Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
40Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
EL MERENGUE DOMINICANO- 2

EL MERENGUE DOMINICANO- 2

Ratings: (0)|Views: 6,505 |Likes:
Published by LANCELOT809
FOLCLORE DOMINICANO
FOLCLORE DOMINICANO

More info:

Published by: LANCELOT809 on Jan 12, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/07/2013

pdf

text

original

 
ENTRE DOS SIGLOS: MÚSICA Y MÚSICOS DEL MERENGUE
R
AFAEL
S
OLANO
 
A
 NTIGUA
O
RQUESTA
B
OHEMIA
.
El merengue es la música popular por excelencia de la República Domi-nicana. Muchos lo nombran como música autóctona, definición discutible;aunque, por su permanencia en el tiempo bien podría enmarcarse en estacategoría, mas, no en cuanto a sus bien definidos cambios, producto deidentificables personajes. Estos cambios, vienen apareciendo a la par conlas generaciones: cada oleada generacional trae sus propias preferenciasmusicales. El nombre de merengue se mantiene aún a través de los tiempos,sin importar las ocurrencias rítmicas, melódicas y lingüísticas que puedanadicionarse o definitivamente reemplazar a las existentes. Ceñidos al me-rengue se mantienen la tambora y la güira, dando todavía señales de vida,aunque el inicio del siglo XXI trae asomos de cambios radicales, con elreemplazo total de la tambora por un redoblante, siempre sin embargo, bajola secular denominación: merengue.Para muchos, estas ocurrencias resultan insólitas, únicas en toda la Amé-rica Tropical y más allá. En los años cincuenta, Dámaso Pérez Prado transfor-mó la guaracha cubana en lo que llamó mambo. La esencia estaba allí presen-te: bongoes, tumbadoras, timbales y cencerros. Los cambios y adiciones seefectuaron en el orden instrumental y su estructura. Era una novedad, ...con
PRELUDIO
L
UIS
A
LBERTI
 
YLA
«O
RQUESTA
G
ENERALÍSIMO
T
RUJILLO
».
 
ENTRE DOS SIGLOS: MÚSICA Y MÚSICOS DEL MERENGUE330D
ÁMASO
P
ÉREZ
P
RADO
 
Y
 
ORQUESTA
.A
BAJO
: B
AILANDOMERENGUE
 
EN
 
UNAFIESTA
 
DE
 
SALÓN
.
otro nombre. Sucesivamente conocimos otro ritmo, esta vez con sugerenciasde son montuno, pero sin dar lugar a confusión se llamó, cha-cha-chá, con sumontaje coreográfico incluido. No menos significativa fue la popularidad quealcanzó la música de Brasil en los años sesenta; nuevas tendencias, enriqueci-das armonías e ingeniosas fusiones con el jazz de Norteamérica; el mismo lina-je musical brasileño, aunque con otro nombre: bossa-nova. A diferencia de loanterior, nuestros líderes musicales contemporáneos se niegan a soltar lasamarras del viejo nombre: merengue. No sin cierta razón, algunos refutan estos puntos de vista bajo el argumentode que, precisamente, la variación cuasi-perpetua de nuestro ritmo, ha sido loque ha propiciado su popularización innegable en todo el mundo, llegando apenetrar más allá de las fronteras que en otros tiempos les eran infranqueables.Lo cierto es que estas ideas encontradas, han debido constituir temas deanálisis y discusión en el campo de la desarticulada musicología criolla, conuna óptica puramente intelectual, sin que la sombra de los intereses mercuria-les pueda empañar sus resultados. Lamentable ha sido que todas estas disqui-siciones, tan provechosas como deben ser a la postre, no hayan encontradohasta ahora espacio en la mesa donde se debaten los asuntos de la culturanacional. No sabemos en verdad, si la tal mesa con argumentos como estos envista, haya alguna vez existido.Esos diferentes giros y evoluciones del merengue, se entiende, no se susci-tan como productos de laboratorio; no surgen de probetas graduadas ni decálculos previos: son los mismos músicos, siempre anónimos, quienes a fuerzade romper las noches en pedazos de madrugada, los que transforman, adicio-nan acentos, alteran los patrones y hasta a veces engalanan el texto musicalcon sus improvisaciones. Con el tiempo y el manejo, estas adiciones se hacenparte del trabajo diario, y sin darnos cuenta, se impone un nuevo estilo, ...unnuevo merengue!

Activity (40)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
omaldonadoread liked this
Isa Figue added this note
y donde esta el video del merngue yo le doy a enter y na yo lo k kiero ber el video no fotooooooo okkkk no entiendo nadaaaaaaaaaa
Oscar Ivan liked this
lagogigante liked this
Crd Pdv liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->