Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
8Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
manual de erotica clasica

manual de erotica clasica

Ratings: (0)|Views: 1,795|Likes:
Published by Ángeles

More info:

Published by: Ángeles on Dec 03, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

02/18/2013

pdf

text

original

 
De
figuris
Veneris:
el
Manual
de
erótica clásica
de
K.
Forberg
Luis
PARRA
GARCÍA
y José Manuel RuIz
VILA
Universidad
Complutense
RESUMEN
El
Defiguris
Veneris
de
F .
K.
Forberg fue publicado
por
primera
vez en
1824 en
Coburgo, Alemania.
Se
trataba
de
un
suplemento,
en
un
único
volumen,
con
el
título
original
de
Apophoreta,
a la
primera edición
que
él
mismo
sacó
a
la
luz
del
He
-maphroditus
del
poeta
italiano
AntonioBeccadelli.
La
obra
de
Forberg,
escrita
toda
ella
en
latín, versa
sobre
diferentes
prácticas
sexuales,
corroboradas
todas
por
citas
de
autores
latinos.
No
fue
editada de
forma
independiente
hasta
1882
cuando
fue
tradu
-
cida
por
primera
vez
al
francés
por
Alcide Bonneau
con
el
título
de
Manuel
d’croto
-
logia
classique.
Posteriormente
aparecieron nuevas ediciones en Gran
Bretaña
(Lon-
dres
1884,
1887),
Francia
(París 1892,
1907,
1933),
Alemania(Leipzig
1908),
Italia
(Catania
1928)
y
Mónaco
(1979).
En
España
todavía permanece
inédita.
El presente
artículopretende
un
primer
acercamiento
a
este
hombre
y
al
fruto de
su
investigación.
Sui~ntá~y
Ihe
work 
De
figuris
Veneris
of E
K.
Forberg was
first
published in
1824
in
Coburg,
Germany.
It
was
a
supplement
in
an only
volume under
the
original title
of 
 Apophoreta,
to
the
first
edition
that
Forberg himself 
gaye birth from
work called
 Her 
-maphroditus
of Antonio Beccadelli,
the
italian poet.
The whole
work of Forberg is
written
inLatin
and
it
deals
with different sexualpractices,
alí 
of 
them
corroborated
by quotations
of 
Latin
writers.
It
wasn’t
edited
independently until
1822
when
it
was
first
transíated
into
French
by
Alcide Bonneau
under
the
title
of 
Manuel d 
crotolagie
classique.
Afterwardsnew
editions
apeared in
Great
Britain(London
1884,
1887),
France
(Paris 1892,
1907,
1933),
Germany (Leipzig
1908),
Italy (Catania
1928)
aud
Monaco
(1979).
It
wasn’t
still
been
edited
in
Spain.
The current
article tries
for
a
first
approach to this
man
and
the
fruit
of his
research.
Cuadernos deFilología
Clásica.
Estudios latinas,
nY
13.
Servicio
de Publicaciones
UCM.
Madrid,
1997.
 
154
Luis Parra
García
 y
 fosé 
Manuel Ruiz
Vila
Forberg:
De la filosofía
a
la filología
He aquí 
un
hombre ecléctico, Forberg,
apenas
conocido
en
España y
cita
-
do
simplemente
como
uno
de
tantosfilósofos
alemanesque comenzó
su
vida
 junto
a
Kant
y
Fichte,
debatiendo
las
realidades
más
abstractas
de
la
filosofía,
y
acabó siendo
editor de una obra
de
carácter
erótico,
escrita
en
lengualatina,
a
saber,
el
Hermaphroditas
de
Antonio
Beccadelli,
el Panormita,
y
principal
-mente el autor
del
De
 figuris
Veneris.
Y aquí 
es
donde radica
nuestro
interés
por su
figura,
pero el hombre
sigue siendo
el
mismo.
Vamos
a escrutar
ahora
estos
aspectos
tan
aparentemente
lejanos
y
tan
intrínsecamente
cercanos
del
alma inquieta
de
este
curioso
personaje.
Aparte
de
su
nacimiento
en
Meuselwitz
en
1770,
apenas
conocemos
dato
alguno sobre
su
infancia
y
juventud. Sin
embargo
hay
constancia
de
que
en
algún momento de
su
vida
fue
consejero eclesiástico,
hecho
muy
importante
que nos
hace
pensar
ya
en su
dominio
del
latín, pues todavía
en
el
siglo
XVIII
ésta era la lengua
empleada
en todos
los
ámbitos
eclesiásticos.
Por
tanto
no
nos
puede extrañar
de
ninguna manera
su
conocimiento de los
autores
clási
-
cos,
medievales
y renacentistas encuya lecturaestaba
sumergido,
apartado
del
mundo,
como
él
mismo
dice:
Qai toti
 pendeamus
a
libris,
toti
simas
in
libris,
víx
versemur inter 
homines.
<Praefatia.)
s tardefue
alumno
de
Fichte
en
laUniversidad
de
Jena,
hecho
que
mar
-caría considerablemente
sus
tendencias filosóficas.
En 1798
intervino
en
la
polémica
sobre
el
ateísmo
de
la
filosofía
trascendental,
pero esto
provocó
que
él y
su
maestro
fueran
acusados de
ateísmo
y
expulsados de la
Universidad.
Un
solo artículo
fue
el
responsable
de
tal
condena,
«Desarrollo
de
lanoción
de
religión»(«Entwickelung
des
Begriffsder Religion»),
con
una introducción
de
su
maestro
Fichte, «Sobre
la base
de
nuestro pensamiento en
un
gobiernodivino
del
mundo» («Ueber
der
Grund unseres
Glaubens
an
eme
gottliche
Weltregierung»).
Planteaba
una evolución formal
del
politeísmo
al
monoteís
-
mo prescindiendo
de un
Dios
personal
y de
toda revelación,
en
donde
Dios
sería la máxima expresión
del
ordenamiento
cósmico y
su
Reino
un
ideal de
actuación
en la
tierra.
Así pues,
sumido
en la
filosofía,
experimentó por
primera
vez
en
su
pro
-pia persona
las
consecuencias que traía rebelarse contra el
orden establecido:
una
simple hipótesis
filosófico-teológica
le
acarreó
el
rechazo
de
la
Iglesia
y
el
abandono
oficial
de
sus
tareas
docentes
y
científicas,
según
los
datos
auto
-
biográficos
que leemos
en el
prólogo
del
Defigaris
Veneris:
Lusimus
haecotia
primum animi
causa,
aliud
ex
alio
nectentes,
phi
-
losophia,
in qua ohm
quasi
tabemaculum
vitae
collocare
putabamus,
nune
iacente;
an
floret,cuius
quaeque
prope dies
nova
videt
dogmata
cito
peritura
pullulare ut
quot
philosophi,
tot fere hodie
philosophiae,
sectae
 
