Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
41Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Juez de Control

Juez de Control

Ratings: (0)|Views: 10,091 |Likes:
El juez de control en el sistema penal oral mexicano
El juez de control en el sistema penal oral mexicano

More info:

Published by: Angel Virgilio Ferreira Centeno on Jan 18, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/10/2013

pdf

text

original

 
El Juez de Control.El Juez de Control se encuentra contemplado en las reformas que sufrió laConstitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en específico el artículo16, publicadas en el Diario Oficial de la Federación el dieciocho de junio de dos milocho, pues en lo que interesa se lee lo siguiente:
“...Los Poderes Judiciales contarán con jueces de control queresolverán, en forma inmediata, y por cualquier medio, lassolicitudes de medidas cautelares, providencias precautorias técnicas de investigación de la autoridad, que requieran control  judicial, garantizando los derechos de los indiciados y de lasvíctimas u ofendidos. Deberá existir un registro fehaciente de todaslas comunicaciones entre jueces y Ministerio blico y desautoridades competentes.Las intervenciones autorizadas se ajustarán a los requisitos y límites previstos en las leyes. Los resultados de las intervenciones que nocumplan con éstos, carecerán de todo valor probatorio...” 
Por otro lado, no debe de perderse de vista que la reforma en su conjuntoconsagra el sistema acusatorio, cuyas bases son los principios de publicidad yoralidad –en esencia-, y en el que se suprima la fase judicial instructora, siendosustituida por una fase pre-procesal de investigación, sin valor probatorio, y siendotrasladados el enjuiciamiento y la prueba, al juicio oral, observándose con ello laintroducción de los procedimientos abreviados, en los que no hay esencialmentedebate y en los que se actúa, bajo la aceptación del acusado, de ahí que se hablede la utilización del principio del consenso, como medio de pacificacn delconflicto procesal, creando con ello una serie de limitaciones a la Fiscalía oMinisterio Público.
 
No cabe duda en torno a que la opción por un concreto modelo de procesopenal, y en la medida en que éste puede ser contemplado como instrumento decontrol social, no es ajena a la concepción que se profese sobre la orientación quedebe presidir las relaciones de los ciudadanos entre sí, y respecto del Estado.También, y para destacar, debe señalarse que el juez penal en el nuevoproceso acusatorio tiene un papel de vital importancia . Así lo señala la doctrinacuando advierte que los jueces deben ser instrumento de convivencia pacífica,artífices del destino del país, abrumado por la felonía de toda clase , de modo quetienen el compromiso ineludible de orientar el proceso hacia el equilibrio, nosiempre fácil, entre dos propósitos estatales de máxima importancia como son larealización de la justicia y la garantía de los derechos fundamentales de losasociados. Por esta razón, al entrar en vigencia el nuevo estatuto que privilegia laoralidad y que pretende dar desarrollo al principio acusatorio, resulta necesario yurgente garantizar la articulación de las entidades que operan el sistema procesalpenal. Esto significa, ni s ni menos, adquirir plena conciencia de que latrascendencia de los intereses en juego dentro de un proceso penal exige lacomprensión de sus instituciones, por encima de su aplicación mecánica .Debido a múltiples razones, entre las que podemos señalar los principiosque se conjugan del Estado de derecho y del Estado social y democrático, seimpone la existencia de una serie de controles al ejercicio de las facultadesencomendadas legalmente hacia la Representación Social, sobremanera lanecesidad de velar por el respeto de las garantías y derechos constitucionales y,en fin, conseguir un verdadero equilibrio entre un derecho penal sustancialista-que en ocasiones reclama la sociedad- y un derecho penal garantista -queconsagra nuestro sistema político, que demanda el imputado y que se imponesegún los estándares internacionales-.Así, el control que debe ejercer el juez se sustenta en los siguientesprincipios:
 
a)
La debida protección a los derechos fundamentales, esto es la exigenciade un trato digno a los intervinientes en el proceso, el respeto a lalibertad individual, el sometimiento y prevalencia de las normas queintegran las garantías individuales, el compromiso de desarrollar elproceso con apego a las reglas de igualdad, imparcialidad y legalidad, elrespeto a la defensa material y técnica así como los derechos de lavíctimas, etc., de manera de que el control de legalidad, que lo hace un juez, le impone indefectiblemente la obligación de brindar protección alos derechos fundamentales, ya en cumplimiento de dicha función nosólo actúa como juez penal sino también como juez constitucional.
 b)
Como quiera la aplicación del principio de oportunidad puede originar laafectación de derechos fundamentales, por ejemplo en cabeza de lasvíctimas , y la misma puede ser fruto de una decisión antijurídica, esmenester que el juez de control tenga facultades plenas parapronunciarse de manera pronta sobre tal situación.Si bien es cierto que hoy en día el control de legalidad constituye unaherramienta útil dentro del proceso penal, para defender la legalidad y el derechode libertad, el mismo, por su condición de control externo al proceso, juega unpapel similar al de otros instrumentos constitucionales, como el juicio de amparo oel hábeas corpus o la tutela (Venezuela), sin que se le pueda equiparar a losmismos.Los principios pro libertate y de favorabilidadLa aplicación del principio pro libertate impone al Estado la obligaciónconsagrar medidas que otorguen al sindicado salvaguardas suficientes destinadasa defender en forma integral y eficaz su libertad.Por ello, las restricciones legales que excluyen al imputado de las garantíasidóneas y suficientes para la defensa de sus derechos, deben estar plenamente

Activity (41)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Jose Luis Vera liked this
Inkordial Lawtkd liked this
Gisela Paredes liked this
Xally Fz liked this
Raul Medina liked this
Cinthia Honrado liked this
Cinthia Honrado liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->