Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Ley 1.2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género

Ley 1.2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género

Ratings: (0)|Views: 6 |Likes:
Published by currosocial

More info:

Published by: currosocial on Jan 25, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/29/2012

pdf

text

original

 
42166 Miércoles 29 diciembre 2004 BOE núm. 313
I. Disposiciones generales
JEFATURA DEL ESTADO
 
21760
LEY ORGÁNICA 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Vio- lencia de Género.
JUAN CARLOS I
REY DE ESPAÑA
A todos los que la presente vieren y entendieren.Sabed: Que las Cortes Generales han aprobado y Yovengo en sancionar la siguiente ley orgánica.EXPOSICIÓN DE MOTIVOSILa violencia de género no es un problema que afecteal ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como elsímbolo más brutal de la desigualdad existente en nues-tra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobrelas mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser conside-radas, por sus agresores, carentes de los derechos míni-mos de libertad, respeto y capacidad de decisión.Nuestra Constitución incorpora en su artículo 15 elderecho de todos a la vida y a la integridad física y moral,sin que en ningún caso puedan ser sometidos a torturasni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Además,continúa nuestra Carta Magna, estos derechos vinculan atodos los poderes públicos y sólo por ley puede regularsesu ejercicio.La Organización de Naciones Unidas en la IV Confe-rencia Mundial de 1995 reconoció ya que la violencia con-tra las mujeres es un obstáculo para lograr los objetivosde igualdad, desarrollo y paz y viola y menoscaba el dis-frute de los derechos humanos y las libertades fundamen-tales. Además la define ampliamente como una manifes-tación de las relaciones de poder históricamentedesiguales entre mujeres y hombres. Existe ya inclusouna definición técnica del síndrome de la mujer maltra-tada que consiste en «las agresiones sufridas por la mujercomo consecuencia de los condicionantes socioculturalesque actúan sobre el género masculino y femenino, situán-dola en una posición de subordinación al hombre ymanifestadas en los tres ámbitos básicos de relación de lapersona: maltrato en el seno de las relaciones de pareja,agresión sexual en la vida social y acoso en el medio labo-ral».En la realidad española, las agresiones sobre lasmujeres tienen una especial incidencia, existiendo hoyuna mayor conciencia que en épocas anteriores sobreésta, gracias, en buena medida, al esfuerzo realizado porlas organizaciones de mujeres en su lucha contra todaslas formas de violencia de género. Ya no es un «delitoinvisible», sino que produce un rechazo colectivo y unaevidente alarma social.IILos poderes públicos no pueden ser ajenos a la vio-lencia de género, que constituye uno de los ataques másflagrantes a derechos fundamentales como la libertad, laigualdad, la vida, la seguridad y la no discriminación pro-clamados en nuestra Constitución. Esos mismos poderespúblicos tienen, conforme a lo dispuesto en el artículo 9.2de la Constitución, la obligación de adoptar medidas deacción positiva para hacer reales y efectivos dichos dere-chos, removiendo los obstáculos que impiden o dificultansu plenitud.En los últimos años se han producido en el derechoespañol avances legislativos en materia de lucha contra laviolencia de género, tales como la Ley Orgánica 11/2003,de 29 de septiembre, de Medidas Concretas en Materia deSeguridad Ciudadana, Violencia Doméstica e IntegraciónSocial de los Extranjeros; la Ley Orgánica 15/2003, de 25de noviembre, por la que se modifica la Ley Orgáni-ca 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, o laLey 27/2003, de 31 de julio, reguladora de la Orden deProtección de las Víctimas de la Violencia Doméstica; ade-más de las leyes aprobadas por diversas ComunidadesAutónomas, dentro de su ámbito competencial. Todasellas han incidido en distintos ámbitos civiles, penales,sociales o educativos a través de sus respectivas nor-mativas.La Ley pretende atender a las recomendaciones de losorganismos internacionales en el sentido de proporcionaruna respuesta global a la violencia que se ejerce sobre lasmujeres. Al respecto se puede citar la Convención sobrela eliminación de todas las formas de discriminaciónsobre la mujer de 1979; la Declaración de Naciones Uni-das sobre la eliminación de la violencia sobre la Mujer,proclamada en diciembre de 1993 por la Asamblea Gene-ral; las Resoluciones de la última Cumbre Internacionalsobre la Mujer celebrada en Pekín en septiembre de 1995;la Resolución WHA49.25 de la Asamblea Mundial de laSalud declarando la violencia como problema prioritariode salud pública proclamada en 1996 por la OMS; elinforme del Parlamento Europeo de julio de 1997; la Reso-lución de la Comisión de Derechos Humanos de NacionesUnidas de 1997; y la Declaración de 1999 como AñoEuropeo de Lucha Contra la Violencia de Género, entreotros. Muy recientemente, la Decisión n.º 803/2004/CE delParlamento Europeo, por la que se aprueba un programade acción comunitario (2004-2008) para prevenir y com-batir la violencia ejercida sobre la infancia, los jóvenes ylas mujeres y proteger a las víctimas y grupos de riesgo(programa Daphne II), ha fijado la posición y estrategia delos representantes de la ciudadanía de la Unión al res-pecto.El ámbito de la Ley abarca tanto los aspectos preven-tivos, educativos, sociales, asistenciales y de atenciónposterior a las víctimas, como la normativa civil que
 