De
figuris
Veneris:
el
Manual
de
erótica clásica
de
F .
K.
Forberg
155
nullae, pro cohorte singularesexstare videantur?
lI)einde
vero etiam
prop
-
terea, ut
eorum rationibus aliquantulum consuleremus,
qui
in
liberiorescriptorum
vetemm
simplicitate salibusque
nudis
haud
raro
haerentes
deseri
se
quereruntur pudica interpretum
aut
brevitate aut taciturnitate,
licet
qui
pueris
scripserint,
eos
in iure suo
abstinuisse
ab
obscenis
volup-
tatibus
diligentius
etexplanatius enarrandis infitias
iverit
nemo.
En
el mismo
artículo
publicaba
un
pequeño catecismo de tono libertino y
ateo.
Comenzamos
a
ver
lo
que
será
su
vida
después.
Forberg
pretendía dejar
claras
las
posiciones
sobre
el
hecho
religioso
de su
maestro
Ficlite,
pero
las
radicalizó
en
un
tono agrio
y
polémico.
No renuncia a
sus
ideas y
las
sostiene
después
de
la
acusación
de
ateísmo
que
contra
él
recae
dedicando
todo su
esfuerzo a
defenderse
de tales acusaciones con
su
 Apolo
gia
de
1797.
Todo
fue
en
vano. Hacia
1801
escribió
en
Jena
una
de
sus últimas obrasfilosóficas
de
las
que
tenemos
constancia:
Sabre /os
deberes
del aprendiz
(Ueber 
die
Pflich
-ten
des
Ge/ehrten).
Aunque para el filólogo
clásico
estos
datos
filosóficos puedan parecer
superfluos,
no
loson
tanto
si
pensamos
en su gran importancia
con
vistas
al
radical giro quepor
estos
motivos sufrirá
su
vida, y sin los cuales
seguramen
-te Forberg
no
se
habría introducido en el
campo
del latín
erótico.
Murió el
7
de diciembre de
1848.
¿A qué dedicó
su
vida entre
1801
y
1848?
El
filósofo
ha muerto y aparece el
filólogo;
Fichte ha
quedado
en
su
corazón. Apenas conocemos dato alguno sobre los
asuntos
en los que centró
su
interés
durante
este
tiempo hasta su
muerte.
Sólo
se
menciona
su
labor
corno editor
del
Hermaphroditus
de
Antonio Beccadellí, llamado Panormita.
Para comprender muchomejor el
 Dejiguris
Veneris
es
necesario
conocer
tam
-bién la
vida
y obra de
este
otro personaje, apenas
estudiado
en nuestro
país.
Panormita,
un
sabio
precedente
Antonio
Beccadelli
nació en Palermo en
1394
y
ya
desde
su adolescenciaestuvo
apasionado
por
estudios
literarios.
Se
casó
joven
pero
rápido dilapidó
la
dote,
lo
que nos
damuestras de
su
caráctervivaz,
que
influirá
en
la
compo
-
sición
de
sus
epigramas. Sin
estos
datos
nos
seña
difícil
comprender que
un
hombre culto, autor
de
otras
obras de carácter más
serio,versado
en
leyes,
pudiera
escribir sobreuna temática
de
marcado tono erótico. Siguió
sus
estu
-
dios
de Derecho
en
Siena y allí 
escribió
la
obra que
más
interés
despené
entre
sus
contemporáneos.Consta
de
dos
libros
de
epigramas,resultado
de
un
esta
-llido
de
juventud,
ardor
y
sensualidad
más que de
sus
dotes como
poeta.Alcanzó
una
enorme
repercusión,
pero
muchísimos
ejemplares fueron
quema
-
dos
públicamente.
Sin
embargo
se
hicieron
demasiadas
copias
como para que

Activity (8)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
DesertNidi liked this
Diego Mendoza liked this
Ángeles liked this
Ave Caesar liked this
siameses liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->