Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
34Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La cultura de la pobreza

La cultura de la pobreza

Ratings: (0)|Views: 3,968 |Likes:
Published by 18462
autor: Oscar Lewis

• Este escrito se editó por primera vez en la revista Siempre, de México, el 5 de octubre de 1966.

[nombre doc:Antologia_de_sociologia_urbana_OL_CdeP_pag_240_-_251.doc]
autor: Oscar Lewis

• Este escrito se editó por primera vez en la revista Siempre, de México, el 5 de octubre de 1966.

[nombre doc:Antologia_de_sociologia_urbana_OL_CdeP_pag_240_-_251.doc]

More info:

Published by: 18462 on Dec 06, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/01/2013

pdf

text

original

 
LA CULTURA DE LA POBREZA
""
ÓSCAR LEWIS
Aunque se ha escrito muchísimo sobre la pobreza y los pobres, es relativamentenuevo el concepto de una cultura de la pobreza. Yo fui, sin duda alguna, el primero en exponerlo en mi libro
 Antropología de la pobreza.
La frase es pegajosa y ha sido ampliamente interpretada y tergiversada.
1
Michel Harringtonla utilizó en su libro
 La cultura de la pobreza
("The Other America", de 1961),que influyó de modo importante en el programa contra la pobreza del gobiernonorteamericano. Con todo, Harrington usó el término en un sentido más amplio ymenos técnico. Intentaré volver o definirlo con mayor precisión, situándolo comoun modelo conceptual, poniendo énfasis en la distinción entre la pobreza y lacultura de la pobreza. La ausencia de estudios antropológicos intensivos sobre lasfamilias pobres de una extensa variedad de contextos culturales y naciones (enespecial de familias pobres de los países socialistas), es un serio inconveniente para formular esquemas culturales válidos. El modelo aquí presentado es por tanto provisional y sujeto a las modificaciones que otros estudios inevitablestraerán consigo. A través de la historia, encontramos en la literatura, en los pro-verbios y en los refranes populares, dos valoraciones opuestas de la naturalezadel pobre. Algunos caracterizan al pobre como ser bendito, virtuoso, confiado,sereno, independiente, honesto, generoso y feliz. Otros lo definen como ser malvado, perverso, violento, sórdido y criminal. Estos juicios contradictorios yconfusos también se reflejan en la lucha interna que tiene lugar en la presenteguerra contra la pobreza. Algunos insisten en los dones potenciales de los pobres para la ayuda propia, la dirección y la organización de sus comunidades, mientrasque otros señalan el efecto -en ocasiones indestructible- de la pobreza sobre elcarácter individual y, por tanto, ponen énfasis en la necesidad de que el dominioy dirección de los pobres, permanezcan en manos de la clase media, quien es de presumir posee mejor salud mental.Estos puntos de vista opuestos reflejan una lucha por el -poder político. Sinembargo, parte de la confusión deviene del fracaso para distinguir entre la pobreza
 per se
y la cultura de la pobreza y de la tendencia de examinar a la personalidad individual con preferencia al grupo, esto es, la familia y lacomunidad del barrio bajo.
· Este escrito se editó por primera vez en la revista
Siempre,
de México, el 5 de octubre de 1966.1 Sin embargo, la discusión al respecto ha sido bastante pobre en las revistas profesionales. Sólodos artículos abordan el tema con algún detalle, el de Elizabeth Herzog "Some Assumptions aboutThe poor", y el de Lloyd Ollin "Inherited Poverty".240
 
