Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Raniero Cantalamessa-La Iglesia

Raniero Cantalamessa-La Iglesia

Ratings: (0)|Views: 1,119|Likes:
Published by atalaya12

More info:

Published by: atalaya12 on Jan 19, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/08/2014

pdf

text

original

 
 LA IGLESIA
Raniero Cantalamessa
Hay un género literario poético que se llama "epitalamio" y
 
sirve para cantar y celebraruna boda muy especial. También la Biblia contiene epitalamios, es decir, cantosnupciales. En el Antiguo Testamento hay un Salmo (44) que se llama precisamente"Epitalamio real" y comienza con estas palabras:
 "Me brota del corazón un poema bello, recito mis versos a un Rey".
 
Sigue a
 
continuación el elogio del esposo y de la esposa. Del esposo se dice:
"Eres el más 
 
bello de los hombres" 
(en el esposo se admira sobre todo la fuerza y la audacia, y poreso se dice de este esposo que sus flechas afiladas dan en el corazón de losenemigos del Rey. En cuanto a la esposa, se le dice:
"Escucha, hija, y mira, presta 
 
oído, olvida tu pueblo y la casa paterna, prendado está el Rey de tu belleza".
 
Cualquiera que haya sido el motivo concreto que dio origen a este Salmo, sabemosque se trata de un símbolo de las nupcias o alianza entre Dios y su pueblo.También el Nuevo Testamento contiene un epitalamio, no lleva este título pero detodas maneras es un canto nupcial, y ¡qué clase de canto nupcial! Es la carta a los
 
Efesios, es el canto para las bodas de Cristo y de la Iglesia. Aquellas bodas cuyafigura estaba contenida en el salmo que acabamos de recordar.De este epitalamio es del que precisamente quiero hablarles. Pero no solo hablar,¿es posible hablar de una canción? no, una canción está hecha para ser cantada. Yyo quiero cantar esta canción, este epitalamio, el epitalamio de Cristo y de la Iglesia,
 
 junto a vosotros. Uno mi voz a la de Pablo, el amigo del Esposo, que ha sabido penetraren el misterio de estas nupcias y lo ha manifestado a los siglos venideros. Él estabatan asombrado y confundido con este honor recibido, que decía:
 
"A mí, que soy el último de todos los santos, se me ha concedido esta gracia, y la gracia es la de hacer resplandecer ante los ojos de todos el misterio escondido desde hace 
 
siglos en la mente de Dios, a saber: el misterio de la Iglesia".
Después de haber escuchado este canto del amigo del Esposo, que es la carta a los
 
Efesios, yo quisiera que no nos quedáramos con unas cuantas nociones más acercade la Iglesia, con un conocimiento mejor de la Esposa, cosa que ya sería magnífica,
 
2
La Iglesia Raniero Cantalamessawww.maranatha-rcc.com 
sino que tuviéramos un amor más grande por Ella. Pidamos al Espíritu Santo quenos conceda en este retiro enamorarnos de la Iglesia, retirarnos con los ojos
 
colmados por el esplendor de la Esposa y cambiar si es necesario la actitud denuestro corazón, reconciliarnos tal vez con la Iglesia. A Dios sólo le agradanaquellos a quienes les agrada la Iglesia. No se puede aceptar al Esposo sin laEsposa. Dios dice a la Iglesia
 
“ 
Te amé con amor eterno”,
 
ella es la hija de Sión
 
simbolizada en María.Comencemos la lectura del epitalamio que es la carta a los Efesios
 
por algunos
 
versículos del capítulo segundo:
"Por tanto, ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino ciudadanos de los santos y familiares de Dios, edificados sobre el cimiento de los apóstoles y profetas con Cristo Jesús como piedra angular. Por obra suya la construcción se va levantando compacta 
 
