Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
12Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los muros de Jericó

Los muros de Jericó

Ratings: (0)|Views: 4,469 |Likes:
Published by pauloarieu
Artículo sobre los muros de Jericó
Artículo sobre los muros de Jericó

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: pauloarieu on Dec 27, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/22/2013

pdf

text

original

 
Los muros de Jericó
ver videoBBC Jericó (en árabe
احيرأ
Ariha; en hebreo וחירִיְ Yériho) es una antigua ciudad situada enCisjordania, cerca del río Jordán en los Territorios Palestinos. Los hallazgosarqueológicos de esta ciudad cananea demuestran que se edificó desde hace másde diez mil años. Sus habitantes originarios fueron los cananeos. Jericó estámencionada en los textos bíblicos y situada a orillas del río Jordán, ubicada en laparte inferior de la cuesta que conduce a la montañosa meseta de Judá, a unos 8km de la costa septentrional de la cuenca seca del Mar Muerto, a casi 240 m pordebajo del nivel del Mar Mediterráneo y aproximadamente a 27 km de Jerusalén.Fue una importante ciudad del valle del Jordán (Dt. 34:1, 3), en la ribera occidentaldel río. En una época, la ciudad fue conocida como la ciudad de las palmeras (Dt.34:3; Jue. 3:13); la primera mención en las Escrituras se da en relación alcampamento de los israelitas en Sitim (Nm. 22:1; 26:3).En la tradición judeo-cristiana, la ciudad es conocida como el lugar donde losisraelitas retornaron de la esclavitud en Egipto, dirigidos por el Josué, el sucesor deMoisés.Durante 400 años fue parte del Imperio Otomano hasta 1917, luego estuvo bajo elMandato Británico de Palestina, pasando a control jordano entre 1948 y 1967 yluego fue conquistada por Israel durante la Guerra de los Seis Días. Desde 1994,después de los Acuerdos de Oslo, pasó a estar bajo la administración de laAutoridad Palestina.La Jericó modernaEn el año 1200 a.C., casi en la misma época en que los griegos destruían Troya, elpueblo de Israel conquistó milagrosamente la ciudad de Jericó. Los hallazgosarqueológicos han sacado a la luz pruebas incontrovertibles que demuestran que elhecho, realmente acontecióPese a que la Biblia menciona a Enoc como la primera ciudad del mundo (1), losvestigios más antiguos se encuentran en Jericó, cuyos cimientos, muy anteriores,incluso a los de las grandes urbes mesopotámicas, datan del año 7000 a. C.
 
Antes de la aparición de la escritura, Jericó, la ciudad de las palmeras, era epicentrode una intensa actividad comercial. De allí partían y llegaban caravanas desde yhacia los más apartados confines del mundo, transportando las más variadasmercancías. Jericó se hallaba ubicada en la ribera occidental del río Jordán, sobre una llanurarica y extensa, próxima al Mar Muerto (bajo cuyas aguas yacen los restos deSodoma y Gomorra), por entonces un oasis rico en palmeras, dátiles y pozos deagua.Con el paso de los años, la ciudad llegó a ejercer notable influencia sobre el sectoroccidental del Medio Oriente y a atraer a individuos de otras latitudes, que veían enella un lugar de prosperidad y poder.Vivían allí los cananeos, quienes efectuaban ofrendas al dios Moloch arrojando niñosa las llamas y practicando terribles abominaciones que ofendían a Dios.
 Josué en Jericó
“Sucedió que después de la muerte de Moisés, siervo del Señor, habló el Señor a Josué, hijo de Nun, ministro de Moisés, y le dijo: ‘Mi siervo Moisés ha muerto; anda ypasa el Jordán tú y todo el pueblo contigo, para entrar en la tierra que daré a loshijos de Israel” (2).“... y cuando se oiga su sonido más continuado y después más cortado, e hirierevuestros oídos, todo el pueblo gritará a una con grandiosísima algazara, y caeránhasta los cimientos los muros de la ciudad”Con esas palabras el Señor le ordenó a Josué la conquista de Canaán. Y una vezfrente a Jericó, volvió a hablarle para decir: “Mira, Yo he puesto en tus manos a Jericó y a su rey y a todos sus valientes. Dad la vuelta a la ciudad una vez al díatodos los hombres de armas. Y haréis esto por espacio de seis días. Y al séptimotomen los sacerdotes siete trompetas de las que sirven para el jubileo, y vayan
 