Como antropólogo, he intentado captar la pobreza y sus rasgos concomitantescomo una cultura o para ser más preciso, como una subcultura
2
con sus propiasestructuras y razones, como un modo de vida que se hereda de generación engeneración a través de las líneas familiares. Este punto de vista concentra suatención en el hecho de que la cultura de la pobreza en las naciones modernas noes únicamente un asunto de privaciones económicas, desorganización o carenciade algo. Es también algo positivo y otorga ciertas recompensas sin las cuales los pobres no podrían continuar.En algún otro lado he sugerido que la cultura de la pobreza trasciende lasdiferencias regionales, rurales, urbanas y nacionales y muestra extraordinariassemejanzas en lo que se refiere a estructuras familiares, relacionesinterpersonales, orientación en materia de tiempo, sistemas de valores yesquemas de consumos. Estas semejanzas internacionales son ejemplos deinvención independiente y de convergencia. Son respuestas comunes ante problemas comunes.La cultura de la pobreza puede existir en función de una variedad de contextoshistóricos. Sin embargo, tiende a crecer y florecer en sociedades con el siguientecuadro de condiciones: 1) una economía casera, trabajo jornalero y producción para el beneficio inmediato; 2) un elevado nivel persistente de escasasoportunidades para el trabajador no calificado y desempleo; 3) sueldos muy bajos; 4) el fracaso en la consecución de organizaciones económicas, políticas ysociales (ya sea sobre una base voluntaria o por imposición gubernamental parala población de bajo nivel de ingresos; 5) el predominio de un sistema bilateralde parentesco sobre un sistema unilateral; y finalmente, 6) la existencia de unatabla de valores en las clases dominantes que insiste en la acumulación deriquezas y propiedades, la posibilidad de una movilidad ascendente y el espírituahorrativo, y que explica el bajo nivel de ingresos como el resultado de lainadecuación o la inferioridad personal.El sistema de vida que se produce bajo tales condiciones, entre un muynumeroso sector de los pobres, es lo que se conoce como la cultura de la pobreza.Puede ser estudiado en forma óptima en las barriadas urbanas o rurales y permiteser descrito con cerca de setenta rasgos psicológicos, sociales y económicos quese relacionan entre sí. Con todo, el número de rasgos y las relaciones entre ellos pueden variar de sociedad a sociedad y de familia a familia. Por ejemplo, en unasociedad altamente cultivada, el analfabetismo puede ser un diagnóstico máseficaz de la cultura de la pobreza, que en una sociedad donde el analfabetismoestá muy extendido y donde, incluso, los ricos pueden ser analfabetos comosucedió en ciertos pueblos mexicanos antes de la Revolución.
2 Aun cuando el término "subcultura de la pobreza" es técnicamente más correcto, usaré cultura dela pobreza como una forma resumida.241
 
La cultura de la pobreza es a la vez un afán de adaptarse y una reacción de los pobres ante su posición marginal en una sociedad capitalista, de estratificaciónclasista y vigoroso individualismo. Representa un esfuerzo para detener lossentimientos de desesperación y desesperanza que surgen al hacerse notoria laimprobabilidad de alcanzar el éxito en términos de los valores y metas de unagran sociedad. En verdad, muchos de los rasgos de la cultura de la pobreza pueden ser vistos como intentos de soluciones locales para problemas noresueltos por las instituciones y agencias existentes, porque la gente no resultaelegible, o no puede soportarlos, o los ignora y desconfía de ellos.Por ejemplo, incapaz de obtener crédito de los bancos, la gente pobre esarrojada a sus propios recursos y obligada a organizar sistemas de créditoinformal sin interés.La cultura de la pobreza, sin embargo, no es sólo un grado de adaptación a uncúmulo de condiciones objetivas de la gran sociedad. Una vez que surge tiende a perpetuarse a sí misma de generación a generación gracias a su efecto sobre losniños, cuando los niños de los barrios bajos tienen seis o siete años de edad y hanabsorbido por lo común los valores básicos y las actitudes de su subcultura y noestán psicológicamente capacitados para tomar plena ventaja de las condicionesde cambio o el aumento de oportunidades que puedan darse en el transcurso de suexistencia.Con gran frecuencia la cultura de la pobreza se desarrolla cuando un sistemasocial y económico estratificado, no se ve quebrantado o remplazado por otrocomo en el caso de la transición del feudalismo al capitalismo o durante periodosde rápido cambio tecnológico. Con frecuencia es resultado de conquistasimperiales que aplastan las estructuras sociales y económicas de los nativos ymantienen a éstos en un estado de servil colonialismo, muchas veces durantevarias generaciones. También puede darse en un proceso detribalizador como elque ahora se produce en África.Los candidatos idóneos para la cultura de la pobreza son quienes provienen delos estratos inferiores de una sociedad de cambios rápidos y que ya sufren enconsecuencia una enajenación parcial. De estos trabajadores rurales sin tierra, queemigran a las ciudades, se puede esperar un más rápido desarrollo de una culturade la pobreza que de inmigrantes de pueblos agrícolas con una cultura tradicional bien organizada. En este sentido hay un fuerte contraste entre América Latina,donde la población rural hace tiempo efectuó el cambio de una sociedad tribala una sociedad campesina, y África, que aún está cerca de su herencia tribal. Lanaturaleza más corporativa de muchas de las sociedades tribales de África, si seles compara con las comunidades rurales de América Latina y la persistencia delos vínculos de pueblo, tiende a inhibir o rebasar la formación de una muy ampliacultura de la pobreza, en mu-242

Activity (34)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Norma Pardo liked this
sinceroseja liked this
Andrea Ovalle liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->