Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Predicando en El Mundo Postmoderno

Predicando en El Mundo Postmoderno

Ratings: (0)|Views: 76|Likes:
Published by IBJELUE

More info:

Published by: IBJELUE on Jan 18, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/25/2010

pdf

text

original

 
Predicando en el Mundo PostmodernoPrimera Parte: Jesús el Predicador 
Introducción
La tarea de la iglesia en el mundo es hacer discípulos – hacer discípulos de todas lasnaciones (Mateo 28:19).¿Cómo debe realizar está tarea? En el Nuevo Testamento es claro que los dostodos principales son la predicación y la evangelización. Estas dos no sonactividades excluyentes, antes bien hay cierto grado de coincidencia entre ellas. Sinembargo es útil distinguirlas. En estas presentaciones usaré el término ‘predicación’para referirme a hablar públicamente, y el término ‘evangelización’ para referirme ahablar en privado.Para descubrir cómo debe enfrentar esta tarea la iglesia, les invito a examinar lapráctica de Jesús y de uno de sus discípulos, Pablo. Enfoquemos explícitamentealgunos ejemplos de su predicación y no de su enseñanza sobre la predicación. Estoes porque el Cristianismo es discipulado. Los discípulos aprenden siguiendo elejemplo de su maestro, y no solamente escuchándole. El discipulado es unaprendizaje práctico. En esto hay lecciones para nosotros pero no debemos aprender solamente de Jesús y los apóstoles. Debemos aprender también de los grandespredicadores del pasado y de los predicadores y evangelistas contemporáneos queson comunicadores consecuentes y exitosos del evangelio bíblico.Conviene también que nos preguntemos: ¿Con quién nos estamos comunicando? Seaclara, mientras miramos la práctica de Jes y sus apóstoles, que amboscomprendían a las personas con quienes se comunicaban. Nos toca hacer lo mismoaquí y ahora. La gente con la cual ustedes les toca hablar en el Perú será distinta enmuchas maneras sutiles, y también obvias, de la gente a la cual me toca hablar enEscocia. Sin embargo, debido a nuestra común humanidad, y debido también a laglobalización hay grandes semejanzas. También, la gente a la cual hablamos ahorapiensa de manera distinta de la gente de la generación de nuestros abuelos. Encuanto a esto, un estudio del Nuevo Testamento nos es muy útil, ya que el mundopluralista postmoderno es, en muchas maneras, más semejante a la época Greco-Romana que lo fue el mundo de nuestros abuelos.Por esta razón, antes de lanzarme a un estudio de la práctica de Jesús y de Pablo,deseo que consideremos algunas características del mundo en que ellos vivían ynotar las semejanzas con el nuestro.Jesús nació hace poco más de dos mil años, durante la época de Augusto en unrincón oscuro del creciente Imperio Romano. El talentoso y carismático Augusto fue elprimer Emperador Romano. Murió cuando Jesús tenía alrededor de veinte años y fuesucedido por el malhumorado y suspicaz Tiberio cuyo reinado se extendió hasta eltiempo de la crucifixión. A Tiberio le sucedió continuó con Calígula, Claudio y luegoNerón. De ellos solamente a Augusto, Tiberio y Claudio les menciona por nombre elmédico Lucas, el primer gran historiador cristiano, aunque fue a Nerón a quien apelóPablo según el libro de Hechos.¿Qué clase de mundo era el de aquel entonces? De muchas maneras fue similar alnuestro, un mundo lleno de cambios, un mundo de amplia comunicación y un mundode grandes conflictos.
El Cambio en el Siglo XX
Mi vida ha coincidido con la segunda mitad del siglo veinte, el período de cambio másrápido que el mundo ha conocido. Esto es especialmente obvio en el área de latecnología y la ciencia.Yo nací y fui criado en una granja de ovejas entre los cerros escoceses en una zonarural muy remota. Uno de los recuerdos más tempranos que tengo es el de mi padrearando con un arado jalado por un caballo. No hubo tractores. Muy bien recuerdocuando adquirió su primer tractor. Tambien recuerdo que gran parte de lo quecomíamos se producía en la localidad, o en la misma granja o en la zona aledaña, y
 
