Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
SOBRE MÁQUINAS E INSTRUMENTOS (I)

SOBRE MÁQUINAS E INSTRUMENTOS (I)

Ratings: (0)|Views: 237 |Likes:

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: luis_montiel_llorente on Jan 18, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/30/2013

pdf

text

original

 
 Asclepio. Revista de Historia de la Medicina y de la Ciencia
, 2008,vol. LX, nº 1, enero-junio, págs. 151-176, ISSN: 0210-4466
 
151
 ESTUDIOS
 
SOBRE MÁQUINAS E INSTRUMENTOS (I):EL CUERPO DEL AUTÓMATA EN LA OBRADE E.T.A. HOFFMANN
*
 Luis Montiel
Universidad Complutense. Madrid
RESUMEN
Inmediatamente después de interesarse por el magnetismo animal, y seguramente como conse-cuencia de dicho interés, E.T.A. Hoffmann hizo de los autómatas personajes centrales en algunasde sus obras más notables. El presente trabajo pretende mostrar cómo este interés revela la actitudcrítica del escritor hacia un modo de concebir al ser humano que, desarrollándose paralelamente auna medicina basada en la anatomía, había desembocado en el siglo XVIII en un estado de opiniónque tiene su más acabada expresión en
 L’homme machine
, de J. O. De La Mettrie. Estos relatos,como los dedicados al magnetismo animal, nos parecen hoy un grito de alerta frente a una de lasconsecuencias de esa concepción mecánica del ser humano: el despliegue del «biopoder», o de la«biopolítica», conceptos formulados por Foucault en sus últimas obras; pero también frente a losriesgos que entraña la voluntad prometeica de la modernidad.PALABRAS CLAVE: Medicina y literatura, magnetismo animal, cuerpo humano, autómatas,E.T.A. Hoffmann.
ABOUT MACHINES AND INSTRUMENTS (I): THE BODY OF THE AUTOMA-TON IN THE WORK OF E.T.A. HOFFMANN
ABSTRACT
Immediately after becoming interested in animal magnetism, and undoubtedly as a result of thisinterest, E.T.A. Hoffmann used automata as the central characters in some of his most notable
 ———— 
*
Proyecto HUM2004-00777
 
LUIS MONTIEL
 Asclepio
, 2008, vol. LX, nº 1, enero-junio, 151-176, ISSN: 0210-4466
152
works. This paper aims to show how this interest reveals the author’s critical attitude towards aconception of the human being which, developing in parallel to anatomy-based medicine, had led inthe eighteenth century to a doctrine whose most complete expression is to be found in
 L'hommemachine
, by J. O. De La Mettrie. Nowadays we can see these tales, like those dedicated to animalmagnetism, as a cry of alarm against one of the consequences of such a mechanical conception of ahuman being: the growth of «biopower», or of «biopolitics», terms coined by Foucault in his lastworks; but also against the risks entailed by the Promethean drive of modernity.KEY WORDS: Medicine and literature, animal magnetism, human body, Automata, E.T.A. Hoffmann.
I. U
 NA
 EPISTEME 
BAJO SOSPECHA
.La idea de realizar este trabajo me sobrevino en el curso de la relectura delexcelente estudio de Rafael Mandressi sobre la mirada anatómica
1
: una mira-da configuradora, según este autor, de una auténtica «civilización de la ana-tomía» que se extendería entre 1270 y los comienzos del siglo XIX
2
. Como podrá comprobarse de inmediato, el texto del historiador de la medicina uru-guayo afincado en París constituye el estímulo fundamental de mi propia re-flexión, que se desarrollará en un campo diferente, y que tiene el propósito deestudiar una alternativa a esa mirada. Mas lo cierto es que en el curso de estetrabajo mis objetivos se han ido ampliando, a causa precisamente de lo queme parecía ir comprendiendo a medida que me adentraba en el tema. Así, lacrítica de la que surge dicha alternativa ha resultado ser, en la perspectiva deun lector del siglo veintiuno, una enmienda apenas consciente a la totalidadde un proyecto moderno que sólo recientemente ha sido descubierto, señaladoy nombrado con el término de biopolítica
3
. No es casual que mi trabajo tenga por tema algo que ocurrió precisamentea comienzos del siglo XIX, período en el que, como hemos visto, sitúa Man-dressi el eclipse de la mirada anatómica. En el marco del romanticismo litera-rio, pero también en el del romanticismo médico, un escritor alemán, segura-mente sin proponerse tan ambicioso objetivo, planteó una de las críticas másradicales a esa
episteme
4
 
