Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Catequesis sobre el Espíritu Santo

Catequesis sobre el Espíritu Santo

Ratings: (0)|Views: 97 |Likes:
Published by atalaya12

More info:

Published by: atalaya12 on Jan 19, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/16/2013

pdf

text

original

 
Catequesis sobre el Espíritu Santo (1998)
1-El Espíritu Santo, Seńor y dador de Vida2-La Iglesia, obra del Espíritu Santo3-El Espíritu Santo y el anuncio de la Palabra4-El Espíritu Santo y celebración Litúrgica5-El Espíritu Santo y la vida cristiana6-El Espíritu Santo: Ministerios, carismas y tareas en la Iglesia
Primera Catequesis: Los Santos, 15 de Febrero de 1998
El Espíritu Santo,Señor y dador de vidaCanto de Entrada:Oh Señor, envía Tu EspírituOh Señor, que mi alma te bendiga,oh Dios tú eres grande;vestido de esplendor y belleza.Sobre el agua construyes tus moradas,oh Dios, en las alturas;y en alas del viento tú caminas.Es el viento quien lleva tus mensajes,oh Dios, por los espacios;y tienes un esclavo en el fuego.Con los frutos que vienen de la tierra, oh Dios, nos alimentas;tú haces germinar el pan nuestro.De tu amor, esperando están los hombres, oh Dios, el alimento;tú abres la mano y los sacias.Les envías el soplo de tu boca,oh Dios y son creados;renuevas la faz de la tierra.
Lectura del profeta Ezequiel 37, 1-14
En aquellos días, la mano del Señor se posó sobre mí y, con su Espíritu, el Señor me sacó y me colocóen medio de un valle todo lleno de huesos. Me hizo dar vueltas y vueltas en torno a ellos: erainnumerables sobre la superficie del valle y estaban completamente secos. Me preguntó: Hombremortal, ¿podrán revivir estos huesos? Yo respondí: Señor, tú lo sabes. Él me dijo: Pronuncia un oráculosobre estos huesos y diles: ¡Huesos secos, escuchad la palabra del Señor! Así dice el Señor a estoshuesos: Yo mismo traeré sobre vosotros espíritu, y viviréis. Pondré sobre vosotros tendones, harécrecer sobre vosotros carne, extenderé sobre vosotros piel, os infundiré espíritu y viviréis. Y sabréisque yo soy el Señor.Y profeticé como me había ordenado, y a la voz de mi oráculo hubo un estrépito, y los huesos se juntaron hueso con hueso. Me fijé en ellos: tenían encima tendones, la carne había crecido y la piel losrecubría; pero no tenían espíritu. Entonces me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hombre mortal, y dial espíritu: Así dice el Señor: De los cuatro vientos ven, espíritu, y sopla sobre estos muertos para quevivan. Yo profeticé como me había ordenado; vino sobre ellos el espíritu y revivieron y se pusieron en pie. Era una multitud innumerable.Y me dijo: Hombre mortal, estos huesos son la entera casa de Israel que dice: Nuestros huesos estánsecos, nuestra esperanza ha perecido, estamos destrozados. Por eso, profetiza y diles: Así dice el Señor:Yo mismo abriré vuestros sepulcros, y os haré salir de vuestros sepulcros, pueblo mío, y os traeré a la
 
tierra de Israel. Y cuando abra vuestros sepulcros y os saque de vuestros sepulcros, pueblo mío, sabréisque soy el Señor. Os infundiré mi espíritu y viviréis; os colocaré en vuestra tierra, y sabréis que yo, elSeñor, lo digo y lo hago. Oráculo del Señor.
Salmo responsorial (103)Bendice alma mía al Señor.Bendice, alma mía, al Señor:¡Dios mío, qué grande eres!Cuántas son tus obras, Señor,y todas las hiciste con sabiduría;la tierra está llena de tus criaturas.escondes tu rostro, y se espantan;les retiras el aliento, y expirany vuelven a ser polvo;envías tu aliento, y los creas,y repueblas la faz de la tierra.Gloria a Dios para siempre,goce el Señor con sus obras,cuando El mira la tierra, ella tiembla;cuando toca los montes, humean.Cantaré al Señor,tocaré para mi Dios mientras exista:que le sea agradable mi poema,y yo me alegraré con el Señor.
Lectura de los Hechos de los Apóstoles 1, 1-8
Querido Teófilo: En mi primer libro escribí de todo lo que Jesús fue haciendo y enseñando hasta el díaen que dio instrucciones a los apóstoles, que había escogido, movido por el Espíritu Santo, y ascendióal cielo. Se les presentó después de su pasión, dándoles numerosas pruebas abundantes de que estabavivo y, apareciéndoseles durante cuarenta días, les habló del reino de Dios.Una vez que comían juntos les recomendó: No os alejéis de Jerusalén; aguardad que se cumpla la promesa de mi Padre, de la que yo os he hablado. Juan bautizó con agua, dentro de pocos días vosotrosseréis bautizados con el Espíritu Santo.Ellos lo rodearon preguntándole: Señor, ¿es ahora cuando vas a restaurar el reino de Israel? Jesúscontestó: No os toca a vosotros conocer los tiempos y las fechas que el Padre ha establecido con suautoridad. Cuando el Espíritu Santo descienda sobre vosotros, recibiréis fuerza para ser mis testigos enJerusalén, en toda Judea, en Samaria y hasta los confines del mundo.Lectura del santo Evangelio según San Juan 20, 19-23Al anochecer de aquel día, el primer día de la semana, estaban los discípulos en una casa con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: Paz avosotros. Y diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría alver al Señor. Jesús repitió: Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.Y dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéislos pecados, les quedarán perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.
Catequesis
¿Por qué estás aquí? Estás aquí porque el Señor te ha llamado. Él, que te ama más que nadie, teha traído aquí hoy, para mostrarte su amor, para regalarte su luz, para darte su paz.
El Señor te invita a descansar en Él. No importa ahora los problemas que tengas, las preocupaciones que te agobien, las dudas que te asalten… Sólo importa el amor que Dios te tiene. Sólo
 