BOE núm. 313 Miércoles 29 diciembre 2004 42167
incide en el ámbito familiar o de convivencia donde prin-cipalmente se producen las agresiones, así como el prin-cipio de subsidiariedad en las Administraciones Públicas.Igualmente se aborda con decisión la respuesta punitivaque deben recibir todas las manifestaciones de violenciaque esta Ley regula.La violencia de género se enfoca por la Ley de unmodo integral y multidisciplinar, empezando por el pro-ceso de socialización y educación.La conquista de la igualdad y el respeto a la dignidadhumana y la libertad de las personas tienen que ser unobjetivo prioritario en todos los niveles de socialización.La Ley establece medidas de sensibilización e inter-vención en al ámbito educativo. Se refuerza, con referen-cia concreta al ámbito de la publicidad, una imagen querespete la igualdad y la dignidad de las mujeres. Se apoyaa las víctimas a través del reconocimiento de derechoscomo el de la información, la asistencia jurídica gratuita yotros de protección social y apoyo económico. Propor-ciona por tanto una respuesta legal integral que abarcatanto las normas procesales, creando nuevas instancias,como normas sustantivas penales y civiles, incluyendo ladebida formación de los operadores sanitarios, policialesy jurídicos responsables de la obtención de pruebas y dela aplicación de la ley.Se establecen igualmente medidas de sensibilizacióne intervención en el ámbito sanitario para optimizar ladetección precoz y la atención física y psicológica de lasvíctimas, en coordinación con otras medidas de apoyo.Las situaciones de violencia sobre la mujer afectantambién a los menores que se encuentran dentro de suentorno familiar, víctimas directas o indirectas de estaviolencia. La Ley contempla también su protección nosólo para la tutela de los derechos de los menores, sinopara garantizar de forma efectiva las medidas de protec-ción adoptadas respecto de la mujer.IIILa Ley se estructura en un título preliminar, cinco títu-los, veinte disposiciones adicionales, dos disposicionestransitorias, una disposición derogatoria y siete disposi-ciones finales.En el título preliminar se recogen las disposicionesgenerales de la Ley que se refieren a su objeto y prin-cipios rectores.En el título I se determinan las medidas de sensibiliza-ción, prevención y detección e intervención en diferentesámbitos. En el educativo se especifican las obligacionesdel sistema para la transmisión de valores de respeto a ladignidad de las mujeres y a la igualdad entre hombres ymujeres. El objetivo fundamental de la educación es el deproporcionar una formación integral que les permita con-formar su propia identidad, así como construir una con-cepción de la realidad que integre a la vez el conocimientoy valoración ética de la misma.En la Educación Secundaria se incorpora la educaciónsobre la igualdad entre hombres y mujeres y contra laviolencia de género como contenido curricular, incorpo-rando en todos los Consejos Escolares un nuevo miem-bro que impulse medidas educativas a favor de la igual-dad y contra la violencia sobre la mujer.En el campo de la publicidad, ésta habrá de respetar ladignidad de las mujeres y su derecho a una imagen noestereotipada, ni discriminatoria, tanto si se exhibe en losmedios de comunicación públicos como en los privados.De otro lado, se modifica la acción de cesación o rectifica-ción de la publicidad legitimando a las instituciones yasociaciones que trabajan a favor de la igualdad entrehombres y mujeres para su ejercicio.En el ámbito sanitario se contemplan actuaciones dedetección precoz y apoyo asistencial a las víctimas, así comola aplicación de protocolos sanitarios ante las agresionesderivadas de la violencia objeto de esta Ley, que se remitirána los Tribunales correspondientes con objeto de agilizar elprocedimiento judicial. Asimismo, se