Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
14Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
estetica_ranciere_escudero

estetica_ranciere_escudero

Ratings: (0)|Views: 937 |Likes:
El escrito es parte de una reflexión en proceso, motivo por el cual no presentará la estructura de un
trabajo cerrado, antes bien, se orienta a sistematizar y exponer algunas ideas, puntos de interés y
preguntas sin resolver, que genera la lectura de estos autores sumado al intento de quien escribe por
vincular estética-política-sujeto.
El objetivo a desarrollar aquí es bien acotado: en base a la lectura de dos textos específicos 2,
explicitar la forma del vínculo estética-política o artes-política que los autores proponen. En este
sentido, las reflexiones volcadas serán de carácter analítico y se presentarán como una lectura entre
otras posibles (o como una hipótesis de lectura). El interés de largo plazo, apenas esbozado en este
escrito, es vincular estos esquemas de análisis con la danza académica occidental (ballet y
contemporánea).
El escrito es parte de una reflexión en proceso, motivo por el cual no presentará la estructura de un
trabajo cerrado, antes bien, se orienta a sistematizar y exponer algunas ideas, puntos de interés y
preguntas sin resolver, que genera la lectura de estos autores sumado al intento de quien escribe por
vincular estética-política-sujeto.
El objetivo a desarrollar aquí es bien acotado: en base a la lectura de dos textos específicos 2,
explicitar la forma del vínculo estética-política o artes-política que los autores proponen. En este
sentido, las reflexiones volcadas serán de carácter analítico y se presentarán como una lectura entre
otras posibles (o como una hipótesis de lectura). El interés de largo plazo, apenas esbozado en este
escrito, es vincular estos esquemas de análisis con la danza académica occidental (ballet y
contemporánea).

More info:

Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/02/2013

pdf

text

original

 
Artes, estética y política: una lectura de Jean-Luc Nancy y Jacques Ranciére a propósito de ladanza
1
.
El escrito es parte de una reflexión en proceso, motivo por el cual no presentará la estructura de untrabajo cerrado, antes bien, se orienta a sistematizar y exponer algunas ideas, puntos de interés y preguntas sin resolver, que genera la lectura de estos autores sumado al intento de quien escribe por vincular estética-política-sujeto.El objetivo a desarrollar aquí es bien acotado: en base a la lectura de dos textos específicos
2
,explicitar la forma del vínculo estética-política o artes-política que los autores proponen. En estesentido, las reflexiones volcadas serán de carácter analítico y se presentarán como una lectura entreotras posibles (o como una hipótesis de lectura). El interés de largo plazo, apenas esbozado en esteescrito, es vincular estos esquemas de análisis con la danza académica occidental (ballet ycontemporánea).***El marco general de lectura se basa en las coordenadas propuestas por Oliver Marchart
3
 en especial,su tesis según la cual, lo político es una condición que sirve para “pensar/abordar” una ontología delsujeto (de la experiencia del sujeto contemporáneo). Si bien no pretendo trabajar en base a estetexto, creo oportuno explicitar algunos puntos desarrollados por el autor para brindar un supuestocomún a la discusión.Marchart caracteriza el pensamiento político contemporáneo en términos de un pensamiento posfundacional. Con esta categoría remite a dos cuestiones: por un lado a la del fundamentoúltimo/único en tanto criterio de verdad y por otro lado a la cuestión de la
diferencia
en tantodimensión constitutiva del ser. La diferencia aparece primero en términos de lo óntico/ontológico yluego en términos de la política/lo político. En los argumentos del autor, estas dos dimensiones searticulan de manera tal que le permiten caracterizar al posfundacionalismo en como una ontología política sostenida como tal en la posibilidad de existencia óntica de una pluralidad de fundamentoscontingentes. Refiere en este sentido, que el posfundacionalismo no deja de lado la cuestión delfundamento sino que piensa la necesidad del mismo desde otra lógica, desde otra perspectiva; nocomo plenitud sino como imposibilidad necesaria. Esta idea de imposibilidad necesaria remite a la
1Carolina Escudero. Presentado en las Primeras Jornadas Debates Actuales de la Teoría Política Contemporánea2Jacques Ranciére;
Sobre políticas estéticas
. 2005, Universidad Autónoma de Barcelona-Museo de ArteContemporáneo de Barcelona, Colección Contratextos. Barcelona. Y Jean-Luc Nancy;
 Las Musas
. 2008, Silgo XXI,Buenos Aires.3Oliver Marchart;
 El pensamiento político posfundacional. La diferencia política en Nancy, Lefort, Badiou y Laclau
.2009, Fondo de Cultura Económica, Argentina.
 
