Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Yo Soy el Escritor

Yo Soy el Escritor

Ratings: (0)|Views: 49 |Likes:
Published by Victor C. Drax
Ensayo sobre mi visión de la labor literaria como estilo de vida y de las cosas que uno ve por ahí.
Ensayo sobre mi visión de la labor literaria como estilo de vida y de las cosas que uno ve por ahí.

More info:

Published by: Victor C. Drax on Apr 03, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/30/2012

pdf

text

original

 
Yo Soy el Escritor
Por Víctor C. Drax
Yo soy el escritor.Construyo gente falsa para que sea querida, odiada,despreciada, amada y amigas de gente real. Observo a lavida a mi alrededor, cómo suenan las cosas, cómo se muevela gente, cómo se habla, cómo se piensa, cómo se actúa,porque eso me permitirá retratar mejor al mundo real en mishistorias. Antes, escribía historias de terror. Ahoraescribo de lo que sea. La literatura da para todo. Es lamentira que nos permite llegar a la verdad.La gente en mi casa me pregunta por qué paso tantotiempo escribiendo. Por qué no me puedo levantar para ir acomer. Por qué tengo tiempo para escribir y no para otrascosas, “más importantes”. A dónde pienso que voy a llegarcon esto. Los escritores mueren pobres. No eres drogadicto,homosexual ni delincuente, ¿de qué vas a escribir?
 
Asiento. Lo que tú digas. Aún si te explico, no lo vas aentender.Salgo a la calle con un libro en la mano. Leo en elautobús, en el metro, en el carro de mi amigo, en la salade mi casa, durante el almuerzo y la cena, en las salas deespera, caminando a tiendas, en las colas para pagarservicios. Conocidos se me acercan a hablarme de libros queya leí y de películas… basadas en libros que ya leí (y quenadie sabía que eran libros en un principio). Compro librosnuevos por Internet, en grupos de a cuatro y cinco. Aveces, me atrapa el estilo de alguien nuevo y me sorprendodetallando los elementos de la prosa, como un mecánicoobservando el motor de un vehículo que desearía haberdiseñado él.Conozco al Microsoft Word mejor que a la cocina de micasa. Cuando me quedé sin computadora, escribí a mano y,cuando gasté los bolígrafos y las yemas de los dedos medolían, consideré comprar una máquina de escribir.De vez en cuando me pregunta alguien si “eres tú el delas historias”.Sí, soy yo.“Me gustó mucho como manejaste la trama y el ambientetenía un no sé qué buenísimo, pero… ¿por qué el bueno semurió al final? ¿No te parece que termina en una ondademasiado pesimista?”Es terror. Se supone que debe ser pesimista.“No necesariamente. Puede parecer que el malo va aganar al final y, en ese momento, algo salva al bueno.Reza, consigue una pistola o algo”.Ese final jodería la historia. Es estúpido.“Es que no creo que deba terminar así. Habiendo tantascosas buenas en el mundo, ¿por qué escribes de estas?”
 
Me encojo de hombros. ¿Por qué te gusta la pepsi másque la coca-cola? ¿Por qué te gusta el cine de comedia másque el de acción? Pues así funciona. No es como si tuviesemucha elección en el asunto.Estoy en reuniones bohemias con gente “artística” ytodos hablan del simbolismo de Drácula. Todos son poetas ynovelistas, todos conocen a Nietzsche y a Byron. No bebencerveza, sino vino. Desprecian a los best-sellers porqueprostituyen a las letras.“¿Y tú qué piensas del simbolismo?” me preguntan.Me hago el guevón.“Víctor. ¿Qué piensas del simbolismo en Drácula?”Me parece que es la sublimación de los deseos sexualesreprimidos de Stoker. Consciente o inconscientemente, esuna herramienta.“¿Una herramienta? No, el libro se trata del controlde la sexualidad victoriana. ¿No te habías dado cuenta?”Creí que el libro se trataba de un vampiro valaco queviaja a Londres y de la lucha de un grupo de mortales porrepelerlo. ¿Qué sé yo?No leo críticas muy en serio. Si quiero hacerme unaopinión de algo, lo leo por mí mismo. Me irritan lasparedes estomacales los “intelectuales” que se sentiríanmejor si La Tapadera fuese una tesis doctoral de DerechoTributario, en vez de las luchas de un joven abogado porsalirse del lío en que se metió con la mafia.Soy el equivalente literario del guitarrista queaprendió a tocar el instrumento, tocándolo.Te podría decir que escribo porque suelo estar solo, oporque siempre me ha gustado leer o porque me permite ponerfantasías en papel y entretener a alguien con ellas, pero

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->