Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
43Activity

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Diccionario freudiano, por José Luis Valls

Diccionario freudiano, por José Luis Valls

Ratings: (0)|Views: 3,417 |Likes:
Published by lopezba
Prestigioso en todo el mundo psicoanalítico.
Prestigioso en todo el mundo psicoanalítico.

More info:

Published by: lopezba on Dec 05, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/04/2013

pdf

text

original

 
Abasia (astasia-abasia) Tipo de afección característico de la histeria de conversión*,aunque tambn se lo encuentre en algunos trastornosneurológicos. Consiste en una fuerte dificultad de caminar,la que puede llegar hasta la imposibilidad absoluta, sintener el paciente palisis en los miembros inferiores ypudiendo realizar con éstos otro tipo de movimientoscorrectamente. Es el síntoma* predominante de Elisabethvon R.*, una de las pacientes más famosas de la primeraépoca de Freud. “[La señorita Elisabeth von R.] padecía dedolores en las piernas y caminaba mal [...] Caminaba con laparte superior del cuerpo inclinada hacia adelante, pero sinapoyo; su andar no respondía a ninguna de las maneras dehacerlo conocidas por la patoloa, y por otra parte nisiquiera era llamativamente torpe. Sólo que ella se quejabade grandes dolores al caminar, y de una fatiga que lesobrevenía muy rápido al hacerlo y al estar de pie; al pocorato buscaba una postura de reposo en que los dolores eranmenores, pero en modo alguno estaban ausentes. El dolorera de naturaleza imprecisa; uno podía sacar tal vez enlimpio: era una fatiga dolorosa. Una zona bastante grande,mal deslindada, de la cara anterior del muslo derecho eraindicada como el foco de los dolores, de donde ellos partíancon la mayor frecuencia y alcanzaban su máximaintensidad. Empero, la piel y la musculatura eran ahí particularmente sensibles a la presn y el pellizco; lapunción con agujas se recibía de manera más bienindiferente. Esta misma hiperalgesia de la piel y de los mús-culos no se registraba sólo en ese lugar, sino en casi todo elámbito de ambas piernas. Quizá los músculos eran mássensibles que la piel al dolor; inequívocamente, las dosclases de sensibilidad dolorosa se encontraban másacusadas en los muslos. No podía decirse que la fuerzamotriz de las piernas fuera escasa; los reflejos eran demediana intensidad, y faltaba cualquier otro síntoma, desuerte que no se ofrecía ningún asidero para suponer unaafección orgánica más seria. La dolencia se habíadesarrollado poco a poco desde hacía dos años, y era deintensidad variable” (1893a, A. E. 2:. 151-2). En el historial
 
de “Elisabeth von R.” Freud logró hacer una reconstrucciónbastante exhaustiva de cada uno de los elementos de laconversión histérica correspondientes a su parte asociativa,vinculándolos con distintos momentos en que a través deéstas, las zonas histerógenas*, se habían concretado ciertotipo de vínculos con el marido de su hermana, todos los queparticipaban a su vez de una fantasía global incestuosa enel vínculo con este cuñado y ante la cual la parálisis ex-presaba, simbólicamente, el giro lingüístico de “No avanzarun paso” (A. E. 2:188). Durante el tratamiento la cura delsíntoma histérico se va produciendo a medida que vuelvena la memoria consciente todos estos hechos traumáticoscargados de momentos de hiperexcitación libidinal; comopruebas de su participación en la idea global incestuosa. Elsignificado del síntoma va entonces pasando al procesosecundario*, y se puede así expresar ahora el deseo* conpalabras y descargarlo por abreacción*. No se necesitamás, por lo tanto, de la expresión corporal sintomática. Elsignificado del síntoma tiene aquí entonces dos vertientes:como símbolo mnémico* de los sucesos que produjeron laexcitación o las contigüidades de ellos, dejandohiperalgesia o anestesia de esas zonas histerógenas. Laotra esen su globalidad impidiendo la acción, comocontrainvestidura* del deseo* incestuoso, del que es unreto el amor al cuñado. A este último correspondeesencialmente la astasia-abasia que es un trastorno motrizcontrario al deseo reprimido. Sea una mefora cuyasignificación es la contraria a la satisfacción del deseo, afavor de la represión defensiva yoica.AbreacciónMecanismo principal de la cura de la psicoterapia propuestopor Breuer y Freud en la “Comunicación preliminar”, deSobre el mecanismo psíquico de fenómenos histéricos(1893a). La cura consistía básicamente en la expresión enpalabras del suceso traumático reprimido, acompañada dela liberación del afecto* retenido en oportunidad deltrauma*, ambas cosas no recordables en la vida normal devigilia. Para la revivencia, la técnica más utilizada era lahipnosis. [...] los síntomas histéricos singulares
 
desaparecían enseguida y sin retornar cuando se conseguíadespertar con plena luminosidad el recuerdo del procesoocasionador, convocando al mismo tiempo el afectoacompañante, y cuando luego el enfermo describía eseproceso de la manera más detallada posible y expresaba enpalabras el afecto” (A. E. 2:32). La abreacción consistía enla descarga del afecto retenido junto a la representación*responsable de él, la que había sido separada, al formarseel síntoma*, de la consciencia* a una conscienciasegunda”. Se la retornaba de ésta por medio de la hipnosis.Al ser entonces recordada y hablada la escena traumática,se “abreaccionaba” el afecto correspondiente que no habíasido descargado en su momento, por diferentes causas.Derivado el afecto, la escena traumática perdía su valorpatógeno, pasando a ser idéntico al de una representacióncualquiera, y cesando por lo tanto el síntoma. Definiríamos,entonces, la abreacción como una descarga afectiva actual,producida durante la cura, del afecto correspondiente a untrauma psíquico de otrora, que no se descargó en aquelmomento, quedando, mientras tanto, en una conscienciasegunda alejada del comercio asociativo y generando,desde ahí síntomas y ataques histéricos*. El esquema bá-sico, a pesar de estar principalmente centrad en larevivencia con descarga afectiva y el recuerdo* de laescena traumática, y no en la reelaboración* de ella, y deno tener todavía claridad conceptual el concepto deinconsciente* más que merced a lo que aqllama“consciencia segunda”, es muy similar al luego trabajadopor Freud en la primera tópica e incluso en la segunda. Secumplen, en gran parte, reglas psicoanalíticas importantescomo el hacer consciente lo inconsciente (aquí “conscienciasegunda”) y rellenar ciertas lagunas mnémicas. El centro dela escena lo ocupa el alivio sintomático, lugar de que fuedesplazado* con el tiempo, quizá en demasía, volviéndoseimportante su recuerdo actualmente, en una nueva “vueltade tuerca”, para darle el lugar que le corresponde en elmecanismo de la cura.Acción específica (o acorde a un fin)

Activity (43)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
lilianagallo3706 liked this
Ollin4 liked this
Psicosistemas liked this
Bren Santillán liked this
Mai Da Silva liked this
Mariie Velez liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->