Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Plutarco, Vidas paralelas 5

Plutarco, Vidas paralelas 5

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 1,454 |Likes:
Published by Ángeles
V I D A S P A R A L E L A S T O M O V P L U T A R C O

AGESILAO - POMPEYO - ALEJANDRO - GAYO JULIO CÉSAR

V I D A S

P A R A L E L A S

AGESILAO I.- Arquidamo, hijo de Zeuxidamo, después de haber reinado con gran crédito en Esparta, de Lámpito, mujer apreciable, dejó un hijo llamado Agis, y otro más joven de Eupolia, la hija de Melesípidas, llamado Agesilao. Como por la ley correspondía el reino a Agis, Agesilao, que había de vivir como particular, se sujetó a la educación recibida e
V I D A S P A R A L E L A S T O M O V P L U T A R C O

AGESILAO - POMPEYO - ALEJANDRO - GAYO JULIO CÉSAR

V I D A S

P A R A L E L A S

AGESILAO I.- Arquidamo, hijo de Zeuxidamo, después de haber reinado con gran crédito en Esparta, de Lámpito, mujer apreciable, dejó un hijo llamado Agis, y otro más joven de Eupolia, la hija de Melesípidas, llamado Agesilao. Como por la ley correspondía el reino a Agis, Agesilao, que había de vivir como particular, se sujetó a la educación recibida e

More info:

Published by: Ángeles on Dec 03, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/28/2014

pdf

text

original

 
VIDAS PARALELASTOMO VPLUTARCO
AGESILAO - POMPEYO - ALEJANDRO - GAYOJULIO SAR
 
VIDAS PARALELAS3
AGESILAO
I.- Arquidamo, hijo de Zeuxidamo, después de haberreinado con gran crédito en Esparta, de Lámpito, mujerapreciable, dejó un hijo llamado Agis, y otro más joven deEupolia, la hija de
 
Melesípidas, llamado Agesilao. Como porla ley correspondía el reino a Agis, Agesilao, que había devivir como particular, se sujetó a la educación recibida enLacedemonia, que era dura y trabajosa en cuanto al tenor devida, pero muy propia para enseñar a los jóvenes a ser bienmandados. Por esto se dice que Simónides llamaba a Espartadomadora de hombres, a causa de que con el auxilio de lascostumbres hacía dóciles a los ciudadanos y sumisos a lasleyes, como potros domados bien desde el principio, de cuyorigor libertaba la ley a los jóvenes que se educaban para eltrono. Así, hasta esto tuvo en su favor Agesilao: entrar amandar no ignorando cómo se debía obedecer; por lo cualfue entre los reyes el que en su genio se avino y acomodómás con los súbditos, juntando con la gravedad y elevaciónde ánimo propias de un rey la popularidad y humanidad quele inspiró la educación.
 
PLUTARCO4
II.- En las llamadas greyes de los jóvenes que se educa-ban juntos tuvo por amador a Lisandro, prendado princi-palmente de su carácter modesto; pues aunque muy sensiblea los estímulos de la emulación, y el de genio más prontoentre los de su edad, por lo que en todo aspiraba a ser elprimero, y se mostraba irreducible e inflexible en la vehe-mencia de lo que emprendía, era, por otra parte, de aquelloscon quienes pueden más la persuasión y la dulzura que elmiedo, y de los que por pundonor ejecutan cuanto se lesmanda, siéndoles de más mortificación las reprensiones quede cansancio los trabajos. El defecto de una de sus piernas loencubrió en la flor de su edad la belleza de su halagüeñosemblante; el llevarlo con facilidad y alegría, usando de chis-tes y burlas contra sí mismo, lo disimulaba y que lo desvane-cía en gran parte; y aun por él sobresalía y brillaba más suemulación, pues que ningún trabajo ni fatiga le acobardabano obstante su cojera. No tenemos su retrato, porque no lopermitió, y, antes, al morir encargó que no se hiciera ningúnvaciado ni ninguna especie de imagen que representara supersona. La memoria que ha quedado es que fue pequeño yde figura poco recomendable; pero su festividad y su alegrebuen humor en todo tiempo, sin manifestar enfado ni cólera,ni en la voz ni en el semblante, le hizo hasta la vejez másamable que los de la más gallarda disposición. Refiere, sinembargo, Teofrasto que los Éforos impusieron una multa aArquidamo por haberse casado con una mujer pequeña:“porque no nos darás reyes- decían-, sino reyezuelos”

Activity (8)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
jcmf83 liked this
IOHANNESDEI liked this
Ángeles liked this
siameses liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->