Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Poema de Un Emigrante

Poema de Un Emigrante

Ratings: (0)|Views: 2,480|Likes:
Published by Yolanda
poesía comprometida
poesía comprometida

More info:

Published by: Yolanda on Dec 07, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/15/2013

pdf

text

original

 
POEMA de un EMIGRANTEAunque no quisiera,ya voy camino hacia el NORTE.Llevo conmigo todo y nada.Llevo mis raíces pues me sacaronde la tierra que Dios me había prestado.Dejo mi esposa,mis dos hijos, mis padres y mis amigos...Dejo mi pueblo, mi cultura y mi patria.No me queda mucho...Hasta la mochila me volaron...Aún me queda la fe, la esperanzay el sueño de llegar al NORTE,y un corazón lleno de tristeza ...Aún así sueño...lo mismo que todos los migrantes ...De regresar a los míosy vivir como Dios quiere que viva todo ser humano...Autor: Iki- Fecha: 2008-08-20
Las abarcas desiertas.
 
Por el cinco de eneroCada enero poníaMi calzado cabreroA la ventana fría.Y encontraba los díasQue derriban las puertasMis abarcas vacías¿Mis abarcas desiertas? Nunca tuve zapatos, Ni trajes, ni palabras.Siempre tuve regatos,Siempre penas y cabras.Me vistió la pobreza,Me lamió el cuerpo el río,Y de pié a la cabezaPasto fui del rocio.Por el cinco de eneroPara el seis yo queríaQue fuera el mundo enteroUna juguetería.Y al andar la alboradaRemoviendo las huertas,Mis abarcas sin nada,Mis abarcas desiertas. Ningún rey coronadoTuvo pie,Tuvo ganaPara ver el calzado de mi pobre ventana.Toda gente de trono,Toda gente de botasSe rió con enconoDe mis abarcas rotas.Rabié de llanto, hastaCubrir de sal mi piel,Por un mundo de pastaY unos hombres de miel.Por el cinco de eneroDe la majada míaMi calzado cabreroA la escarcha salía.Y hacia el seisMis miradas hallaban en sus puertasMis abarcas heladasMis abarcas desiertas.
 Autor:
Miguel Hernandez-
 Fecha:
2009-01-22
 
“El cementerio marino, siglo XXI”
 A los inmigrantes, huérfanos de la Tierra.
Objeto. Medio. Negocio. Para. Sólo manos. Herramienta. Sirviente. Ni una especie, nisiquiera protegida. Sin nombre, políticamente correctoo incorrecto, porque no existes.Eres nadie, el ausente.Ente incontable en los registros del día donde se cuanta la existencia,más sí factor deestadísticas para las economías, las del otro.El que te niega el papel como a los perros, los callejeros, que los que viajan en aviónyallevan pasaporte.El que te arroja a aguas sin derechos,pues el océano no sabe de ciudadanías, sólo dehombres rotos y de peces y de algas y barcas de papel mordidas por las olas...A veces la muerte es tan diminuta a los ojos ciegosde los corazones fríos, que se haceamante del olvido, hasta la más absurda y remediable para los saciados.Pero si nos vienen con el sol cada día,marea a marea,miles de hombres sin rostro, ymujeres y niños muertos algunos, y el resto sin nombre inundando las ciudadesgrises,miles, hasta estallarnos en la cara, tantos, hasta hacerse lo invisible innegable,entonces…La triste vergüenza, sólo.Colgar a gritos etiquetas.Conceder la existencia por un número. Regalar un nombre biensonanate, para poder llamar, y que venga,a aquel que cose zapatos,y se dobla en la fábrica, y arranca elcarbóny recoge el tomate, y el viento,el sin nombre conocido, al menos hasta ahora,y alque barre la calle llena de sobras.Dar entrada en estadísticas de población activa, dejando al tiempo, en el fondo másoscuro otras manos, miles, sumergidas.Y dar asistencia sanitaria, que no mueran en las calles, que es feo y no nos infecten. Yque los niños raros puedan ir a la escuela, para que mañana entiendan bien, y seanobedientes, y se comporten, cuando le des las instrucciones para la limpieza de la casa yte prepare a tu gusto la ropa, y me acueste al niño cenado y bañado y quite el pañal alabuelo...Falsos bautizos. Sólo nombres,huecos, que no reconocen al hombre, tan sólo y nisiquiera eso.En este cementerio marino, la triste vergüenza. Sólo es posible parir inútiles palabras,absurdas y tan necesarias para poder dormir,escondiendo bajo la cama,

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->