Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
16Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Nicolás Flamel - El libro de las figuras jeroglificas

Nicolás Flamel - El libro de las figuras jeroglificas

Ratings: (0)|Views: 513 |Likes:
Published by CB3
El Libro de las Figuras Jeroglificas de Nicolas Flamel es sin duda el más famoso de los textos de alquimia occidentales; escrito "para aportar nuevas luces sobre el Elixir de Larga Vida", este libro toma su origen en otro enigmático libro: El libro de Abraham el judío cuya existencia se discute aun hoy en día, y sirvió de inspiración a otro libro no menos enigmático: El misterio de las Catedrales de Fulcanelli.

El Libro de las Figuras Jeroglificas es el primer documento escrito sobre el sentido iniciatico y alquímico del Camino de Santiago.
El Libro de las Figuras Jeroglificas de Nicolas Flamel es sin duda el más famoso de los textos de alquimia occidentales; escrito "para aportar nuevas luces sobre el Elixir de Larga Vida", este libro toma su origen en otro enigmático libro: El libro de Abraham el judío cuya existencia se discute aun hoy en día, y sirvió de inspiración a otro libro no menos enigmático: El misterio de las Catedrales de Fulcanelli.

El Libro de las Figuras Jeroglificas es el primer documento escrito sobre el sentido iniciatico y alquímico del Camino de Santiago.

More info:

Published by: CB3 on Dec 07, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/12/2013

pdf

text

original

 
EL LIBRO DE LAS FIGURAS JEROGLÍFICAS
 Nicolás Flamel 
 
 
LIBRO DE NICOLAS FLAMELQUE CONTIENE LAEXPLICACION DE LAS FIGURAS JEROGLIFICASQUE HA MANDADO COLOCAR EN EL CEMENTERIODE LOS SANTOS INOCENTES DE PARÍS
 
Aunque yo, Nicolás Flamel, escribano y vecino de París, en este año de 1399, y residiendo en micasa de la Rue des Ecrivains, cerca de la capilla de St. Jacques de la Boucherie. Aunque -digo- nohaya aprendido más que un poco de latín, debido a los escasos medios de mis padres, que eranestimados, incluso de mis envidiosos, como gente de bien: sin embargo, por la gracia de Dios yla intercesión de los bienaventurados santos y santas del paraíso, y sobre todo de monseñor Santiago de Galicia, he podido llegar a los libros de los Filósofos y aprender sus ocultos secretos. Al acordarme de este bien y de rodillas -si el lugar lo permite o en mi corazón con todasinceridad, nunca dejaré de dar gracias a este benigno Dios que nunca deja al hijo del justomendigar por las puertas, y que nunca defrauda a los que esperan su bendición. Así pues, cuandotras la muerte de mis padres me ganaba la vida en nuestro arte de escritura, haciendo inventarios,cuentas, frenando los gastos de tutores y menores, me vino a las manos por dos florines, un librodorado muy viejo y amplio.  No era papel ni pergamino como los demás, sino que era de cortezas (así me pareció) de tiernosarbustos. Sus tapas eran de fino cobre, grabado con letras y figuras extrañas. Creo que podían ser caracteres griegos u otra lengua antigua similar, pues no sabía leerlo, y no eran letras latinas ogalas, ya que de esas entiendo un poco. En el interior, las hojas de corteza estaban grabadas congran perfección y escritas con buril de hierro, unas letras latinas coloreadas, muy bellas y claras. Contenía tres veces siete folios; así estaban numerados en lo alto de la hoja. El séptimo de ellosno contenía escritura alguna. En su lugar había pintado en el primer séptimo, un látigo y unasserpientes mordiéndose. En el segundo séptimo, una cruz con una serpiente crucificada. En elúltimo séptimo estaban pintados unos desiertos por donde corrían hermosas fuentes de las quesalían varias serpientes que corrían por todos lados. En el primer folio aparecían en gruesas letras capitales doradas:
 Abraham Judío, Príncipe, sacerdote, levita, astrólogo y filósofo. A la nación judía dispersa por la ira de Dios, Salud, D. I.
 Después de esto, aparecían grandes imprecaciones y maldiciones (con la palabra varias vecesrepetida: Maranatha), dirigidas a todo el que posase ahí sus ojos, si no era sacrificador o escriba.El que me vendió el libro no sabía lo que valía, ni yo cuando lo compré. Creo que se lo robaron alos miserables judíos, o lo encontraron oculto en el antiguo lugar en que habitaban. En el segundo folio, consolaba a su nación, aconsejándola abandonar los vicios y, sobretodo, laidolatría, y esperar con paciencia la venida del Mesías que vencerá a todos los reyes de la tierra, yreinará con su pueblo en gloria eterna. Sin duda se trataba de un hombre muy sabio. En el tercer folio y en los siguientes, para ayudar a su cautiva nación a pagar los tributos a losemperadores romanos, y para hacer otra cosa que no diré, les enseñaba la transmutación metálicacon palabras comunes, pintaba los vasos a un lado, y advertía sobre los colores de todo el resto,excepto del primer Agente del que nada hablaba; pero, -como el decía-, lo pintó con gran artificioen el tercer y cuarto folio. Y aunque estuviese muy claramente pintado, nadie lo pudierainterpretar de no estar muy avanzado en su Cábala tradicional y de no haber estudiado mucho loslibros de los filósofos. El cuarto y quinto folio no tenían escrituras, pero estaban llenos de bellas figuras iluminadas o pintadas con gran artificio. En el cuarto folio pintó en primer lugar a un joven con alas en los

Activity (16)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
agacio12971 liked this
ZAHYN liked this
maymam22521 liked this
waltari liked this
Eynar Saavedra liked this
SergioSamuel liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->