Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
23Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
jurisprudencia concubinato

jurisprudencia concubinato

Ratings: (0)|Views: 8,684|Likes:
Published by jpcuevas81

More info:

Published by: jpcuevas81 on Jan 25, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

06/28/2013

pdf

text

original

 
Consulta sentencias de la Suprema Corte de Justicia
SENTENCIA DEL 15 DE OCTUBRE DE 2008, NÚM. 24Sentencia impugnada: Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación deSan Pedro de Macorís, del 15 de agosto de 2006.Materia: Civil.Recurrente: Valentina Payano Tejeda.Abogado: Dr. Daniel Beltré López.Recurrido: José del Cristo Pilier.Abogados: Dres. José Eneas Núñez Fernández y Guarionex Zapata Güilamo.CAMARA CIVILRechazaAudiencia pública del 15 de octubre de 2008.Preside: Rafael Luciano Pichardo.
Dios, Patria y LibertadEn Nombre de la Repúbl
.blica, la Cámara Civil de la Suprema Corte de Justicia, actuando como Cortede Casación, dicta en audiencia pública la sentencia siguiente:Sobre el recurso de casación interpuesto por Valentina Payano Tejeda,dominicana, mayor de edad, soltera, licenciada en administración de empresasturísticas, cédula de identidad y electoral núm. 028-0018509-8, domiciliada yresidente en el núm. 52 de la calle Manolo Tavares Justo, sector ChiloPoueriet, Municipio Higüey, Provincia La Altagracia, contra la sentencia dictadapor la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación del DepartamentoJudicial de San Pedro de Macorís el 15 de agosto de 2006, cuyo dispositivo secopia más adelante;Oído al alguacil de turno en la lectura del rol;Oído en la lectura de sus conclusiones al Dr. Daniel Beltré López, abogado dela parte recurrente;Oído en la lectura de sus conclusiones al Dr. Guarionex Zapata Güilamo, por síy por el Dr. José Eneas Núñez Fernández, abogados de la parte recurrida,José del Cristo Pilier;Oído el dictamen del Magistrado Procurador General de la República;Visto el memorial de casación depositado en la Secretaría General de laSuprema Corte de Justicia el 8 de noviembre de 2006, suscrito por el Dr.Daniel Beltré López, abogado de la parte recurrente, en el cual se invocan losmedios de casación que se indican más adelante;Visto el memorial de defensa depositado en la Secretaría General de laSuprema Corte de Justicia el 4 de diciembre de 2006, suscrito por los Dres.José Eneas Núñez Fernández y Guarionex Zapata Güilamo, abogados de laparte recurrida, José del Cristo Pilier;Vista la Ley núm. 25 de 1991, modificada por la Ley núm. 156 de 1997 y losartículos 1 y 65 de la Ley sobre Procedimiento de Casación;
 
Visto el auto dictado el 26 de septiembre de 2008, por el magistrado RafaelLuciano Pichardo, Presidente de la Cámara Civil de la Suprema Corte deJusticia, por medio del cual llama a la magistrada Margarita A. Tavares, juez deesta cámara, para integrar la misma en la deliberación y fallo del recurso decasación de que se trata, de conformidad con la Ley núm. 926 de 1935;La CORTE, en audiencia pública del 3 de octubre de 2007, estando presentelos jueces Rafael Luciano Pichardo, Presidente; Eglys Margarita Esmurdoc,Ana Rosa Bergés Dreyfous y José E. Hernández Machado, asistidos de lasecretario de esta Cámara Civil de la Suprema Corte de Justicia, y después dehaber deliberado los jueces signatarios de este fallo;
Considerando
, que la decisión impugnada y los documentos que le sirven desoporte, ponen de relieve que con motivo de una demanda civil en liquidación ypartición de sociedad de hecho incoada por la actual recurrente contra elrecurrido, la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia de laProvincia La Altagracia dictó una sentencia el 11 de octubre del año 2005, cuyodispositivo reza así: ”F. 1) El Juez acumula el fallo sobre el incidente para ser dado conjuntamente con el fondo, en disposiciones distintas; 2) Se ordena lacontinuación de la presente audiencia” (sic); que una vez apelada dichasentencia, la Corte a-qua emitió el fallo ahora atacado, con el dispositivosiguiente: “
Primero:
Declarar, como al efecto declaramos, a la demandanteValentina Payano Tejada carente de un derecho legítimamente protegido,calidad e interés, al tenor del artículo 44 de la Ley núm. 834 del 15 de julio de1978, declarándose irrecibible en su demanda, por los motivos aducidos en elcuerpo de la presente sentencia;
Segundo:
Condenar, como al efectocondenamos, a la señora Valentina Payano Tejada al pago de las costas y seordena su distracción a favor y provecho de los letrados Dres. Brigido Ruiz,Félix Ivan Morla, Luis Ney Soto Santana, Guarionex Zapata Güilamo y JoséAntonio Columna, quienes afirman haberlas avanzado”;
Considerando
, que la parte recurrente propone en apoyo de su recurso, losmedios de casación transcritos a continuación: “Primer Medio: Violación de laley: artículos 451, 452 y 473 del Código de Procedimiento Civil.- SegundoMedio: Violación a la Constitución de la República: artículos 8 y 100.- Tercer Medio: Error causal.- Desnaturalización de los hechos.- Cuarto Medio:Violación del derecho de defensa.- Desnaturalización de documentos.- QuintoMedio: Violación al principio ‘nadie puede enriquecerse a expensas de otro’.-”(sic);
Considerando
, que el primer medio planteado por la recurrente sostiene, enesencia, que la Corte a-qua incurre en una errada apreciación en torno a lasentencia de primera instancia “al reputarla interlocutoria”, la cual se limitó aacumular con el fondo el fallo sobre el incidente de inadmisión de la demandaoriginal, y a ordenar la continuación de la causa, siendo, como se nota, un fallodictado para la sustanciación de la causa, “circunstancia que le asignaindubitable naturaleza preparatoria”, sólamente apelable conjuntamente con lasentencia definitiva sobre el fondo, resultando que la decisión de retener y juzgar en virtud del efecto devolutivo de la apelación, la inadmisibilidadinvocada, como lo hizo la Corte a-qua, la misma “se abre paso a fuerza deanular por falta de motivos una sentencia de naturaleza preparatoria”, por loque dicha Corte incurre en la violación de los artículo 451, 452 y 473 delCódigo de Procedimiento Civil, terminan los argumentos del medio sujeto aexamen;
 
