Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
14Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
bornkamm,_gunther_-_jesus_de_nazaret

bornkamm,_gunther_-_jesus_de_nazaret

Ratings: (0)|Views: 257|Likes:
Published by tobar23

More info:

Published by: tobar23 on Dec 28, 2009
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/05/2012

pdf

text

original

 
JESÚS DE NAZARET
GÜNTHER BORNKAMM
EDICIONES SIGÚEMESALAMANCA1975
PRÓLOGO
 Durante los últimos decenios, al menos en Alemania, se puededecir que el mundo científico no ha presentado al público la historia y el mensaje de Jesús de Nazaret. En vez de ello, se han multiplicadolos ensayos producidos por teólogos aficionados a la po-sía y por  poetas aficionados a la teología. Nosotros no queremos criticar aquí esos ensayos. Y sin embargo, un cambio así, en un terreno tanimportante, ocultaba un verdadero peligro: acaso era inevitable quela investigación científica abandonara una tarea que, de hecho, leincumbe, tarea ciertamente difícil pero también prometedora, o que
 
 se refugiara en el círculo solamente reservado a los profesionales?Son muchos los que piensan que el camino de la investigaciónhistórico-crítica en este terreno conduce a un callejón sin salida ydebe ser definitivamente abandonado. Yo no comparto esta opinión yme resulta imposible comprender por qué este camino llevaríanecesariamente a la incredulidad, por qué la fe debería abandonarloe incluso no podría hacer más que abandonarlo. Podría contentarsela fe con la pura tradición, aunque se trate de la depositada en losevangelios? Ella debe más bien remontarse más allá de la tradición para aclarar la cosa misma, y, a partir de ésta, volverá quizás acomprender de una manera nueva la tradicn misma y arecuperarla. En esta empresa el creyente se encuentra de acuerdocon cualquiera que respete el conocimiento histórico. Ciertamente, la fe no puede y no debe quedar a merced de las variaciones y de laincertidumbre de la investigación histórica -exigirle esto sería presunción y sinrazón-, pero nadie debería despreciar la ayuda que puede aportar la investigación histórica para elucidar la verdad a laque cada uno de nosotros debe atenerse firmemente.Sin duda ninguna, en el terreno de la tradición que concierne a Jesús, se ha hecho cada vez más difícil llegar a un conocimientohistórico poco más o menos cierto; esto depende del carácter de las fuentes, del que tratará con detalle el primer capítulo de este libro. Escierto que su estudio ha enriquecido mucho nuestra comprensión, pero al mismo tiempo ha conseguido que nuestro conocimiento del  Jesús histórico sea cada vez más incierto; también ha hecho que el barco de la investigación se desvíe hacia una dirección muy distinta,de manera que, según la opinión de un gran número de nuestroscontemporáneos, habría que reemplazar con un cuadrado blanco el mapa de la historia de Jesús, dibujado antaño con tanta seguridad.Menos aún podría hacer mío tal exceso de escepticismo. Pero conello no quiero tampoco disimularme las dificultades de las que acabode hablar ni las limitaciones de nuestro saber, ni tampoco desconocer la necesidad de dejar el campo de la investigación ampliamenteabierto a la pluralidad de juicios y de opiniones. Este libro quiere informar sobre las cuestiones, las incertidum-bres y los descubrimientos de la investigación histórica, no solamentea los especialistas sino también a los profanos en esta materia quedesean, en cuanto es posible, llegar a una comprensión histórica dela tradición sobre Jesús, porque no pueden contentarse con las presentaciones edificantes y poéticas. Para el que no esté armado de paciencia y constancia será mejor que renuncie a leer esta obra. Además, en el estado actual de la investigación, el lector deberáenfrentarse con reflexiones y con consideraciones poco corrientes. Incluso algunos pasarán con dificultad el primer capítulo y sedesanimarán; podrían saltárselo sin miedo, aunque lo lean después.Sin embargo, este capitulo ha sido colocado al principio con todaintención, porque abre paso al contenido de los capítulos posteriores. Este estudio trata de un tema muy particular desde muchos puntos de vista. Primero porque ya nos es algo familiar, al estar tanimpregnados de la tradición cristiana, cuando por otra parte ésta seha convertido para muchos en algo extraño e incomprensible. Para ir adelante a través de la niebla de esta región, es necesario ante todoestar dispuesto a acoger las cuestiones libremente y con franqueza;
 
hay que renunciar a querer encontrar a cualquier precio unaconfirmación de sus propios juicios, ya provengan de una tradiciónanterior a la fe o de la incredulidad. Este libro no habría podido ser escrito si el autor no tuviera la firme esperanza de que podría ayudar tambn al lector para el que la tradicn de
A
iglesia se haconvertido en algo extraño a encontrar de nuevo y como por primeravez la figura y el mensaje de Jesús. La constatación de que nuestra limitada capacidad no es proporcionada a la amplitud del tema, es algo que, al menos así loesperamos, podría echar un puente entre el lector y el autor. Esto nohabrá que repetirlo en lo que sigue. Quiero suponer que sólo el lector incomprensivo sentirá la ausencia de edificación y de personales profesiones de fe, tomando la objetividad requerida por una presentación científica como si se tratara de una indiferencia que sería incompatible con la experiencia de los discípulos de Emaús: Noestaba ardiendo nuestro corazón dentro de nosotros cuando noshablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?. De las palabras que aparecen repetidamente en los evangelios, no se da generalmente más que una sola referencia y sin indicación delos textos paralelos, que se pueden ver fácilmente con una simplemirada en una sinopsis griega o castellana y que están tambiénindicados en los márgenes de nuestras biblias. Suponiendo que el lector tendrá sin duda ninguna los evangelios abiertos delante de él,me he ahorrado de ordinario las citas expresas y, en su lugar, herecordado el contenido de tal manera que el recuerdo de los relatos yde las palabras vuelva a la memoria espontáneamente y sin tardar. De vez en cuando, he dejado traslucir en la paráfrasis lo que me parecía que era el sentido propio de la palabra. La elección de los textos está determinada de ordinario por consideraciones de historia de la tradición. No obstante quiero señalar explícitamente que no considero como solamente auténticoslos textos aquí citados; por otra parte, para tal o cual de entre ellosadmito o incluso creo que se puede defender que sea el resultado deuna formación tardía. En todo caso no veo por qué tal palabra o tal relato que debe su formación solamente a la comunidad primitiva nohabría podido conservar algo de históricamente auténtico.Mucho de lo que se dice en las notas y en los excursos no interesamás que a la corporación de los teólogos; el no-teólogo no debedetenerse en ellos. Afortunadamente las fronteras entre estas doscategorías no están muy delimitadas y para el no-especialista puede ser interesante tener por lo menos alguna idea del trabajo teológico. Las indicaciones bibliográficas han tenido que ser limitadas por razón del espacio disponible. Además de los límites de nuestra propiainformación, la amplitud misma del tema nos ha obligado a escoger entre las cuestiones que han estudiado los especialistas.
GÜNTHER BORNKAMM
1
FE E HISTORIA EN LOS EVANGELIOS

Activity (14)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Gabrelius liked this
jalsu8446 liked this
Eríka Cely liked this
walter liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->