 basada en la preeminencia del sentido de la vista
 ———— 
1
M
ANDRESSI
, R. (2003),
 Le regard de l’anatomiste. Dissections et invention du corpsen Occident 
, Paris, Seuil.
2
M
ANDRESSI
(2003), p. 18.
3
F
OUCAULT
, M. (1984),
 Historia de la sexualidad, 1. La voluntad de saber 
, México, Si-glo XXI, pp. 168-176.
4
Empleo este término en el sentido que le dio Michel Foucault, especialmente en el pre-facio a Las palabras y las cosas (México, Sigo XXI, 1982, p. 7): ese «a priori histórico [gra-cias al cual] han podido aparecer las ideas, constituirse las ciencias, reflexionarse las expe-
 
SOBRE MÁQUINAS E INSTRUMENTOS (I): EL CUERPO DEL AUTÓMATA EN LA OBRA DE E.T.A...
 Asclepio
, 2008, vol. LX, nº 1, enero-junio, 151-176, ISSN: 0210-4466
153
utilizado según unas reglas particulares que permiten adjetivar de «anatómi-ca» esa forma de mirar. El escritor no es otro que Ernst Theodor AmadeusHoffmann. Nadie debe llamarse a engaño por el hecho de que me permita plantear este enfrentamiento sin, aparentemente, respetar unas reglas, en par-ticular la que exigiría que ambas perspectivas desarrollen sus argumentossobre el mismo terreno. De entrada podría pensarse que no ha lugar a presen-tar objeciones a un discurso científico desde un campo ajeno, como es lacreación artística. Y sin embargo el análisis de Mandressi justifica, si es queno exige, este género de confrontación, pues lo que sostiene es que la miradadel anatomista y los correspondientes procederes disectivos que fueron res- ponsables de la construcción —y en este caso el vocablo resulta absolutamen-te pertinente— de una determinada imagen del cuerpo
5
—aquella, precisa-mente, a la que de un modo u otro se opuso el romanticismo, y de forma muyconcreta el «fantaseador escéptico»
6
objeto de mi estudio— no fueron en mo-do alguno ajenos al trabajo de los artistas contemporáneos.Para poder cumplirse de manera satisfactoria, mi propósito precisa de unaextensión algo mayor que la habitualmente concedida a un artículo; dado, por otra parte, que en el curso de mi reflexión he identificado dos asuntos funda-mentales, plantearé la exposición de la crítica hoffmaniana en dos etapas, acada una de las cuales pretendo dedicar un trabajo.Me ocuparé en éste deltema del cuerpo representado como máquina, y dedicaré el segundo al de lamirada dirigida a la naturaleza del cuerpo y a la naturaleza en su conjunto, ytambién al de la mirada misma.
 ———— 
riencias en las filosofías, formarse las racionalidades (...); el campo epistemológico (...) en elque los conocimientos, considerados fuera de cualquier criterio que se refiera a su valor racio-nal o a sus formas objetivas, hunden su positividad y manifiestan así una historia que no es lade su perfección creciente, sino la de sus condiciones de posibilidad».
5
Al final de su extenso recorrido por la anatomía medieval y moderna concluye: «No escuestión únicamente de medicina. Ni tampoco de ciencia (...) La anatomía fue un vehículo demeditación moral y de investigación espiritual, un espectáculo social, una fiesta que reuníamultitudes. Fue la manera de significar la condición humana y el esplendor de la Creación.Fue también un concepto clave para pensar y decir el análisis. Fue el objeto y el pretexto deuna cultura visual marcada al mismo tiempo por la sensualidad y lo macabro, por la crueldady lo barroco. En el curso de los tres siglos durante los que sopló en Europa «un viento irresis-tible de embriaguez anatómica» lo que se produjo fue una irrigación de lo imaginario, la ins-tauración de una sensibilidad». M
ANDRESSI
(2003), p. 270. El texto entrecomillado en el inter-ior de la cita pertenece a C
AMPORESI
, P. (1989),
 L’officine des sens: une anthropologiebaroque
, Paris, Hachette, p. 121.
6
Así le califica Rüdiger Safranski en la biografía que le dedica: S
AFRANSKI
, R. (1984),
 E.T.A. Hoffmann. Das Leben eines skeptischen Phantast 
, München/ Wien, Hanser.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->