003. Hoy, la mesa sigue puesta, la familia esperando, mi hijo me hace preguntas, cada vezmás incómodas, sobre cuándo volverá Adolfo, mientras Julita -su esposa- recorre cientos dekilómetros para visitarlo cada tres meses.Ya no es fin de año, pero han llegados las Pascuas y detrás de mi puerta hay una fina hoja de palmera, que anuncia un “resurgir”. Espero que pronto no haya mesas incompletas en esta Isla.Que nadie se merezca la certera frase, que me lanzó mi pequeño Teo, cuando supo de lasdetenciones:“Entonces, ustedes siguen libres porque son un poco cobardes”.
 
Esta singular realidad en que vivimos, ayuda mucho a la hora de escribir literatura. Cada pequeño detalle de nuestra cotidianidad transpira fantasía, paradoja y ficción. De ahí que leer unaselección de cuentos como
Ternera macho y otros absurdos
de Angel Pérez Cuza se convierta enun paseo por la sinrazón del cada día. Aceptamos que uno de los personajes de este libro noscuente que “Toro Bravo y Buey Preña´o son vacas aunque tengan nombres de bueyes”, pues esees el truco que han encontrado los campesinos para burlar la obligación de venderle la leche alEstado.El tema vacuno es uno de los más surrealistas en la Cuba actual. Ese animal con ubres y cuernosresulta por estos lares tan sagrado como en la India. Si en el país asiático los motivos sonmágico-religiosos, en esta islita del Caribe, los burócratas -con sus regulaciones y prohibiciones-han consagrado el “culto a la res”. Estamos tan habituados a la alarma, cuando está de por medioun rumiante, que leemos sin sobresalto un párrafo así:“¿Ustedes saben desde cuando yo no como carne de res? ¿No? Yo tampoco. Y pudiera, porque tengo reses y todavía puedo inseminar a Mazorra y a Josefina.” ”Pero no puedosacrificar mis animales. Si se me enferma o se me accidenta uno de ellos, tengo quellamar al Plan, para que manden un veterinario y un inspector, para que me den el permiso. ¡Cuidadito de descuartizarlo para comer! ¡Nada de eso! Hay que incinerarlo con papeles y todo.” “Y si son terneras, peor todavía. Ahí sí que te buscas un lío.Investigación completa, peritos de la policía.”La lectura de las páginas de este guantanamero, profesor de matemáticas, me ha hecho recordar un anécdota de hace más de veinte años. Viajaba yo en la locomotora soviética que manejaba mi padre, por allá por los ochenta. Desde el asiento del conductor vi algo que se movía sobre lalínea, a un centenar de metros por delante. Era una vaca, amarrada de forma tal que sólo lacabeza quedaba a merced del tren. El animal mugía e intentaba soltarse, sin lograrlo. Con miscándidos diez años le grite a mi papá: “¡Para! ¡Hay una vaca trabada en la línea!”. Pero un trencon treinta vagones de carga no se detiene tan fácilmente y mucho menos por un animal. Mi padre, con esa serenidad del que ha visto cosas peores sobre el camino de hierro, me explicó:“No te preocupes, lo propios dueños las amarran así para que el tren las mate y podérselascomer” “Sólo cuando yo las arrollo ellos pueden disfrutar de su carne”. Unos segundos despuésel golpe seco me confirmó que el sacrificio se había efectuado. Al mirar por la ventanilla alcancéa ver un tropel de guajiros sonrientes que corrían hacia el cadáver.Supongo que en las dos décadas que han pasado desde ese “suicidio”, los campesinos cubanos sehan hecho más hábiles en amarrar sus vacas a la línea del tren. Pérez Cuza tiene, entonces,mucho material para sus cuentos.
Ternera macho y otros absurdos
Angel Pérez CuzaEdiciones Espuela de Plata, 2007Sevilla, EspañaBlog del autor:http://delitomayor.blogspot.com/
Escrito por: Yoani Sanchez enGeneral , Marzo,14,2008
El eco de los tambores que anuncian la inminente venta de computadoras, reproductores de DVDy otros efectos electrodomésticos, ha llegado hasta mis oídos. Al igual que los últimos rumores,

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->