importa la historia de amor que Dios quiere vivir contigo. Por eso, ¡no te preocupes! ¡Descansa en elamor de Dios! ¡Él lleva tu vida! Él sabe lo que necesitas en cada momento. Y Él te dará lo querealmente necesitas.
La Iglesia nos ha convocado a preparar el Gran Jubileo del año 2000: éste es un tiempo degracia del Señor. El Señor nos llama a vivir este tiempo de gracia como un don, como un regalo. Sirecordáis:
Hace dos años nos reunimos, como ahora, a nivel arciprestal, para tratar de acoger esta llamadaque la Iglesia nos hacía.
El año pasado, a nivel parroquial, reflexionamos sobre Jesucristo, único Salvador.
Este año, la Iglesia nos invita a reflexionar sobre el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, sobresu presencia y acción en la Iglesia.
Tanto Jesús como la Iglesia nos enseñan que todos los cristianos recibimos el Espíritu Santo enel sacramento del bautismo, y que toda la vida cristiana está movida por el Espíritu Santo.
Pero, ¿quién es el Espíritu Santo? ¿Qué hace en la Iglesia? ¿Qué hace en la vida cristiana?¿Cómo actúa en cada uno de nosotros? ¿Qué hace en tu vida?
El Espíritu Santo actúa, sobre todo, en la misión de la Iglesia, testimoniando que la Iglesia esuna obra divina, que, pesar de las apariencias humanas, es Dios quien conduce la Iglesia:
la guía en su misión, y en ella le descubre constantemente nuevos campos de acción y tareas arealizar.
la acompaña con signos y prodigios sorprendentes en su acción que dan testimonio del Señor resucitado. En nuestros días hemos visto por ejemplo la acción impresionante del Espíritu en personascomo la Madre Teresa de Calcuta o en la predicación del Papa Juan Pablo II, especialmente en sureciente viaje a Cuba…
Se deja constancia de su acción continua, manifestada especialmente en la comunión fraterna delas comunidades cristianas.
El Espíritu Santo es la fuerza que impulsa tu vida de creyente; y, si te dejas llevar por él, produces los frutos propios del Espíritu.
Es la fuerza que te capacita para confesar a Jesucristo: Nadie puede decir: Jesucristo es Señor, sino es bajo la acción del Espíritu Santo (1 Co 12, 3).
Es quien obra en tu vida una doble apertura:
a Dios, expresada sobre todo en la oración
a los hermanos, expresada en el servicio generoso de la caridad.
es la prenda firme de la esperanza cristiana (Rom 8, 18-27).
El Espíritu Santo es la presencia activa y la acción presente del Señor glorificado en la Iglesia yen el mundo. El Espíritu Santo el don de la nueva vida, es, también, el dador de este don, una verdadera persona divina.
Esta presencia activa comienza a actualizarse y hacerse presente en el bautismo, por el que noshacemos criaturas nuevas. El bautismo nos convierte en hijos, nos da la vida divina.
En el bautismo Dios realiza en el hombre, por el Espíritu Santo, una transformación real yesencial: Dios no sólo declara justo al hombre, sino que hace que sea justo. Este nuevo nacimiento presupone y comporta el perdón de todos los pecados.
Esta liberación del pecado trae consigo también la liberación del poder de la muerte. Traeconsigo nueva comunión y amistad con Dios, reconciliación y paz.
La reconciliación con Dios sólo es posible mediante la fe. La fe es el principio de la salvación:"El que crea y se bautice, se salvará; el que se resista a creer, será condenado" (Mc 16, 16). La fesignifica estar identificado con la actitud fundamental y más íntima de Jesús. Vivir cristianamente es

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->