para formar un templo consagrado por el Señor. Y también por obra suya, vosotros vais entrando con los demás en esa construcción para formar por el Espíritu una morada para Dios".
En este pasaje, la Iglesia es presentada con la imagen de un edificio, una construcciónbien ordenada. Por lo tanto, la primera imagen es la de un edificio. La Iglesia es ungran templo de Dios formado por muchísimos pequeños templos de Dios que somos
 
nosotros.Hay otro pasaje de la Escritura que nos ayuda a profundizar este concepto de la Iglesia
 
como un edificio, un templo. Leemos en la primera carta de Pedro:
"Al acercarse a Él, piedra viva desechada por los hombres pero elegida y digna de honor a los ojos de Dios, también vosotros como piedras vivas vais entrando en la construcción del templo espiritual formando un sacerdocio santo destinado a ofrecer 
 
sacrificios espirituales que acepta Dios por Jesucristo".
También esta mañana el tema de nuestra meditación ha sido preanunciado en una
 
profecía: las piedras vivas. Prácticamente intervienen los mismos conceptos y las mismaspalabras: hay una piedra angular o piedra viva, que es Cristo muerto y resucitado ysobre ella una gran cantidad de piedras vivas que son los bautizados, puestas una juntoa la otra, una sobre otra, para formar un edificio espiritual, es decir, un edificio que es
 
templo del Espíritu Santo. Esto significa edificio espiritual, no algo general... el edificioespiritual es el edificio que es templo del Espíritu Santo. Nosotros estamos escondidosentre las paredes de esta construcción que es la Iglesia, como piedras vivas. Esta esnuestra verdadera identidad a los ojos de Dios. Dios nos ve como pequeñas piedras
 
vivas, juntas a la Piedra Viva angular, que es Cristo.Así pues, la Iglesia se presenta a nosotros en la Palabra de Dios como un edificio.
 
Ahora, sabemos que para darnos cuenta de cómo está construido un determinadoedificio, se puede proceder de dos maneras, se pueden seguir dos puntos de vista: se lepuede contemplar, vamos a suponer, en sección vertical, recorriendo con la miradadesde abajo hasta arriba a través de los diversos pisos, o también en sección horizontal,
 
escogiendo un piso del edificio y estudiando en él todos los elementos: las paredes, lasdivisiones, las piezas grandes y pequeñas, etc.La primera manera nos sirve para darnos cuenta de cómo fue construido el edificio,cómo surgió en el tiempo. La segunda manera nos sirve para saber cómo estácompuesto y adaptado a las exigencias de la vida. Queremos lanzarnos aldescubrimiento de la Iglesia siguiendo ambos caminos. En primer lugar, tratamos de
 
ver de qué forma se ha venido construyendo la Iglesia en la Historia de la Salvación;estudiaremos la formación de la Iglesia, y en seguida, cambiando el ángulo deperspectiva, pondremos la mirada en uno de sus pisos, el piso en el que vivimosnosotros en la actualidad hoy, para así conocer las diversas mansiones y carismas de la
 
3
La Iglesia Raniero Cantalamessawww.maranatha-rcc.com 
Iglesia, es decir, estudiaremos después de la formación de la Iglesia la composición dela Iglesia.
 
Cuando se quiere construir un edificio que ha de ser el orgullo de una ciudad, se haceuna maqueta en la que pueda contemplarse anticipadamente la totalidad de la obra de
 
arte, estudiar sus proporciones, dar a los ciudadanos una idea de la belleza del edificiofuturo y así estimularlos en lo que se va a emprender. La maqueta no se hace demármol, sino de material provisional, plástico o yeso, ya que una vez terminada la obrade arte no se utilizará más. Pues bien, también el Señor Dios ha hecho una maqueta
 
de esta construcción que es la Iglesia para mostrar por anticipado su plan y para quecuando estuviera construida pudiera acudirse a ver la maqueta y apreciar cómo todoestaba previsto y darse también cuenta de cómo la realidad es todavía más bella que lamaqueta, que la figura. La maqueta de la Iglesia es el Antiguo Testamento, el antiguo
 