crea, en el seno delConsejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, unaComisión encargada de apoyar técnicamente, coordinar yevaluar las medidas sanitarias establecidas en la Ley.En el título II, relativo a los derechos de las mujeresvíctimas de violencia, en su capítulo I, se garantiza elderecho de acceso a la información y a la asistencia socialintegrada, a través de servicios de atención permanente,urgente y con especialización de prestaciones y multidis-ciplinariedad profesional. Con el fin de coadyuvar a lapuesta en marcha de estos servicios, se dotará un Fondoal que podrán acceder las Comunidades Autónomas, deacuerdo con los criterios objetivos que se determinen enla respectiva Conferencia Sectorial.Asimismo, se reconoce el derecho a la asistencia jurí-dica gratuita, con el fin de garantizar a aquellas víctimascon recursos insuficientes para litigar una asistencialetrada en todos los procesos y procedimientos, relacio-nados con la violencia de género, en que sean parte, asu-miendo una misma dirección letrada su asistencia entodos los procesos. Se extiende la medida a los perjudica-dos en caso de fallecimiento de la víctima.Se establecen, asimismo, medidas de protección en elámbito social, modificando el Real Decreto Legislati-vo 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el textorefundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, para justificar las ausencias del puesto de trabajo de las vícti-mas de la violencia de género, posibilitar su movilidadgeográfica, la suspensión con reserva del puesto de tra-bajo y la extinción del contrato.En idéntico sentido se prevén medidas de apoyo a lasfuncionarias públicas que sufran formas de violencia delas que combate esta Ley, modificando los preceptoscorrespondientes de la Ley 30/1984, de 2 de agosto, deMedidas para la Reforma de la Función Pública.Se regulan, igualmente, medidas de apoyo económico,modificando el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, por el que se aprueba el texto refundido de la LeyGeneral de la Seguridad Social, para que las víctimas dela violencia de género generen derecho a la situaciónlegal de desempleo cuando resuelvan o suspendan volun-tariamente su contrato de trabajo.Para garantizar a las víctimas de violencia de géneroque carezcan de recursos económicos unas ayudas socia-les en aquellos supuestos en que se estime que la víctimadebido a su edad, falta de preparación general especiali-zada y circunstancias sociales no va a mejorar de formasustancial su empleabilidad, se prevé su incorporación alprograma de acción específico creado al efecto para suinserción profesional. Estas ayudas, que se modularán enrelación a la edad y responsabilidades familiares de lavíctima, tienen como objetivo fundamental facilitarleunos recursos mínimos de subsistencia que le permitanindependizarse del agresor; dichas ayudas serán compati-bles con las previstas en la Ley 35/1995, de 11 de diciem-bre, de Ayudas y Asistencia a las Víctimas de Delitos Vio-lentos y Contra la Libertad Sexual.En el título III, concerniente a la Tutela Institucional, seprocede a la creación de dos órganos administrativos. Enprimer lugar, la Delegación Especial del Gobierno contrala Violencia sobre la Mujer, en el Ministerio de Trabajo yAsuntos Sociales, a la que corresponderá, entre otras fun-ciones, proponer la política del Gobierno en relación conla violencia sobre la mujer y coordinar e impulsar todaslas actuaciones que se realicen en dicha materia, quenecesariamente habrán de comprender todas aquellasactuaciones que hagan efectiva la garantía de los dere-chos de las mujeres. También se crea el ObservatorioEstatal de Violencia sobre la Mujer, como un órgano cole-giado en el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, yque tendrá como principales funciones servir como cen-
 
