Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Médicos o verdugos (artículo)

Médicos o verdugos (artículo)

Ratings: (0)|Views: 10 |Likes:
Published by elipoarch

More info:

Published by: elipoarch on Jan 08, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/02/2010

pdf

text

original

 
M
ÉDICOS
 
O
 
VERDUGOS
?Los enfermos de Fibromialgia y de Síndrome de Fatiga Crónica tienen una doble cruz, no sólotienen que vivir día a día con unas enfermedades terriblemente desagradables e invalidantes, sinoque además, tienen que demostrar que realmente están enfermos, no sólo a su entorno másinmediato, sino (lo que es más grave) también a los médicos. ¿Por que? Porque aunque laOrganización Mundial de la Salud reconoce estas enfermedades, y ningún país del mundorechaza el protocolo de la OMS que las define como tal, nuestros médicos (muchos de ellos, notodos, afortunadamente) prefieren ignorar estas directivas. Por mucho que un especialista lasdiagnostique, los médicos de cabecera, y lo que es peor, los médicos inspectores de la SeguridadSocial, ignoran el diagnostico y someten a los enfermos a toda clase de comentarios despectivosi/o vejatorios.Cualquier enfermo os dirá lo mismo. Los testimonios son idénticos. ¿Por qué? Los médicos másignorantes te dicen que no existen, los demás, que no se pueden demostrar. Sin embargo, todosapuntan a que tienes una depresión. La depresión no aparece tampoco en un análisis, pero sí quees una enfermedad. ¿Quien lo dice? ¿Por qué esta enfermedad sí que existe y las otras no? ¿Talvez hay enfermedades invisibles con más categoría que otras? ¿O tal vez molestan menos laslágrimas por tristeza que por dolor o agotamiento? Puestos a fingir una enfermedad para cobrar una pensión, la depresión sale más rentable: nadie cuestiona su existencia, se diagnostica en basea lo que cuenta el enfermo (¿acaso no es así?), sirve para conseguir una invalidez absoluta y,encima, el médico, los amigos, todo el mundo te recomienda que vayas de vacaciones, quesalgas, que te diviertas... o sea, que te puedes ir de juerga estando deprimido, que nadie te pondráen entredicho. ¡Pobre del enfermo de FM y/o SFC que se atreva a moverse de la cama! “Tan malno estará si se va de vacaciones”. ¡Como si te fuera a doler menos si te quedas en casa!¿Que estos enfermos hacen buena cara? He visto niños con leucemia corriendo, jugando yriendo, ¿dudaríamos de su enfermedad? ¿Por qué se atreven a dudar de los enfermos deFibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica? ¿Acaso han de pasar el día llorando en público? I silo hicieran, ¿les creerían? Seguro que no, “es puro cuento”, pensarían. Así, es un callejón sinsalida. Si ríes, no estás enfermo, si lloras, seguro que tampoco... ¿Hay alguna otra vía? Estosenfermos, que ríen en público, y lloran en privado, ¿deben malgastar la poca energía que lesqueda haciendo cábalas? Porque, por si su vida no estuviera suficientemente llena de problemas,la incredulidad de los médicos les lleva, ahora sí, a una depresión, pero la incredulidad de losinspectores médicos les lleva, además, a la miseria, porque resulta difícil explicar en el trabajoque el especialista dice que estás enfermo, pero la inspección médica dice que no. Resultado:muchos enfermos acaban perdiendo el trabajo, bien porque dudan de ellos, bien porque no pueden seguir yendo a trabajar. No tienen salud, pero tampoco pueden tener una baja cuando leshace falta. Si a la falta de un sueldo has de añadir que la mayoría han de acabar yendo a médicos privados (porque la SS tarda casi dos años en darles visita en uno de los poquísimos centros conunidades específicas) y pagando el escaso tratamiento que hay de su bolsillo, ¿dónde está lamaravillosa sanidad pública española? ¿Creen que no se les revuelve la tripa a los enfermoscuando comprueban que les han estado quitando dinero de su nómina cada mes durante toda suvida laboral para acabar sin trabajo y sin prestaciones sociales?¿Acaso estos enfermos se querellan contra la administración? No. Seguramente ése es su granerror, tal vez porque, sin fuerzas, sin salud y sin dinero, resulta muy difícil convertirse en unaguerrido guerrero, bastante difícil es sobrevivir al día a día. Aún así, estos enfermos cada veztienen más claro que la Administración sanitaria no ejerce el papel paliativo o curativo que se lesupone, sino que se ha convertido en el más implacable verdugo del enfermo. Sí, digo bien,VERDUGO. No sólo no le ofrece soluciones a nivel sanitario, tampoco prestaciones sociales, y

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->