Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
14Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Ideología política de Richard Wagner - Chamberlain, Houston S.

La Ideología política de Richard Wagner - Chamberlain, Houston S.

Ratings: (0)|Views: 168|Likes:
Published by Imperivm_III_5076

More info:

Published by: Imperivm_III_5076 on Jan 12, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/16/2013

pdf

text

original

 
HOUSTON STEWART CHAMBERLAIN
LA IDEOLOGÍA POLÍTICA DERICHARD WAGNER
Edición original alemana: 1895
(Traducción al castellano: Ernesto Falkenthal y Javier Nicolás)
Buenos Aires - 2004
INDICE
 Richard Wagner nació en Leipzig el 22 de mayo de 1813. Al principio pareció inclinarse más hacia lasletras, al punto de llegar a tener bastantes dificultades con susmaestros de música que incluso nomanifestaron abrigar grandesesperanzas con relación a esediscípulo díscolo y algo renuente.Comenzó a dedicarse de lleno a lamúsica a los 18 años en laUniversidad de Leipzig, dondeestudió con Theodor Weiling.Terminados sus estudios dos añosmás tarde, empezó a producir sus primeras obras siguiendo la escuelainiciada por Monteverdi, Lully y Gluck en Europa, que proponíalograr una unidad entre la música y la poesía, de forma tal que ambasmanifestaciones del arte secomplementaran y reforzaran. A pesar de su éxito final, Wagner soportó a lo largo de su vida todauna serie de contrariedades quevarias veces lo pusieron al borde de la ruina. Fue director de orquesta en Magdeburg y en Königsberg, en empresas que quebraron al poco tiempo. Después se trasladó aRiga y más tarde a París donde le fue tan difícil sobrevivir que tuvo que dedicarse aescribir artículos, novelas, revistas teatrales, y copiar música entre muchas otrascosas.
 
Desilusionado y pobre, se trasladó a Dresde, donde obtuvo su primer gran con el estreno de Rienzi, El buque fantasma y Tannhäuser. No obstante, la crítica de la prensa no acompañó el favor del público.Participó en las luchas revolucionarias alemanas de 1848/49 por lo que tuvo tuvo quehuir y establecerse en Zurich, donde residió algunos años.Finalmente, la protección de Luis I, rey de Baviera, le permitió establecerse enMunich para representar sus obras. De Munich se trasladó a Suiza y luego aTriebchen, donde contrajo matrimonio con la hija de Franz Liszt - Cósima Liszt - el 25 de agosto de 1870.La última de las obras de Wagner, su obra cumbre, fue "Parsifal", que fue estrenadael 26 de julio de 1882, pocos meses antes de su muerte, ocurrida el 13 de febrero de1883.Richard Wagner fue y sigue siendo una personalidad muy controvertida. Dotado de ungenio musical y artístico universalmente reconocido, sus ideas y su posición políticale han generado - y le siguen generando - innumerables adversarios y hastaenemigos acérrimos.En las páginas que siguen, Houston Stewart Chamberlain, cuya segunda esposa fueEva Wagner - hija de Wagner y Cosima Liszt - , nos describe un aspectogeneralmente poco conocido de Richard Wagner: su ideología y su pensamiento político.
Richard Wagner en el año 1849
Para comprender a Wagner es necesario, desde luego, conocer no sólosus escritos, sino también su vida.Por ello considero adecuado en este ensayo sobre sus relaciones con lapolítica, retroceder, primeramente, sobre sus discutidos antecedentesde los años revolucionarios de 1848 y 1849. Estos comentarios nosenseñarán, al mismo tiempo, lo que podemos esperar o no de Wagneren el campo de la política. Y nos conducirán a la investigación de laúnica manera conveniente sobre sus ideas políticas.De rodillas, a orillas del “río alemán” (el Rhin), el artista que regresabaen el año 1842 , juró “fidelidad eterna” a su patria y a ese juramento fuefiel hasta el fin de su vida y le indujo en mayo de 1849 a hechos, quemás tarde “confesó sinceramente” habían sido “precipitados”, e inclusolos designó simplemente como “aventuras tontas” (Carta a Fischer del29.10.1857). Pero si consideramos que estas “aventuras tontas” fueronmotivadas por un ardiente amor a su patria alemana, entoncestendremos todos los motivos para no considerarlas despreciativamentecomo algo superfluo ni, especialmente, como “un retrocesomomentáneo”. Aquí, y mejor que en parte alguna, son válidas laspalabras de Goethe:“No hay nada más tontoque soportar a los tontoscuando dicen a los sabios:que en los días grandesse muestren modestos”.
 
En realidad el comportamiento de Wagner en estos años de 1848 y 1849 nos demuestra tanto sobre su dirección espiritual y sobre sucarácter (pues sus actos de entonces están en relación muy estrechacon lo que ocurría y actúan decisivamente sobre su total destinosubsiguiente), que este corto lapso de tiempo pertenece a uno de losmás importantes de su vida.Lo que Wagner quería en primer lugar y por lo que expuso su vida, erauna Alemania unida y fuerte en contraposición a la de entonces sinpoder y desmembrada (véase carta al Prof. Wiegard de 19.5.48),aunque como sajón de nacimiento no quería reconocer de momento(quizás nunca) la hegemonía de Prusia como la solución adecuada paraeste asunto - incluso al principio protestó contra ella como en supropuesta de no permitir un estado individual de más de 6.000.000 dehabitantes - y luego, cuando los prusianos traicionaron a su patriasajona, se unió a la resistencia armada lo cual si no era, desde luego, unacierto político, era indudablemente noble. En el amor puro por lapatria hay una semejanza como de una esfera concéntrica a otra; elcentro, es decir, el punto vital es el amor a la propia familia; sin eseamor, todo presunto patriotismo resulta impertinente y sólo unapreocupación social de intereses.Que Wagner quisiera la Gran Alemania y al mismo tiempo no quisiera ver traicionada a su patria chica, no lo criticará un futuro imparcial,sino que lo admirará.Con esto queda marcado, a grandes rasgos, lo propiamente político desu pensamiento de antaño. Los detalles sobre sus perspectivas socio-políticas siguen en la segunda mitad de este trabajo y en la tercera.El hecho de que Wagner manifestase esas convicciones suyas en formaoficial, demuestra su coraje moral. Aquellas “aventuras tontas” demayo nos facilitan además, alguna que otra vez, la demostración de su viril intrepidez y de su valor físico. En sí, Wagner no luchó con lasarmas, esto está demostrado; se afirma, sin embargo, que sirvió comoguía nocturno de refuerzos procedentes del campo, lo que era unamisión sumamente peligrosa. Y otro hecho, más constatado, demuestrasu audacia que sólo es comprensible por la unión de la sabiduría conun valor extraordinario. El editor R. Roempler cuenta como Wagner, alsaber de la llegada inminente de tropas prusianas ante Dresde, le hizoimprimir con grandes letras unos cuantos cientos de tiras con laspalabras: “¿Estáis con nosotros contra las tropas extranjeras?”.Intrigado por lo que el Maestro de Capilla quería hacer con ellas losiguió al salir de la imprenta. ¡Para sorpresa de Roempler, Wagnersaltó las barricadas y distribuyó las hojas entre los soldados que

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->