Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
5Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Mariposa Negra - tercera edición en dos columnas (con prólogo de Susana Reisz)

Mariposa Negra - tercera edición en dos columnas (con prólogo de Susana Reisz)

Ratings: (0)|Views: 351 |Likes:
Published by Rocio
La tercera edición de mi libro Mariposa Negra que nunca salió publicada.
La tercera edición de mi libro Mariposa Negra que nunca salió publicada.

More info:

Published by: Rocio on Dec 06, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/12/2013

pdf

text

original

 
 
Mariposa Negra
Rocío Silva Santisteban
© Rocío Silva Santisteban 19932009rocio_silva@yahoo.com
 
 Prólogo
Releo con placer, en la primera página de la primera edición de
 Mariposa Negra
, la dedicatoria manuscrita de
una mariposa en piede guerra
. Las palabras no son mías sino de Rocío Silva-Santisteban. El año es 1993.No bien comienzo a escribir este prólogo me asombro decomprobar que ya han pasado catorce años desde entonces y que lamariposa sigue en pie de guerra, cada vez más audaz, máscomprometida con su propia causa, más rebelde, más creativa en sudesgarro. El negro le queda a la perfección. Llevado por ella no esuna convencional vestimenta de luto sino una compleja señal dealerta: una advertencia al lector para que abandone toda esperanza deencontrar en sus poemas acrobacias de coloratura o registrosbrillantes.Deliberadamente no establezco ningún distingo entre lamariposa de la dedicatoria personal y la del título pues ellas estánentrelazadas de modo tan estrecho que intentar separarlas concategorías teóricas como la
voz poética
y la
voz autorial
no llevaría aentender mejor ni a la una ni a la otra. Si pese a eso sigo hablando de
dos
 
mariposas
(o de
dos
voces o de
dos
imágenes o de
dos
aleteos acontraviento) es porque se me impone la asociación con aquellasperturbadoras identidades duales o múltiples que atraviesan toda laobra de Borges:
la que habla en el poema
,
la que habla en ladedicatoria
y
la que hablaba conmigo
en el momento de escribirlason, en cierto modo, intercambiables. Los ritmos, los acentos, lastonalidades y los momentos de ejecución son diferentes pero el temamusical en que se basan es el mismo. O casi.De lo que hablo es de esa
confesionalidad 
que arriesga tantoen la escritura poética y que suele ser tan maltratada por la críticamás influyente. Cuando me pregunto el por qué de ese maltrato, mesurgen respuestas tan poco ortodoxas, que planteándolas meexpongo a sufrir una suerte similar en el terreno de las discusionesteóricas. Así y todo, me niego a la autocensura.Pienso que es muy fácil --y con aprobación generalgarantizada de antemano-- dictaminar que cuando un escritor oescritora expresa sus sentimientos más íntimos y más dolorosos deun modo ni alusivo ni elusivo, es porque no tiene sofisticaciónliteraria o porque su mundo es tan limitado que no puede trascendersu propia circunstancia individual. Sigo en esta línea ideológica:quien no es capaz de articular literariamente lo
humano-universal
 tiene que dedicarse a otra cosa. (
 Aplausos
).Sin embargo ¿por qué aceptar tan sumisamente que solo lo
humano-universal
, entendido como lo opuesto a lo personal y privado, es loque vale? ¿y qué sería lo
humano-universal
más allá del lenguaje, delos afectos, del erotismo o de la idea de una muerte segura? ¿acasono es posible expresar vivencias colectivas hablando de lo máspersonal y privado? Quizás cabría precisar:
colectivas
, no
universales
. (
 Aplausos más débiles
).Rocío Silva-Santisteban, la
mariposa en guerra
, ha crecidoante ese desafío al reeditar este libro después de publicar
 
[turbulencia] (2005), testimonio descarnado y desolado delinsomnio, de la llaga ardiente del amor y de la lucha --utópica,condenada al fracaso-- por transformar en escritura el alocadobombeo de la sangre y la insurrección de las vísceras.Cuando empecé a releer Mariposa Negra en contrapunto con[turbulencia], resonó de pronto en mi mente el comienzo de Ovacompleta de Susana Thénon (1987), una iconoclasta poeta argentinaque en vida fue poco celebrada y solo a medias comprendida:¿por qué grita esa mujer?¿por qué grita?¿por qué grita esa mujer?
andá a saber 
 No es casual que Thénon haya utilizado a modo de pórtico para sulibro un diálogo en el que una voz manifiesta su curiosidad o sudisgusto y la otra --marcada por la cursiva-- su poca disposición abuscar explicaciones. Lo que cuenta en esos versos liminares es queel motivo del fastidio o del desgano de esos interlocutoresparodiados por la autora sea que una mujer
grite
para proclamar algoo se queje sin disimulo. Todo lo que sigue en el poema y en el restodel libro son
gritos
(menos por los decibeles que por lo molesto delcontenido) o, mejor dicho, parodias de gritos, cantos o parodias decantos, proclamas o parodias de proclamas detrás de las cuales estáuna mujer dividida entre el deseo de manifestar su rabia y lanecesidad de mantener la compostura y de moderar y mediatizar losafectos más intensos con ayuda de la ironía y la autoironía. Nadamenos
confesional
que la obra de Susana Thénon, pese a quequienes la conocimos sabemos que en su poesía siempre hablaba desí (aunque lo hiciera a través de los mecanismos que su pudor y suspreferencias estéticas le exigían).Rocío Silva-Santisteban no suele recurrir a juegos demáscaras ni a parodias para poder
gritar 
su amor, su dolor y suencono consigo misma por no ser capaz de liberarse del deseo,siempre insatisfecho, de amar/sufrir/gozar/morir (sin morir del todo)en una misma experiencia. Sus
cantos
,
epigramas,
 
 plagios, boleros y responsos
(términos con los que designa las cinco partes del libro)solo acogen la mímesis de cliché romántico y la autoironíadesdramatizadoras de manera fragmentaria y contra toda
expectativa, como en este final abolerado del poema “Una heridamenor”, que se vuelve imprevisible precisamente porque no está
incluído en la serie de los
boleros
:Nunca nunca nunca podré deshacermeDe esto que no sé si es recuerdoQue no sé si es venganzaQue no sé si es rencor.En la mayor parte de los casos la cita literal, la alusión o el eco deversos ajenos o de canciones populares no tienen una intenciónparódica ni cumplen la función de establecer una prudente distanciani un parapeto emocional entre las palabras y el sujeto que lasarticula. Las melodías ajenas son reentonadas e incorporadas a untejido sinfónico muy personal, en el que se mezclan tonalidadesmelancólicas con ásperas disonancias y en el que los fraseos largosquedan frecuentemente interrumpidos por estallidos de ansiedad,rabia o desesperación

Activity (5)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
josé_alvariño liked this
Gonzalo Palacios liked this
Denieu liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->