consistió en leche, huevos, papas, carne, pescado y avena. Hoy no siguenfuncionando tales granjas y la mayor parte de nuestros alimentos hoy es importada.¡Cambio radical!No teníamos suministro de electricidad, menos televisión y teléfono, y mucho menoscomputadoras. El mundo en que mis hijos han crecido está más lejos que a un millónde kilómetros de aquel mundo de mi niñez. ¡Cambio radical!Sin embargo, durante el último medio siglo han ocurrido cambios n ssustanciales en el mundo del pensamiento y comportamiento humanos. Las personasque vivían en el mundo de mi niñez sabían qué era el cristianismo aunque no fuerancristianos todos ellos. Aún los que no asistían a una iglesia aceptaban la existencia deDios y la verdad de la Biblia. Creían en la diferencia absoluta entre el bien y el malaunque no siempre practicaran lo bueno.Cuando llegó el momento de trasladarme a la ciudad de Edimburgo como estudianteen 1,967, me movía en un mundo totalmente diferente. Fue un mundo psicodélico, depercepción extra sensorial, de religión oriental y del existencialismo. Fue un mundodonde la experiencia era importante y no la verdad. “¡Hagan el amor y no la guerra!”era el dicho en boga, No existía principio de suficiente trascendencia para querer morir por él o pelear en su defensa. Lo importante eran la felicidad individual y las relacionesinterpersonales. Fue inicio de lo que ahora suelen llamar el postmodernismo y elpluralismo. Durante esos años de mi juventud luchaba para saber cómo relacionarmecomo cristiano a este mundo. Sólo por medio de los escritos de Francis Schaeffer,Hans Rookmaaker y C.S. Lewis pude sobrevivir como cristiano.Ahora me muevo en este mundo completamente distinto. Es un mundo donde lapersona a quien estoy predicando o con quien me estoy comunicando puede creer quela raza humana tuvo su origen en el espacio exterior, que Dios es “la Fuerza” como enla película
Guerra de las Galaxias
, o que no existe tal cosa como la verdad absoluta yaque todos tenemos nuestra propia manera de comprender el mundo.Entonces no solamente han ocurrido cambios revolucionarios en los medios decomunicación, como en la televisión, el cine y el internet, sino también en el contenidode la comunicación. Debido a esto hay una confusión tremenda, que proviene en partede conflictos entre cosmovisiones rivales y de síntesis de cosmovisiones distintas o departes de ellas.
El Cambio en el Mundo del Siglo I
De manera semejante, el mundo en que tuvieron su niñez Jesús y Pablo estabaexperimentando cambios masivos. En la política, después de un período corto deindependencia, los judíos habían caído bajo el yugo de los romanos en el año 64 AC.Debido a la ubicación geográfica de Israel sobre un puente relativamente pequeño detierra que une los tres continentes de África, Europa y Asia, fue siempre expuesta a lascorrientes cambiantes de política y religión del mundo antiguo. Sin duda esta situaciónfue parte del plan de Dios. Sin embargo está claro que esas corrientes se convirtieronen aluvión en el primer siglo DC.Jesús nació en Belén por causa de un censo romano en ese tiempo. Antes quecumpliera dos años buscó asilo en Egipto por causa de las suspicacias políticas deHerodes, rey puesto por Roma. Cuando tuvo algo más de treinta años fue crucificadopor causa de la debilidad del gobernador romano, Poncio Pilatos.No hubo solamente cambio político. Hubo también enormes cambios culturales,filosóficos y religiosos. Jesús tuvo que tratar no sólo con judíos, sino también consoldados y oficiales romanos, con cobradores de impuestos que colaboraban con losromanos, con griegos y con saduceos bajo influencia griega. Jesús interactuó con elescéptico Pilatos quien preguntaba “¿Qué es la verdad?” y con los saduceos quienes,bajo influencia griega, no creían en la resurrección.Los cambios políticos tuvieron también un impacto mayor sobre el comercio y lacomunicación. Debido a la
Pax Romana
hubo seguridad para viajar y hacer comercioen todo el mundo mediterráneo. Jesús hizo uso limitado de esta libertad para viajar dentro y alrededor de Galilea, Tiro y Sidón, Decápolis, Samaria y Judea. Sus apóstolesaprovecharon también de esta libertad para viajar dentro del imperio.
 