42168 Miércoles 29 diciembre 2004 BOE núm. 313
tro de análisis de la situación y evolución de la violenciasobre la mujer, así como asesorar y colaborar con el Dele-gado en la elaboración de propuestas y medidas paraerradicar este tipo de violencia.En su título IV la Ley introduce normas de naturalezapenal, mediante las que se pretende incluir, dentro de lostipos agravados de lesiones, uno específico que incre-mente la sanción penal cuando la lesión se produzca con-tra quien sea o haya sido la esposa del autor, o mujer queesté o haya estado ligada a él por una análoga relación deafectividad, aun sin convivencia. También se castigaráncomo delito las coacciones leves y las amenazas leves decualquier clase cometidas contra las mujeres menciona-das con anterioridad.Para la ciudadanía, para los colectivos de mujeres yespecíficamente para aquellas que sufren este tipo deagresiones, la Ley quiere dar una respuesta firme y con-tundente y mostrar firmeza plasmándolas en tipos pena-les específicos.En el título V se establece la llamada Tutela Judicialpara garantizar un tratamiento adecuado y eficaz de lasituación jurídica, familiar y social de las víctimas de vio-lencia de género en las relaciones intrafamiliares.Desde el punto de vista judicial nos encontramos anteun fenómeno complejo en el que es necesario intervenirdesde distintas perspectivas jurídicas, que tienen queabarcar desde las normas procesales y sustantivas hastalas disposiciones relativas a la atención a las víctimas,intervención que sólo es posible a través de una legisla-ción específica.Una Ley para la prevención y erradicación de la vio-lencia sobre la mujer ha de ser una Ley que recoja medi-das procesales que permitan procedimientos ágiles ysumarios, como el establecido en la Ley 27/2003, de 31 dejulio, pero, además, que compagine, en los ámbitos civily penal, medidas de protección a las mujeres y a sus hijose hijas, y medidas cautelares para ser ejecutadas concarácter de urgencia.La normativa actual, civil, penal, publicitaria, social yadministrativa presenta muchas deficiencias, debidasfundamentalmente a que hasta el momento no se hadado a esta cuestión una respuesta global y multidiscipli-nar. Desde el punto de vista penal la respuesta nuncapuede ser un nuevo agravio para la mujer.En cuanto a las medidas jurídicas asumidas paragarantizar un tratamiento adecuado y eficaz de la situa-ción jurídica, familiar y social de las víctimas de violenciasobre la mujer en las relaciones intrafamiliares, se hanadoptado las siguientes: conforme a la tradición jurídicaespañola, se ha optado por una fórmula de especializa-ción dentro del orden penal, de los Jueces de Instrucción,creando los Juzgados de Violencia sobre la Mujer y exclu-yendo la posibilidad de creación de un orden jurisdiccio-nal nuevo o la asunción de competencias penales porparte de los Jueces Civiles. Estos Juzgados conocerán dela instrucción, y, en su caso, del fallo de las causas pena-les en materia de violencia sobre la mujer, así como deaquellas causas civiles relacionadas, de forma que unas yotras en la primera instancia sean objeto de tratamientoprocesal ante la misma sede. Con ello se asegura lamediación garantista del debido proceso penal en la inter-vención de los derechos fundamentales del presuntoagresor, sin que con ello se reduzcan lo más mínimo lasposibilidades legales que esta Ley dispone para la mayor,más inmediata y eficaz protección de la víctima, así comolos recursos para evitar reiteraciones en la agresión o laescalada en la violencia.Respecto de la regulación expresa de las medidas deprotección que podrá adoptar el Juez de violenciade género, se ha optado por su inclusión expresa, ya queno están recogidas como medidas cautelares en la Ley