pueblo, la antigua alianza, sin nada quitar con esto al valor que el Antiguo Testamento yantiguo pueblo tienen por sí mismos hoy todavía. Todo lo que tuvo lugar desdeAbraham hasta Juan Bautista era un boceto, una maqueta, una figura de la Iglesia.En esta forma debemos nosotros leer el Antiguo Testamento. Esto es lo que le da unvalor perenne a los ojos de los cristianos. La alianza con Abraham, el sacrificio Isaac, lahistoria de Jacob que hemos escuchado estos días, la Pascua, la Ley en el Sinaí... eran
 
prefiguraciones del sacrificio nuevo, eterno, del Hijo, de la Pascua de Cristo, de la nuevaLey escrita en los corazones. La Liturgia nos invita a leer estos hechos del AntiguoTestamento porque nos ayudan a entender la realidad que vivimos ahora en la Iglesia.Por ejemplo, Jacob vio una escalera y por ella subían y bajaban los ángeles de Dios,bien, pero esto adquiere una importancia eterna el día que Jesús dijo en el Evangelio deJuan:
"Veréis abrirse el cielo y a los ángeles de Dios subiendo y bajando sobre el Hijo del hombre" 
, esto significa que la visión de Jacob era una maqueta de lo que iba a
 
suceder con Cristo. La lucha de Jacob..., Jacob y Jesús ambos luchan con Dios,ambos de noche, al otro lado de un torrente... Pero, ¿por qué lucha Jacob? Jacob luchapara hacer que Dios haga su voluntad, para que Dios se someta a su voluntad, le dé elnombre, le dé abundancia, una mujer... Y, ¿por qué lucha Jesús con Dios? No para
 
someter a Dios a su voluntad, sino para someter su voluntad humana a la de Dios. Yasí se ve cómo la realidad corresponde a la realidad, pero la realidad la superainfinitamente. Esto es lo que se llama la lectura espiritual del Antiguo Testamento, leertodo en vista de Cristo.Y ahora acerquémonos a la obra realizada, a la Iglesia. Al comienzo de su epitalamioque es la epístola a los Efesios, San Pablo nos dice que la Iglesia es obra de tres
 
artistas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. El Padre es el que antes de la Creación delmundo, por pura iniciativa suya, concibió la totalidad del esbozo, de recapitular en Cristotodas las cosas, o sea, de crear la Iglesia. El Padre, valga la palabra, es el proyectistaque elabora el plano. El Hijo es el que ha realizado en la plenitud de los tiempos el
 
proyecto del Padre; a Él le ha tocado sobre todo desmontar el terreno, derribar todos losmuros de separación que había en el sitio donde había de levantarse el edificio de laIglesia; había muros, el muro del pecado, el muro de la muerte... todos estos muros hansido derribados por Cristo. Jesús ha reunido las piedras desparramadas, los hijos de
 
Dios que estaban dispersos, dice Juan, colocándoles en el edificio. El Espíritu Santo esel que ha ungido o consagrado el edificio ya construido, completo.
"El es el sello",
 
dicePablo, el sello. Y ha convertido este edificio en un templo vivo; solamente lapresencia, la consagración, el sello del Espíritu Santo hace de la Iglesia, del Cuerpo de
 
Cristo, un templo vivo.También la Constitución conciliar sobre la Iglesia "Lumen Gentium" sigue esteesquema al presentarnos el misterio de la Iglesia. Trata, en efecto, en tres párrafossucesivos, del designio salvífico universal del Padre, la misión y obra del Hijo y elEspíritu santificador de la Iglesia. Y como conclusión a todo, emplea una frase tomadade San Cipriano, un Padre del siglo II, que dice: "Así la Iglesia universal sepresenta como un pueblo reunido en la unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo".

Activity (8)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Rubén Parra liked this
Lola Jara Flores liked this
ADalzell liked this
seidel chavez liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->