Otro aspecto de los cambios en la comunicación tiene que ver con las lenguas en uso.Está claro que Jesús hablaba hebreo. Leyó de las escrituras hebreas en la sinagogade Nazaret (Lucas 4). También hablaba arameo, lengua semita similar al hebreo, yalgunas de sus frases arameas fueron recordadas por los discípulos (
 Abba; Talithakoum; Eloi eloi lama sabachthani 
). Parece probableque la mayor parte de su enseñanza se hacía en arameo. A la vez hay una certezarazonable que también hablaba griego. Desde las conquistas de Alejandro Magno, elgriego fue la lengua universal, situación similar a la del inglés hoy o del castellano enAmérica Latina. El griego, y no el latín, fue la lengua usada más comúnmente dentrodel Imperio Romano, especialmente en el oriente. Jesús fue criado en Galilea, regiónde mucha mezcla de culturas, y más heterogénea que Judea. No tengo la menor dudaque Jesús hablaba tanto el griego como el arameo. Está casi fuera de toda duda quehabría hablado griego durante el juicio delante de Pilatos. Su propio hermano Jacobo,conocido también como Santiago, y sus discípulos Pedro y Juan, ciertamentehablaban y escribieron todos en griego. También, como veremos más adelante, elapóstol Pablo ciertamente hizo uso efectivo de aquella habilidad de utilizar la lenguauniversal para comunicarse.Otra característica de la vida del primer siglo fue la confusión prevaleciente debido alconflicto y síntesis entre culturas y cosmovisiones. Roma generalmente toleraba lasreligiones de los pueblos mientras su práctica no representaba una amenaza para laautoridad romana. El imperio romano de esta manera funcionaba como conductor, enparte, y a la vez como caldo de cultivo en cuanto a la interacción de religiones yfilosofías. Nos damos cuenta de esto leyendo el Nuevo Testamento. Aún durante suministerio público, como ya notamos, Jesús tuvo que lidiar con los saduceos quienesintentaron sintetizar algunos aspectos del pensamiento griego y judío. Los fariseos,con quienes también debatió, representaban el rechazo de tales síntesis. El apóstolPablo, durante su ministerio, tuvo que mantener una alta sensibilidad frente a lasdiversas cosmovisiones de las personas con quienes hablaba, y frente a los peligrosde síntesis y sincretismo en el mundo dentro del cual se movía. Entre los principalespeligros que enfrentaban las primeras iglesias fue la enseñanza sincretista de los judaizantes, quienes intentaron hacer una amalgama con el evangelio cristiano y elfariseísmo. Otro peligro similar fue la enseña de los protognósticos, quienes intentaronarmonizar el cristianismo con varios aspectos de la filosofía griega y las religiones demisterio.Contra este trasfondo, deseo emplear el resto de esta ponencia para observar cómopredicaba Jesús.
Jesús el Predicador 
El Sermón del Monte (Mateo 5:1-7:27) es el sermón más famoso del mundo. Estambién el fragmento más largo de predicación ofrecida y conservada dentro delNuevo Testamento. Sin embargo nosotros los predicadores rara vez lo consideramoscomo modelo de nuestra predicación. Es una lástima porque aquí vemos al Maestropredicando.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->