delante del Arca del Testamento, y en esta forma daréis siete vueltas a la ciudad,tocando los sacerdotes sus trompetas; y cuando se oiga su sonido más continuadoy después más cortado, e hiriere vuestros oídos, todo el pueblo gritará a una congrandiosísima algazara, y caerán hasta los cimientos los muros de la ciudad portodas partes, y cada uno entrará por la que tuviere adelante” (3).Cumplida la orden. Las gruesas murallas cayeron, la ciudad fue arrasada, sustemplos destruidos y sus sacerdotes aniquilados. Y solo Rahab fue respetada, y losque moraban con ella, por haber ayudado a los exploradores que Josué habíaenviado días antes de su destrucción. Josué maldijo a Jericó, condenando a quien la reedificase y luego marchó hacia Hai,ciudad que también arrasó, pasando a cuchillo a sus impíos habitantes.
Vestigios milenarios
Entre 1907 y 1909 arqueólogos alemanes efectuaron las primeras excavaciones en Jericó, hallando montículos de ladrillos apilados, que pertenecieron a las murallas ylos principales edificios de la ciudad.La excavaciones más importantes tuvieron lugar entre 1952 y 1956 y estuvieron acargo de la arqueóloga británica Kathleen Mary Kenyon que excavó nuevamente ellugar, determinando que los ladrillos descubiertos por los alemanes, eran parte dela gran muralla que se desplomó durante la conquista de la ciudad.La Sagradas Escrituras señalan que, después de pasar a cuchillo a todos loshabitantes, los israelitas incendiaron Jericó. “Después abrasaron la ciudad, y cuantoen ella había, menos el oro y la plata, y los muebles de cobre y de hierro, quefueron consagrados para el erario del Señor” (4).La situación de Jericó, ciudad muy fortificada, le daba el dominio del bajo Jordán yde los pasos que llevaban a los montes occidentales; la única manera de que losisraelitas pudieran avanzar al interior de Canaán era tomando la ciudad. Josué envióa dos espías para que reconocieran la ciudad (Jos. 2:1-24), el pueblo atravesómilagrosamente el Jordán en seco, y plantaron las tiendas delante de la ciudad. Pororden de Dios, los hombres de guerra fueron dando vueltas a la ciudad, una vez pordía, durante seis días consecutivos. En medio de los soldados, los sacerdotesportaban el arca del pacto, precedida por siete sacerdotes tocando las bocinas. Elséptimo día dieron siete veces la vuelta a la ciudad; al final de la séptima vuelta,mientras resonaba el toque prolongado de las bocinas, el ejército rompió en unfuerte clamor, las murallas se derrumbaron, y los israelitas penetraron en la ciudad.En cuanto a la fecha, sería alrededor del año 1403 a.C. (cf. ÉXODO YPEREGRINACIÓN POR EL DESIERTO).http://www.sedin.org/propesp/Jerico.htm
Pruebas palpables
Hay quienes sostienen que la caída de las murallas se debió a un terremoto,posibilidad que los estudiosos han descartado porque las mismas se mantuvieronen pie en el sector norte. Y aquí viene lo sorprendente ya que, como se recordará,los emisarios del ejército de Josué se alojaron en la casa de Rahab, construida sobre

Activity (12)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Amigo Amiguito liked this
Carmen Cabrales liked this
Laura V Loria A liked this
Oonii Att liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->