Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
12Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los números

Los números

Ratings: (0)|Views: 1,806 |Likes:
Published by basifermag1858

More info:

Published by: basifermag1858 on Dec 13, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/11/2013

pdf

text

original

 
Los números: de la mano que cuenta a la mano queescribe.
A los humanos nos estaban esperando los números al final de la mano: los dedos fueronla primera herramienta que usamos para manejarlos.Una vez que aprendimos a escribir, los números pasaron de la mano a las tablillas dearcilla, los papiros o la corteza de ficus.Aunque los números nunca han dejado de estar presentes entre nuestros dedos.
 
Aprendiendo a contar.
La humanidad aisló los números a partir de familias de objetos iguales en cantidad; así,el número cinco posiblemente se aisló de la cantidad común de dedos presentes en unamano normal. Este proceso pudo ser paralelo al de las primeras muestras artísticasrupestres donde la mano fue también protagonista: el arte y los números bien pudieronnacer en el mismo parto.Es muy posible que en las primeras lenguas, sólo existieran palabras para el 1, el 2 o el3. A partir de ahí no habría palabras para referirse a números mayores, y las cantidadesentrarían en una nebulosa donde sólo cabía distinguir entre “algunos” y “muchos”.Es en la transición desde el 1, 2 y 3 hasta números mayores, 6, 9, 20, etc., donde lasmanos y los dedos pudieron tener un papel fundamental. De hecho, en varios idiomashablados hoy en día por tribus diversas de Oceanía, África y América, siguencareciendo de nombres de números más allá del 2 ó el 3. Estas tribus cuentan, sinembargo, con procedimientos aritméticos corporales: usando los dedos de las manos y,a veces, también de los pies, pueden contar hasta más allá de la treintena. No tienennombres para los números pero sí expresiones corporales o gestos manuales paramanipularlos.Las manos, de hecho, nunca han dejado de ser una herramienta privilegiada pararelacionarnos con los números. Los niños siguen usando los dedos para iniciarse con losnúmeros. Primero para mostrar y reconocer su edad cuando apenas saben hablar;después, ya en la escuela, para aprender a sumarlos y restarlos.
 
Aprendiendo a escribir
Con toda seguridad, los números ayudaron también a traer al mundo a la escritura. Lahistoria bien pudo ser como sigue.Situémonos en alguna aldea del sur de Mesopotamia a mediados del IV milenio a. C.,cuando todavía la humanidad no sabía escribir. Una familia ha enviado a uno de susmiembros para que compre cabras en una aldea vecina. La familia quiere tener laseguridad de que el enviado va a traer a la casa familiar tantas cabras como le fueranvendidas. Para ello, el vendedor guarda en un recipiente sellado de arcilla una piedrecita por cada cabra vendida, de manera que cuando las cabras lleguen a la familiacompradora se pueda comprobar que hay tantas cabras como piedras en la vasija.En cierto momento, a alguien se le ocurrió presionar contra el recipiente de arcillafresca las piedras que iba metiendo dentro, de manera que al volverlas a sacar encajaranfuera y se tuviera mayor seguridad de que el contenido de la vasija de arcilla no habíasido manipulado. Después, otro alguien se dio cuenta de que, una vez marcadas fuera,ya no era necesario meter las piedras dentro del recipiente. Precisamente con esasmarcas empezó la representación de los números y, a la par, la escritura empezó a ser engendrada.Puesta de manifiesto la manera de representar un número, el siguiente paso fuerepresentar el objeto al que ese número hacía referencia. Porque además de comprar cabras, aprovechando el desplazamiento también se compraban ovejas, y no en igualnúmero. De manera que había que señalar que el número 10, pongamos por caso, serefería al número de cabras compradas, mientras que el 15 hacía referencia al de ovejas; para lo cual nada mejor que añadir al lado de las marcas para el 10 un signo que seconvino viniera a significar cabra, y al lado de las marcas para el 15 otro distinto queiba a significar oveja. Con el transcurso del tiempo, esos primeros signos, presumiblemente simples pictogramas para representar objetos, pasaron a representar sonidos, bien palabras o bien sílabas, evolucionando además al diseño cuneiforme(hacia el 2500 a. C.), más fácil de imprimir sobre arcilla.Que el hecho numérico ayudó a traer al mundo a la escritura lo avala el que las tablillasmás antiguas conservadas —algo anteriores al año 3.000 a. C.— contienen primitivosdiseños numéricos sumerios y operaciones aritméticas sobre intercambios comerciales.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->