Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
2Activity

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Comer o ser comido

Comer o ser comido

Ratings: (0)|Views: 5,406|Likes:
Published by charnastra
Comer o ser comido. La muerte del dios en el Egipto antiguo.
Comer o ser comido. La muerte del dios en el Egipto antiguo.

More info:

Published by: charnastra on Apr 08, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/05/2012

pdf

text

original

 
Comer o ser comido:La muerte del dios en el Egipto antiguo
Jos
é
-R. P
é
rez-Accino
Birkbeck College, Universidad de Londres
La cultura egipcia antigua parece muy alejada en el tiempo y en el contenidode los aspectos que se tratan en los trabajos reunidos en el presente volumen.Con todo, un simple vistazo a un mapa de la zona geogr
á
fica en la que losacontecimientos que rodean a la narraci
ó
n tradicional sobre la muerte deJes
ú
s de Nazaret nos revela que la distancia espacial entre los escenarios esrealmente peque
ñ
a. Una noche de autom
ó
vil separa Jerusal
é
n de El Cairo, laantigua Menfis. Otra vertiente de este distanciamiento es la mayorantig
ü
edad de la cultura egipcia en relaci
ó
n con los eventos tratados. Ladistancia cronol
ó
gica que nos separa hoy de la muerte de Jes
ú
s de Nazaret esaproximadamente la misma que separ
ó
a
é
ste de los tiempos de laspir
á
mides. Los nexos entre ambas historias, la que se desarrolla a orillas elNilo y a la sombra de las pir
á
mides y aquella otra cuya acci
ó
n se ubicatradicionalmente un viernes de primavera sobre una colina pelada a1
 
extramuros de Jerusal
é
n dos mil a
ñ
os despu
é
s son profundos y van m
á
s all
á
 que las meras formas externas y aparentes de manifestaci
ó
n religiosa.El sacrificio de Jes
ú
s de Nazaret y los elementos simb
ó
licos y dogm
á
ticosanejos a la narraci
ó
n que de la misma ha hecho la tradici
ó
n posterior es labase misma de las creencias cristianas. El sacrificio cruento del cuerpo delhijo de Dios, su posterior resurecci
ó
n y ascensi
ó
n a un plano de la realidaddiferente en el cual se une con su padre y la conmemoraci
ó
n posterior deeste hecho que los fieles realizan en forma de consumici
ó
n del cuerpo de esehijo (la comuni
ó
n o eucarist
í 
a) a fin de participar de su santidad ymaterializar la esperanza de salvaci
ó
n tras la muerte, es la fuente yculminaci
ó
n de la vida religiosa del cristiano.
1
Esta noci
ó
n de consumici
ó
n e ingesta f 
í 
sica del cuerpo del dios para poderas
í 
participar de su esencia divina, unida a la esperanza de resurecci
ó
n yvictoria sobre la muerte por parte del adepto que la espera para s
í 
, porextra
ñ
a y primitiva que parezca a quienes no se les ha inculcado desde suinfancia en la educaci
ó
n religiosa como algo natural y l
ó
gico es la base de lavida espiritual de una parte muy numerosa de la humanidad hoy en d
í 
a. Elorigen de esta idea puede en parte rastrearse hasta las orillas del Nilo. Elprestigio de la cultura egipcia y sus manifestaciones en la antig
ü
edad eramuy grande, y no es extra
ñ
o el observar sus efectos en las culturas vecinas.No se trataba de una cultura monol
í 
tica, a pesar que sus manifestaciones
1
Para la iglesia cat
ó
lica, por ejemplo, esta conmemoraci
ó
n “Es signo de unidad, v
í 
nculo decaridad y banquete pascual en el que se recibe a Cristo, el alma se llena de gracia y se nosda prenda de la vida eterna (Cfr.
Compendio del Catecismo de Doctrina Cat 
ó
lica
n. 271).
2
 
culturales m
á
s perdurables as
í 
lo parezcan, sino una cultura en di
á
logo consu propio entorno, eso s
í 
, particular y diferenciado en relaci
ó
n con el restodel mundo. La cultura egipcia era en la antig
ü
edad tan atractiva como lo eshoy y no debiera, a la vista de lo existoso de sus manifestaciones medi
á
ticasen nuestro mundo actual, sorprendernos de que nuestros antepasadoscayeran tambi
é
n ante la fascinaci
ó
n de lo nil
ó
tico.La historia egipcia es un caso muy particular de adaptaci
ó
n a un medio
í 
sico dado y no repetido en el transcurso de la experiencia humana sobre elplaneta. Los pueblos y las naciones se extienden sobre la superficie de latierra como una mancha en dos dimensiones, en todas direcciones hastatopar con elementos que limitan o detienen su desarrollo. En ocasiones estoselementos que determinan la extensi
ó
n de una determinada cultura songeogr
á
ficos, un mar, una cadena de monta
ñ
as o una zona boscosaimpenetrable. En otras ocasiones la presencia de otras comunidadeshumanas, a su vez determinadas quiz
á
por hitos geogr
á
ficos en su posici
ó
nsobre la extensi
ó
n del territorio, son quienes coadyuvan a la delimitaci
ó
n dela comunidad primera. La experiencia de la especia humana a orillas delNilo es radicalmente diferente no en cuanto al proceso de limitaci
ó
n porparte de los hitos geogr
á
ficos, sino en cuanto a que es la propia geograf 
í 
a laque ha determinado que las comunidades humanas habiten un mundo que,formalmente, s
ó
lo muestra una dimensi
ó
n, una l
í 
nea, sin apenas extensi
ó
n.Esa l
í 
nea es el r
í 
o Nilo, aunque los egipcios no le dieran un nombre paraindividualizarlo. El r
í 
o permite el desarrollo de la creaci
ó
n y configura el3

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->