Considerando
, que independientemente de que la Corte a-qua, según constaen su fallo, dispuso anular por una sentencia del 11 de octubre de 2005, por ausencia de motivación, la sentencia apelada que reservó la solución de lainadmisión de la demanda original propuesta por el demandado, y que, envirtud del efecto devolutivo de la alzada, decidió retener para dirimir por símisma esa inadmisibilidad, el estudio del fallo cuestionado revela que, a pesar de que la sentencia intervenida en primer grado tenía ciertamente carácter preparatorio y, por lo tanto, resultaba sólo apelable conjuntamente con ladecisión definitiva, no antes, como expresa la ley, la demandante original,ahora recurrente, omitió proponer formalmente por ante la Corte a-qua lainadmisión del recurso de apelación interpuesto en la ocasión por el hoyrecurrido, lo que se desprende de la página tres de la sentencia atacada,donde se transcriben las conclusiones de la parte apelada, Valentina PayanoTejeda, referidas exclusivamente al rechazo de la inadmisión de la demandaoriginal propuesta por el apelante José del Cristo Pilier, sin referencia alguna,en absoluto, a la naturaleza preparatoria de la decisión apelada, cuestión quedicha parte plantea ahora por primera vez en casación, según se ha visto, yque obviamente no tiene carácter de orden público, por lo que el mediopropuesto es nuevo, y como tal, resulta inadmisible;
Considerando
, que el segundo y tercer medios de casación, reunidos para suestudio por estar vinculados, se refieren, en síntesis, a que cuando la sentenciaobjetada expresa que “la existencia de una unión consensual…, no debe nuncaconfundirse con los efectos que componen un contrato de matrimonio, loscuales rebasan el plano de lo familiar y se extienden a la organización de lamasa común pecuniaria creada por los que deciden “casarse, la Corte a-qua,aduce la recurrente, “desprecia la protección debida a las comunidadeseconómicas derivadas del concubinato more uxorio”, y “despoja deinalienabilidad al derecho de propiedad que sobre el patrimonio común tienenlos concubinarios”, razonamiento aquel que vulnera el principio de igualdad jurídica consagrado en los artículos 8 -numeral 5- y 100 de la Constitución de laRepública, a juicio de la parte recurrente; que la recurrente alega, además, que“habiéndose verificado el concubinato en el marco de una relación duradera,terminó ligando a los convivientes pecuniariamente, dando paso a unaindesmentible confusión patrimonial hasta derivar en una verdadera sociedadconyugal de hecho susceptible de ser partida…”, porque “la recurrente no hapedido la partición de una sociedad de comercio, sino de una sociedad dehecho sui-géneris, por tanto no tenía que hacer las pruebas que la Corte a-quademanda; tal confusión le conduce a la comisión de un error causal que hacontaminado el espíritu del dispositivo de la sentencia recurrida, lo queconstituye una alteración del objeto de la demanda original, y del verdaderosentido de los hechos de la causa: la partición de una sociedad de hechoderivada de un concubinato notario”, lo que caracteriza el vicio dedesnaturalización de los hechos, concluyen los alegatos de los medios encuestión;
Considerando
, que la Corte a-qua desarrolla su pensamiento jurídico sobrelas cuestiones planteadas en el medio de casación antes mencionado, comopaso previo al establecimiento de la falta de calidad y de interés concernientesa la acción emprendida por Valentina Payano Tejeda, actual recurrente, en elsentido de que “el ordenamiento jurídico dominicano ha mostrado preocupaciónpor amparar, de alguna forma, aquellas relaciones que se originan fuera de unmatrimonio, dado el carácter común en los cimientos de la sociedaddominicana de este tipo de uniones, tal como lo demuestran las disposicionesque benefician al (a) compañero (a) de vida de una pensión de sobreviviente, altenor del artículo 51 de la ley 87-01, sobre Sistema Dominicano de Seguridad

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->