deEnjuiciamiento Criminal, que sólo regula la prohibiciónde residencia y la de acudir a determinado lugar paralos delitos recogidos en el artículo 57 del Código Penal(artículo 544 bis LECrim, introducido por la LO 14/1999).Además se opta por la delimitación temporal de estasmedidas (cuando son medidas cautelares) hasta la finali-zación del proceso. Sin embargo, se añade la posibilidadde que cualquiera de estas medidas de protección puedaser utilizada como medida de seguridad, desde el princi-pio o durante la ejecución de la sentencia, incrementandocon ello la lista del artículo 105 del Código Penal (introdu-cido por la LO 11/1999), y posibilitando al Juez la garantíade protección de las víctimas más allá de la finalizacióndel proceso.Se contemplan normas que afectan a las funcionesdel Ministerio Fiscal, mediante la creación del Fiscalcontra la Violencia sobre la Mujer, encargado de la super-visión y coordinación del Ministerio Fiscal en este aspecto,así como mediante la creación de una Sección equiva-lente en cada Fiscalía de los Tribunales Superiores deJusticia y de las Audiencias Provinciales a las que se ads-cribirán Fiscales con especialización en la materia. LosFiscales intervendrán en los procedimientos penales porlos hechos constitutivos de delitos o faltas cuya compe-tencia esté atribuida a los Juzgados de Violencia deGénero, además de intervenir en los procesos civilesde nulidad, separación o divorcio, o que versen sobreguarda y custodia de los hijos menores en los que se ale-guen malos tratos al cónyuge o a los hijos.En sus disposiciones adicionales la Ley lleva a cabouna profunda reforma del ordenamiento jurídico paraadaptar las normas vigentes al marco introducido por elpresente texto. Con objeto de armonizar las normas ante-riores y ofrecer un contexto coordinado entre los textoslegales, parte de la reforma integral se ha llevado a cabomediante la modificación de normas existentes. En estesentido, las disposiciones adicionales desarrollan lasmedidas previstas en el articulado, pero integrándolasdirectamente en la legislación educativa, publicitaria,laboral, de Seguridad Social y de Función Pública; asi-mismo, dichas disposiciones afectan, en especial, al reco-nocimiento de pensiones y a la dotación del Fondo pre-visto en esta Ley para favorecer la asistencia socialintegral a las víctimas de violencia de género.En materia de régimen transitorio se extiende la apli-cación de la presente Ley a los procedimientos en trami-tación en el momento de su entrada en vigor, aunquerespetando la competencia judicial de los órganos respec-tivos.Por último, la presente Ley incluye en sus disposicio-nes finales las habilitaciones necesarias para el desarrollonormativo de sus preceptos.
TÍTULO PRELIMINAR
Artículo 1.
Objeto de la Ley.
1. La presente Ley tiene por objeto actuar contra laviolencia que, como manifestación de la discriminación,la situación de desigualdad y las relaciones de poder delos hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas porparte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o dequienes estén o hayan estado ligados a ellas por relacio-nes similares de afectividad, aun sin convivencia.2. Por esta Ley se establecen medidas de protecciónintegral cuya finalidad es prevenir, sancionar y erradicaresta violencia y prestar asistencia a sus víctimas.3. La violencia de género a que se refiere la presenteLey comprende todo acto de violencia física y psicológica,incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amena-zas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad.

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
Gerson Ap added this note
graciass x la ayudaaaa atte kalefito

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->