categoría de contingencia, en la medida en que es en la emergencia lógica de esta última que seactualizan o no, determinados fundamentos ónticos del orden de las cosas. La contingencia adquiereentonces una necesidad lógica y un estatuto ontológico. Toda fundación empírica/óntica/histórica sesostiene en una estructura necesaria pero carente de sentido último; la contingencia como tal develala imposibilidad del cierre o de totalidad de lo fundado y su emergencia remite a la emergencia deuna experiencia paradójica (y de cruce entre los niveles óntico y ontológico) que se liga con el“colapso de la significación” en sí mismo. Y si bien la contingencia aparece como el nombre delfundamento -último- ausente, su acontecer sólo es indicativo/lógico, fenece cuando se lo empieza asignificar.En palabras del autor leemos: “la noción fuerte de contingencia implica que el hecho de no ser imposible ni necesaria es, en sí mismo, necesario para
toda
identidad. Lo que se descarta aquí es la posibilidad de cualquier identidad que no sea contingente. La noción fuerte de contingencia enlaza,inseparablemente, la posibilidad de identidad como tal con la imposibilidad de su plena realización(no contingente); de ese modo, afirma la necesidad paradójica o aporética del lazo entre posibilidade imposibilidad”.
4
Es en esta torsión o in-tensión
5
donde encuentro la cualidad de “política” (lo político) de las prácticas sociales; en la capacidad histórica del sujeto de situarse en la contingencia y se asumir elabismo que la misma plantea. Si la contingencia devela la ausencia de fundamento último, la práctica política sería el modo histórico de la apropiación o significación de esa ausencia -y comotal, la constitución de un nuevo horizonte de sentido, de una nueva positividad o campo deexperiencia posible-. Teniendo en cuenta esto, me interesa remarcar también, el estatuto ontológicocon que Marchart caracteriza el pensamiento posfundacional, en la medida en que esto me permitesostener la tesis de que la práctica estética es -según su forma histórica- una práctica política (en lamedida en que lo político es constitutivo del ser 
qua
ser). Lo político, sostiene el autor, “No se tratade un objeto -o concepto- entre otros que debe ser analizado; antes bien, es el nombre mismo deconstitución de cualquier objeto”.
6
Y propone cuatro razones o argumentos en función de los cualesel sintagma “ontología política” puede sostenerse: en primer lugar porque la referencia a laconstitución del ser como ser no remite a los fundamentos parciales de la pluralidad de entes unofrente al otro, sino al “fundamento/abismo de todo ser”
7
; en segundo lugar la remisión ontológica ala constitución del ser 
qua
ser y no a la constitución del ser 
qua
comprensión, esto remite a laimposibilidad de objetivizar la esencia del ser (el ser del sujeto) y a la necesidad de asumir la parcial
4Oliver Marchart;
 El pensamiento político posfundacional. La diferencia política en Nancy, Lefort, Badiou y Laclau
.2009, Fondo de Cultura Económica, Argentina. Pág. 48.5Jean-Luc Nancy;
Corpus
. 2003. Arena Libros, Madrid.6Oliver Marchart;
 El pensamiento político posfundacional. La diferencia política en Nancy, Lefort, Badiou y Laclau
.2009, Fondo de Cultura Económica, Argentina. Pág. 86.7En este punto el autor remite al concepto derrideano de
hauntologie
en la medida en que remite a la retirada del ser como fundamente y al devenir espectro del ser en su propia fundación.
 
 posición política desde la que el ser se constituye como sujeto de experiencia y habla como ser delenguaje. En tercer lugar la remisión de la categoría de discurso a una dimensión política lo que a suvez reena a la cuestión de la necesidad de mediacn simbólica -y de los procesos designificación- en la construcción del sentido y de la realidad que el ser habita (que no es lo mismoque lo real). Por último refuerza la idea de que el fundamento/abismo de todo es político, lo que noequivale a decir que todo es político. Por el contrario supone que todo lo que reviste positividad enla realidad se constituye como tal, en las condiciones abiertas por la contingencia necesaria y en base a la -parcial- práctica política de significación/apropiación.
8
 ***Las lecturas de Nancy y Ranciére que voy a presentar a continuación se sitúan en el marco o perspectiva reseñada más arriba. En Nancy por ejemplo, la forma que asume la relación entre lasartes y el arte en términos de singular plural reenvía casi directamente a la cuestión de la pluralidadde fundamentos contingentes a nivel óntico y la necesidad lógica -ontológica- de la existencia de unfundamento que al menos parcialmente clausure sentido. El autor se separa del concepto de Artereferido a cierta esencia realizada de maneras empíricamente diversas por obra del genio, sostieneque esta acepción, deudora del romanticismo no entiende la pluralidad misma de las artes comoconstitutivas de la experiencia del arte (si es que hay algo que pueda nombrarse con el nombre dearte en singular y con minúscula). La relación que plantea entre arte y técnica también remite(aunque no tan directamente) a la cuestión de los modos de hacer y decir, es decir a las formas demediación simbólica por las que necesariamente hay que pasar para significar y dotar de sentido a laexperiencia. En este sentido, el autor se pregunta, ¿qué tendría de malo entender al arte en términosde técnica, en qué momento preciso esto que venía junto se separó? ¿Porqué se ve allí un problemaen lugar de una tautología? Si la técnica remite al saber cómo hacer para producir lo que no aparece por si sólo, es pura exterioridad del objeto, es un medio, que en relación al objeto de arte, sóloreclama la existencia de otro medio, de otra técnica que permita la interpretación, percepción olectura del mismo. ¿Hasta que punto la percepción estética no es entonces una técnica, un artefacto,una parcialidad en el orden de la producción y percepción de cierto tipo de objetos?El autor plantea estas cuestiones al inicio del libro: “¿porqué hay varias artes y no una sola? (…) Desuponer, por tanto, que sea posible llegar al principio de una razón suficiente para pensar esta pluralidad, y que la pluralidad misma no deba terminar por aparecer, aquí, en un lugar y papel de principio. ¿Qué puede significar un principio (o una razón o una esencia) que no sea un principio
de
 pluralidad, sino el plural mismo como principio? ¿Y en qué sentido debería esto corresponder en
8Oliver Marchart;
 El pensamiento político posfundacional. La diferencia política en Nancy, Lefort, Badiou y Laclau
.2009, Fondo de Cultura Económica, Argentina. Ver págs. 220 y ss.

Activity (14)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Dario Yancan liked this
Carina González liked this
totorita liked this
Diego Jiménez liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->